Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 1 2006 Sociedad 55 Religión El Vaticano nombró 18 nuevos obispos españoles durante el año 2005 JESÚS BASTANTE MADRID. A lo largo del pasado año, la Santa Sede nombró a 18 nuevos obispos españoles, según los datos ofrecidos por la revista Ecclesia De ellos, trece fueron destinados a diócesis españolas y otros cinco a sedes episcopales de Honduras, Perú y Estados Unidos. Muchos de los nombramientos supusieron en realidad movimientos episcopales, como el paso de Manuel Ureña del Obispado de Murcia al Arzobispado de Zaragoza, o de Ramón del Hoyo (de Cuenca a Jaén) mientras que en otros casos se concedió la mitra a sacerdotes, como Vicente Juan Segura, quien pasó de la secretaría de Estado a la diócesis de Ibiza, o el profesor Raúl Berzosa, actualmente obispo auxiliar de Oviedo. Los últimos obispos designados por Benedicto XVI fueron el auxiliar de Getafe, cargo para el que fue designado el hasta ahora rector del seminario diocesano, Rafael Zornoza, y el nuevo obispo de Cuenca, José María Yanguas. REUTERS El Papa reconoce las limitaciones y errores de los miembros de la Iglesia católica Bautizará en el día de hoy, y por primera vez en su Pontificado, a diez niños b Benedicto XVI quiso dirigir an- Perú, Honduras y EE. UU. De los cinco nuevos obispos españoles designados en el extranjero, tres fueron destinados a Perú. Se trata de Isidro Barrio Barrio, elegido obispo de la diócesis de Huancavélica, en la que trabaja desde el año 1969; Juan Tomás Oliver Climent, nuevo obispo de Requena, quien hasta la fecha era provincial de la Orden Franciscana de Aragón, Valencia y Baleares, y Fortunato Pablo Urcey, nombrado obispo de Chota. En Honduras, el misionero Luis Solé Fa, que sirve en Centroamérica desde 1981, fue nombrado obispo de la Diócesis de Trujillo, mientras que Rutilio del Riego fue designado obispo auxiliar de San Bernardino, en Estados Unidos. Cinco fueron las bajas entre el episcopado español, cuatro de ellas por jubilación y otra por fallecimiento. Además, se produjeron cinco bajas entre los prelados, cuatro por jubilación y una por fallecimiento, el de monseñor José Antonio Infantes Florido, quien falleciera el pasado 6 de septiembre. Los cuatro prelados que han pasado a la condición de eméritos durante 2005 han sido el arzobispo de Zaragoza y ex presidente de la Conferencia Episcopal, Elías Yanes; el obispo de Mondoñedo- Ferrol, José Gea (quien desde hace unas semanas vive como misionero en Perú) Victorio Oliver, emérito de Orihuela- Alicante; y Ramón Echarren, hasta hace unas semanas obispo titular de Canarias. tes del Ángelus un saludo particular a las Iglesias Orientales que hoy celebran la Navidad, y recordó el misterio de los Reyes Magos CRISTINA CABREJAS. S. ESPECIAL ROMA. El Papa Benedicto XVI aprovechó su homilía durante la misa que celebró en la basílica de San Pedro con ocasión de la Epifanía para reconocer las limitaciones y errores de los miembros de la Iglesia católica. En esa homilía explicó que la Epifanía es el misterio de luz, simbólicamente indicado por la estrella que guió en su viaje a los Reyes Magos y cómo la Iglesia está llamada a hacer resplandecer en el mundo la luz de Cristo pero aún así, el Pontífice se detuvo para recordar que a pesar de esta misión no se puede no advertir toda la insuficiencia de nuestra condición humana, marcada por el pecado El Santo Padre prosiguió comentando que la Iglesia es santa, pero formada por hombres y mujeres con sus limitaciones y sus errores y que sólo Cristo, sólo Él, es quien dándonos el Espíritu Santo puede transformar nuestra miseria y renovarnos No es la primera vez que Benedicto XVI asume los errores de los miembros de la Iglesia. Se recuerda su mensaje como cardenal durante el último Via Crucis cuando sorprendió a todos lanzando duras acusaciones: ¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacer- docio, deberían estar completamente entregados a él! ¡Cuánta soberbia, cuánta autosuficiencia! ¡Qué poco respetamos el sacramento de la Reconciliación, en el cual él nos espera para levantarnos de nuestras caídas! La jornada del Papa continuó tras la misa matutina con el tradicional Ángelus desde el balcón del palacio apostólico, que como se viene produciendo en su Pontificado reunió a más de 50.000 fieles, entre ellos 700 figurantes en trajes de época, bandas musicales y grupos históricos y de folklore de la cabalgata de la Befana, la brujita que en Italia trae los regalos a los niños en este día, y que animaron la ceremonia. Adoración de los Reyes Antes del Ángelus, Benedicto XVI volvió a recordar que se celebraba el misterio de la celebración de la Epifanía del Señor, es decir, su manifestación a las gentes, representadas por los Magos, misteriosos personajes llegados de Oriente lo que le llevó a dirigir un saludo particular a las Iglesias Orientales, que hoy celebran la Navidad. El mensaje de los Reyes Magos- Hemos venido para adorarlo -fue el tema El Pontífice instó a los jóvenes a abrir el corazón a Dios y a dejarse sorprender por Cristo que caracterizó la Jornada Mundial de la Juventud que el pasado mes de agosto se realizó en Colonia, por lo que Benedicto XVI quiso recordar también esos días, comentando que aquel memorable evento representó una auténtica Epifanía. De hecho la peregrinación de los jóvenes en su dimensión más profunda, puede ser vista como un itinerario guiado por la luz de una estrella, por la luz de la fe Como en aquellos días, el Papa volvió a instar a los jóvenes a abrid de par en par vuestro corazón a Dios, y dejaos sorprender por Cristo. ¡Abrid las puertas de vuestra libertad a su amor misericordioso! Exponed vuestras alegrías y penas a Cristo, dejando que Él os ilumine con su luz la mente y toque con su gracia vuestro corazón! Después, el Santo Padre recordó también que en la fiesta de la Epifanía se celebra también la Jornada Mundial de la Infancia Misionera, instituida por Pío XII, con el lema los niños ayudan a los niños y explicó que miles de iniciativas de solidaridad vienen sostenidas por la Pontificia Obra de la Infancia Misionera. También yo por mi ministerio- -señaló el Papa- -cuento con la oración de los niños, y de su activa participación en la Misión de la Iglesia El Papa tendrá un encuentro importante con los niños mañana, día del bautismo de Jesús, ya que bautizará por primera vez en su Pontificado a 10 niños en la espléndida Capilla Sixtina, siguiendo la tradición de Juan Pablo II.