Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad SÁBADO 7 1 2006 ABC Salud (Viene de la página anterior) ONCOLOGÍA diarreas agudas asociadas a los rotavirus, pero para expresar la necesidad de la vacuna recurre a un ejemplo muy concreto. Una vez traté el caso de un niño que había contraído el virus. Su madre se quedó atrapada en un atasco de camino a nuestro centro hospitalario. Estaba tan deshidratado y las venas tan obstruidas que hubo que recurrir a un cirujano para abrir una vía de aporte a través del cuello. En Botsuana, este niño hubiera muerto sentencia. Pero, al margen de la estadística y los buenos augurios de ambos ensayos clínicos, los remedios experimentales no han registrado, a priori, efecto secundario alguno en los menores. Éste es un aspecto muy significativo, ya que a finales de los años 90 una vacuna comercializada por Wyeth, Rotashield contra las gastroenteritis infantiles provocadas por rotavirus fue retirada del mercado tras detectarse varios casos de obstrucción intestinal, relacionados con la administración de esta vacuna. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) norteamericano emitió una nota desaconsejando la vacuna. Los datos del análisis indican que existe un vínculo claro entre su uso y la obstrucción intestinal en algunos niños, dos semanas siguientes a la vacunación señalaron. Resuelto, en principio, este contratiempo, para el presidente de los pediatras españoles la comercialización de estas vacunas parece sólo una cuestión de tiempo Hemos superado la retirada de esta vacuna inicial por sus efectos indeseables, lo que hace de estos productos experimentales una nueva herramienta muy segura y eficaz en la lucha contra los rotavirus explica. Sin embargo, Alfonso Delgado prevé un problema de índole económica Un tratamiento intraabdominal eleva la supervivencia ante tumores de ovario La quimioterapia se aplica directamente en la cavidad abdominal b Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han pedido a todos los centros médicos que adopten inmediatamente esta técnica en sus intervenciones MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Pocas veces los estudios médicos resultan tan concluyentes para que el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos pida a todos los centros que adopten inmediatamente la técnica, pero esta vez era cuestión de vida o muerte. Los beneficios de aplicar tratamiento quimioterápico por la vía de la irrigación abdominal, en vez de parenteral, en pacientes con cáncer de ovario en fase avanzada son tales que elevan la esperanza de vida 16 meses más. Para quien no lo sufra, la cifra puede parecer mínima, pero son muchos los medicamentos que se aprueban sólo por su capacidad de alargar la vida en terminos de días o meses. La investigación, dirigida por la doctora Deborah Armstrong, del Centro de Cáncer Johns Hopkins Kimmel (Baltimore) y publicada esta semana en la revista The New England Journal of Medicine está en línea con los resultados de otros tres grandes estudios que le precedieron y cinco menores, lo que ha dejado pocas dudas al gobierno estadounidense de su éxito. El tratamiento no descubre ningún medicamento nuevo, sino que combina dos sustancias ya existentes, paclitaxel Nuevo tratamiento contra el cáncer de ovario La quimioterapia llega directamente al tumor de la cavidad abdominal a través de un dispositivo implantado quirúrgicamente El dispositivo Se inserta bajo la piel cerca de la caja torácica Vía de acceso Piel Está sellado con una membrana de silicona que permite a los médicos inyectar una aguja, a través de la piel y reponer la medicación Catéter Cavidad abdominal Un catéter conectado al dispositivo permite que la quimioterapia se libere en la zona abdominal, cerca del tumor Salida de medicamento CARLOS AGUILERA Dispositivo El tratamiento eleva la esperanza de vida dieciséis meses más Ocho estudios previos respaldan esta investigación que combina dos sustancias Vacuna solidaria Es lo que el doctor Delgado ha denominado como la vacuna solidaria y se explica muy gráficamente. Los problemas asociados a la gastroenteritis aguda no son una grave preocupación en los países desarrollados y si éstos no incorporan y aplican esta vacuna para prevenir las diarreas no conseguiremos el avance deseado asegura. Según el máximo responsable de la Asociación Española de Pediatría, las naciones más pobres no podrán soportar el gasto que supone la comercialización y distribución de la vacuna por sí mismos El precio será tanto más asequible cuanto más difusión tenga y cuando más la utilicemos nosotros señala. En ese sentido, Delgado cree que para acabar con los cientos de miles de muertos que todavía provocan los rotavirus en el mundo es necesaria una visión generosa y universal para proteger el magnífico futuro que les espera a estos dos productos. Una terapia de aparente sencillez, pero con amplios efectos secundarios Pese a su aparente sencillez, el tratamiento de irrigación abdominal no está exento de efectos secundarios, que incluso pueden anticipar la muerte debido a una infección (cuatro fallecimientos en el primer grupo, frente a cinco en el experimental) Con las altas dosis de medicamento que se utilizan aumentan también los problemas nerviosos, de fatiga, fiebre y dolor, amen de que toma mucho más tiempo y resulta más molesto. No se puede decir que sea lo peor del mundo, pero desde luego te vuelves un poco irritable contó al The New York Times Ann Heriques, una de las pacientes que recibe este tratamiento en el Memorial Sloan- Ketterin Center de Nueva York. El avance se considera especialmente revelador al aumentar las esperanzas de un tipo de cáncer que resulta más mortal por la falta de aviso. La mayoría de sus víctimas suelen estar ya en estado avanzado cuando son diagnosticadas en la consulta del médico. Esto se debe a su ausencia de síntomas, que puede dar años de ventaja al tumor. Incluso cuando se dan, estos síntomas suelen ser tan vagos que pueden confundirse con problemas de alimentación (vientre hinchado, aumento de peso, problemas intestinales, etcétera) Para cuando el cirujano abre, el cáncer se ha propagado a través de las glándulas linfáticas a los intestinos, riñones y otros órganos que complican mucho más la situación y dejan pocas esperanzas de vida. Se considera que una de cada 70 mujeres padecerá a lo largo de su vida cáncer de ovario, cuya incidencia es la cuarta después del de mama, el intestinal y el de pulmón. y cisplatin, y las inyecta de forma intensiva en la cavidad abdominal a través de un catéter. Básicamente, se trata de poner el cáncer a remojo en estos químicos que destruyen las células contaminadas. El requisito indispensable es que la paciente haya sido operada por un cirujano experto en ginecología oncológica que debe haber extirpado cuidadosamente todo el cáncer posible, para que las partes restantes sean tan pequeñas que el líquido pueda penetrar profundamente en ellas. Idealmente, el tamaño de los tumores restantes no debe tener un diámetro mayor de 0,39 pulgadas (equivalente a 9,9 milímetros) Requisito, un cirujano experto Los expertos apuntan que la mitad de las mujeres operadas suelen caer en manos de un ginecólogo o un cirujano, en lugar del especialista apropiado. Todas las mujeres que participaron en el estudio citado habían pasado por el quirófano antes de empezar el tratamiento intraperitoneal. La gran mayoría de las 415 pacientes seleccionadas tenía entre 41 y 70 años de edad. De ellas, la mitad aproximada, 210, recibió sólo el tratamiento habitual de quimioterapia por vía parenteral, mientras que al resto se le suplementó a través de un dispositivo implantado bajo la piel, a la altura de las costillas, cuyo catéter permite a los médicos irrigar el abdomen. El procedimiento se repitió seis veces en todos los casos, con intervalos de tres semanas. La mitad del primer grupo falleció cuatro años después, mientras que la mitad del segundo sobrevivió casi cinco años y medio. Del primer grupo, 78 mujeres siguen con vida, en comparación a 93 del segundo.