Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 1 2006 Sociedad 51 Salud Desarrollada una vacuna contra la diarrea que salvará la vida de medio millón de niños cada año La eficacia del fármaco contra las gastroenteritis provocadas por rotavirus roza el cien por cien b El rotavirus es un virus democrático que afecta a todos los menores del planeta, pero en los países en vías de desarrollo la infección puede ser mortal JORGE SÁINZ MADRID. Tal día como hoy, en cualquier rincón del mundo hay 200 millones de personas afectadas por algún tipo de gastroenteritis aguda o gripe estomacal. Mañana, la cifra será la misma. De toda esta ingente cantidad de pacientes, cada año son tres millones los niños de todo el planeta los que padecen síntomas de diarrea aguda, vómitos y deshidratación a causa de la variante más grave de esta enfermedad digestiva provocada por los llamados rotavirus. Y, lo más grave, unos 500.000 menores de entre cero y cinco años, la gran mayoría de países en vías de desarrollo, mueren al año por una dolencia que en nuestro búnker occidental, siendo virus idénticos, es tan sólo un trastorno anecdótico y en ningún caso mortal. Es una enfermedad democrática, porque se manifiesta por igual en cualquier rincón del mundo. Eso sí, como salta a la vista, sus consecuencias son absolutamente desiguales. Por esa razón, el éxito de dos modelos diferentes de vacuna probados contra la gastroenteritis causada por las cinco cepas más comunes de rotavirus ha supuesto ahora un importante paso adelante para acabar con esta estadística. Los investigadores han demostrado en sendos estudios realizados con más de 120.000 niños en total- -unos 60.000 cada uno- que el porcentaje de éxito de estos fármacos experimentales rozan el cien por cien. Es un descubrimiento extraordinario e importantísimo y puede permitirnos enterrar esta nefasta estadística señaló a ABC el presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP) Alfonso Delgado. Una niña recibe una vacuna administrada por vía oral la multinacional GlaxoSmithKline (GSK) fue bautizada con el nombre de Rotarix. Se administra en dos dosis orales separadas por uno o dos meses de diferencia. Más de 30.000 niños tomaron el fármaco activo, mientras que otros tantos recibieron placebo- -una sustancia que carece de propiedades farmacológicas efectivas- El éxito fue rotundo y logró prevenir en el 85 por ciento de los casos las diarreas y los vómitos, aunque alcanzó un cien por cien en las gastroenteritis más graves. El grupo de estudio, coordinado por Miguel O Ryan, de la Universidad de Chile, que estuvo hace tres meses en España para adelantar los esperanzadores resultados de esta vacuna, desarrolló su trabajo con menores de once países diferentes de Hispanoamérica y REUTERS Los rotavirus son responsables del 50 de las diarreas infantiles La idea es inmunizar a bebés en los primeros seis meses de vida de Finlandia. La protección es eficaz, reduce la tasa de gastroenteritis por cualquier causa y no se asocia a un aumento en los casos de obstrucción intestinal concluyó O Ryan. La segunda vacuna, desarrollada por Merck Co. se encuentra en la tercera fase del estudio y su porcentaje de éxito tras haber sido probada en cerca de 65.000 niños de entre seis y doce meses (la mayoría, en este caso, de países industrializados) ha sido rotundo. Las hospitalizaciones y las emergencias por los síntomas asociados a la gastroenteritis por rotavirus se redujeron en estos menores en un 95 por ciento. Esta vacuna también se administra por vía oral, en tres dosis que deben ingerirse en intervalos que oscilan entre cuatro y diez semanas. Más de 50.000 casos en EE. UU. El doctor Paul Offit es el jefe del departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Filadelfia y uno de los integrantes del grupo de Merck. Asegura que en Estados Unidos unos 55.000 niños ingresan cada año a causa de las (Pasa a la página siguiente) Dos estudios diferentes Los trabajos, uno finalizado y otro todavía en curso, fueron publicados esta misma semana en la revista The New England Journal of Medicine -están disponibles en inglés en www. nejm. org- -y los resultados son concluyentes. La idea es inmunizar a los bebés en los seis primeros meses y protegerlos durante el primer año de vida, un periodo crítico para la supervivencia de los pequeños. Los rotavirus están detrás del 30- 50 de las diarreas infantiles que precisan hospitalización y, además de evitar estos ingresos, el objetivo sería también evitar los contagios en los adultos que conviven con niños de corta edad. La primera vacuna, preparada por Los pediatras españoles calculan los costes de la gastroenteritis La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha puesto en marcha estos días un estudio para calcular los costes económicos directos e indirectos asociados a las gastroenteritis infantiles provocadas por rotavirus. Las diarreas, los vómitos o la fiebre de los bebés aumentan, por ejemplo, el gasto en pañales y medicinas. Pero además, conlleva ausencias constantes de los padres en sus respectivos puestos de trabajo asegura Alfredo Delgado, presidente de la AEP. Delgado coordina este peculiar análisis junto al doctor Francisco Giménez y su idea es hacer un retrato certero de la influencia de esta enfermedad. Casi todos los niños españoles que tengan cinco años habrán padecido, en mayor o menor medida, estos síntomas. No es un problema de enorme gravedad para la salud, independientemente del evidente fastidio, pero lo que sí pretendemos es calcular cuánto dinero nos cuesta dice Delgado. El presidente de los pediatras considera que lo más injusto es que siendo el mismo virus en otros países más pobres los niños se mueran Aquí somos capaces de diagnosticar en consulta, sin necesidad de hacer un cultivo, si las diarreas de un bebé están provocadas por rotavirus. Así debería ser en todo el mundo concluye.