Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6 1 2006 Espectáculos 59 Steven Soderbergh Popular humorista norteamericano Los ladrones más atractivos regresarán en Ocean s thirteen El estudio Warnes Bros. prepara Ocean s thirteen la tercera parte de las aventuras de Danny Ocean, encarnado por George Clooney, informó la revista Variety El productor Jerry Weintraub recibió el guión para esta nueva película, que, como las dos precedentes, Ocean s eleven (2001) y Ocean s twelve (2004) estará dirigida por Steven Soderbergh, ganador de un Oscar por Traffic Jon Stewart presentará el 5 de marzo la ceremonia de los Oscar El popular humorista estadounidense Jon Stewart, de 43 años, será por primera vez en su carrera el presentador de la ceremonia de los Oscar (78 edición) el próximo 5 de marzo en Hollywood, anunció ayer la producción del evento. Stewart conduce desde 1999 en Estados Unidos el influyente programa The Daily Show una parodia informativa en el canal Comedy Central. La joya de la familia El efecto Mulroney Estados Unidos, 104 m. Director: Thomas Bezucha Intérpretes: Sarah Jessica Parker, Diane Keaton, Claire Danes, Dermot Mulroney, Craig T. Nelson FEDERICO MARÍN BELLÓN Daniel Auteuil encañona a Gerard Depardieu, en una escena de Asuntos pendientes Cinta policíaca del mejor cine francés, con una atmósfera turbia, zancadillas en pos del poder, ambientes más bajos y tenebrosos que las peores alcantarillas e interpretaciones medidas de Daniel Auteuil y del incombustible Gerard Depardieu Carreras de crueldad TEXTO: JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Esto sí es más propio del cine francés que la acción pura y dura que a veces nos exportan los vecinos del norte. Es lo sutil, lo que está debajo del simple culatazo en la cabeza y mucho más allá del cráneo roto. Es el politiqueo, la lucha por el ascenso y una visión amarga y permanente, la que destila toda la cinta de Olivier Marchal, un ex policía que se metió a director de cine. Es esto algo que se nota a lo largo de toda la película, Asuntos pendientes el retrato exacto de los bajos fondos, las aguas sucias, las zancadillas y el odio latente entre compañeros que rivalizan por el poder y también por el amor de una mujer. La historia le vino dada a Marchal ha tiempo, cuando se le ocurrió hacer un homenaje al inspector Dominique Loiseau, que era miembro de la BRI (Brigada de Investigación e Intervención) ex Brigada Antidelincuencia Organizada, y que participó en el desmantelamiento de la Banda de los Postizos El relato, con un ritmo tre- mendo, va y viene de un lado y de otro con una crueldad permanente en cada escena, con continuas alternativas y tremendas zozobras, todo en un tono gore, oscuro, dramático y tenebroso. Marchal ha querido trazar la historia de los dos policías casi con exactitud, como pasó en la vida real, aunque ha conseguido dotar a la cinta de algo más que la pura narración de lo que sucedió, la trastienda sucia y horrenda que envilece a ambos. Lucha de titanes Se percibe cómo en la lucha de ambiciones a uno se le va el alma y la familia en el empeño, y al otro se le espera más allá del triunfo temporal, cuando les llegue el San Martín que, indefectiblemente, alcanza a todo cerdo. Pero, por encima de los vaivenes argumentales de la cinta, están la atmósfera tremendamente turbia, el cansancio de todo lo visto por los protagonistas y... los actores, que son la bomba. A la sobriedad ya sabida de Daniel Auteuil se une la fantástica interpretación de Depardieu, un animal salvaje, capaz de devorar todo lo que se le ponga delante con su tremenda versatilidad. En este trabajo, aun contenido, destila un salvajismo que da miedo en el mismo silencio, cual acecho del animal más peligroso. Es en este aire en el que Depardieu crea una inquietud más allá de lo racional, donde Marchal introduce el elemento femenino para enconar la rivalidad de los dos protagonistas y llevar el enfrentamiento a lo personal, ya que el personaje interpretado por Valeria Golino ha elegido a uno de ellos huyendo de ese lado oscuro que se intuye en Gerard Depardieu. La cinta, nominada para todos los Césares habidos y por haber, es de una altura notable, por todas las sensaciones que desprende, por el vistazo somero y crudo que se hace de la Policía corrupta y por el sabor mucho más amargo que dulce que deja en el paladar. Película (pre) navideña pero nada ñoña, romántica y sin embargo poco empalagosa, divertida y nada zafia, falla en lo que debería ser su punto fuerte, el reparto. Una sola pieza secundaria, la del panoli Dermot Mulroney, hace que la estructura entera no encaje, como un mueble de Ikea con una tablilla defectuosa. El tipo lleva a casa, para pasar en familia el Día de Acción de Gracias, a su nueva novia, una estirada Sarah Jessica Parker que choca desde el primer instante con los anárquicos Stone. Lo mejor de la película es que el hogar huele a auténtico, pese a que en torno a la mesa se reúna un grupo que parece salido de un anuncio de la Unesco, con un hijo sordomudo y homosexual, cuyo encantador novio es negro. Thomas Bezucha consigue ligar su salsa, repleta de ingredientes, y transmitir con sentido del humor lo mal que recibe un grupo tan heterogéneo a una ejecutiva de la gran ciudad, personaje que es la Ojalá nos perfecta continuallegaran de ción del que hizo famosa a la protagoHollywood más comedias nista de la serie Sexo en Nueva con el toque York El fallo de la transgresor cinta es que no exisque tiene ésta te la necesaria identificación con el antipático Mulroney, por lo que sus desvelos para que su futura esposa aterrice con suavidad en un terreno tan irregular al espectador le importan un pimiento. La buena noticia es que los otros actores han sido mucho mejor elegidos y que cada uno aporta su granito para que acabemos queriendo a la familia Stone, incluidas sus nuevas incrustaciones, aunque la aparición en escena de Claire Danes conduzca a un final que, pese a todo, no es tan obvio como amenazaba. Diane Keaton y Craig T. Nelson están espléndidos como padres, Rachel McAdams tiene un papel que es un bombón y hasta Luke Wilson, al que cuesta no asociar con un tipo de cine poco refinado, resulta de lo más convincente. No será el título del año, pero ojalá nos llegaran de Hollywood más comedias con el toque transgresor que tiene esta película.