Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura VIERNES 6 1 2006 ABC MAÑANA, EN ABCD LAS ARTES Y LAS LETRAS Paradojas editoriales Aniversario Campos de batalla www. abc. es abcd Siglo XX Siete escritores españoles de muy diversa procedencia y con diversos públicos se enfrentan a un cuestionario en torno a asuntos como para qué y para quién escriben, el valor de la crítica, las lealtades y el compromiso Los pequeños sellos marcan la diferencia Frente a los lamentos de los grandes se alza una paradoja de la edición española: en los últimos años han irrumpido decenas de pequeños sellos, con un público selecto y calidad incuestionable Veinticinco años del Guernica en España Hace 25 años llegaba a España el Guernica de Picasso, obra clave del siglo XX, que pasó de icono de una dura etapa de la historia española a símbolo universal. ABCD analiza ese itinerario cultural Cine bélico hoy, el lado oscuro de la épica Antes, durante y tras la Segunda Guerra Mundial, el Ejército en el cine se asociaba a términos como sacrificio y heroísmo. Vietnam cambió eso: el cine bélico se hizo crítico y torturado, y continúa siéndolo El gran sueño operístico de Benjamin Britten El inglés Benjamin Britten es uno de los pocos músicos de la segunda mitad del siglo XX que han logrado un puesto estable en el repertorio lírico. ABCD analiza las líneas maestras de su legado operístico LA COLECCIÓN DEFINITIVA Beethoven y sus tres estilos Mañana, con ABC, nueva entrega de la colección de Deutsche Grammophon b Este nuevo volumen contiene los conciertos para piano números 2 y 5, Emperador y las sonatas para piano números 13; 14, Claro de luna y 15, Pastoral ANTONIO IGLESIAS MADRID. Bajo este mismo título, Beethoven et ses trois styles su autor, el comentarista ruso, Wilhelm von Lenz (1809- 1883) entusiasta beethoveniano, se atrevió a poner barreras al campo, dividiendo la obra del genial músico de Bonn en tres maneras o estilos, de acuerdo con las cuales, la primera sería la de un periodo de influencias la segunda la personal y la tercera como superación de una personalidad recordándolo muy de memoria para citarlo aquí. La imposibilidad de una tal clasificación siempre nos resultará equívoca, sino en sus totales enunciados sí en aquellas excepciones de nada difícil hallazgo. Y tal ocurre con las cinco obras aquí reunidas en esta nueva entrega de la colección ofrecida por ABC: las sonatas para piano números 13, 14 y 15 (las tres últimas del primero de los dos volúmenes que contienen la colección completa de treinta y dos) y los conciertos para piano y orquesta 2 y 5 del total de los cinco escritos por Beethoven para esta modalidad. El propio compositor nos aclara un equívoco, intitulando a las dos primeras sonatas antes citadas como quasi una fantasía rompiendo con ello los moldes tradicionales como no era infrecuente en él. Sus titulaciones exactas son: Sonata núm. 13, en mi bemol mayor, opus 27 núm. 1 y Sonata núm. 14, en do sostenido menor, opus 27 núm. 2 Están dedicadas a la prin- Fuente de Duchamp Un hombre ataca en el Pompidou el célebre urinario de Duchamp, que ya dañó en 1993 ABC PARÍS. Un hombre de avanzada edad fue detenido el miércoles por haber golpeado con un martillo la conocida obra de arte de Marcel Duchamp titulada Fuente representada por un urinario y que estaba expuesta en el Centro Pompidou como parte de la muestra Dadá En 1993, el detenido, de 77 años y que se considera artista, ya había intentado destruir esta misma obra, creada en 1917 por Marcel Duchamp, y expuesta entonces en la localidad francesa de Nimes. Mientras visitaba la exposición el miércoles por la mañana, sacó un pequeño martillo de su bolsillo, la emprendió a golpes contra el urinario y consiguió desconchar ligeramente la cerámica de la pieza. Después fue arrestado por los agentes de seguridad del Pompidou. El museo ha presentado una denuncia y la obra ha tenido que ser retirada para su restauración. Una grabado de Beethoven en plena madurez como compositor cesa de Liechenstein y a la condesa Giulietta di Guicciardi respectivamente. supone una auténtica cima dentro del repertorio para piano y orquesta. El Concerto núm. 5, en mi bemol mayor, opus 73 que se abre en su Allegro y primer tiempo con el aparato virtuosista de su época, constituye un espacio sinfónico por excelencia, con el solista insistente en el arpegio y las octavas, luego con la Cadenza escrita por el propio autor. Corresponde al tutti la apertura del segundo tiempo, que opone un carácter lírico tintado por una contemplación lindante con lo religioso. Se ligará al tercer tiempo para confrontar con lo impetuoso, los fortissimi y piano mezclados entre sí, en el enunciado de su primer tema y el casi imposible Più allegro exigido por su arrolladora conclusión. Conciertos para piano Y si las treinta y dos sonatas para piano suponen el más elocuente ejemplo de las maneras o estilos que Lenz halló para su clasificación beethoveniana, los cinco conciertos para piano y orquesta, incitan al seguimiento de los mismos. Está muy claro que el segundo, que se anuncia como Concerto núm. 2, en si bemol mayor, opus 19 vuelve al primer capítulo de influencias a lo largo de sus tres tiempos, la de Haydn la más acusada. En cuanto al quinto, reconocido como Emperador una de las páginas más señaladas de cuantas componen su catálogo,