Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional VIERNES 6 1 2006 ABC 20.15 Elementos utilizados para inmovilizar a las víctimas Bridas Cinta americana 1. -Pasadas las 20 horas, ocho jóvenes logran saltar el muro que rodea la vivienda de la familia Ferri, a unos 200 metros de un cuartel de la Guardia Civil y dotada con sistemas de vigilancia como cámaras y alarma 2. -Los atracadores llegan a la casa del guarda, situada a pocos metros de la vivienda principal. Tras amordazar al cuidador y a su hijo se hacen con las llaves del chalé Armas de los asaltantes 3. -Una vez en el interior de la casa maniatan y amordazan a la mujer y amenazan al empresario, al que exigen que les entregue todo el dinero y objetos de valor Un empresario mata a dos de los atracadores que entraron en su casa y golpearon a su familia Ramírez Luna prestará declaración el lunes y el juez decidirá si es procesado por matar a los delincuentes muertos es venezolano y el segundo de algún país de Europa del Este; los otros seis asaltantes huidos aún no han sido detenidos, pese al amplio dispositivo LUZ DERQUI CANALS. Lo que comenzó como una noche más en el domicilio de los Ferri en Canals, a setenta kilómetros de Valencia, se convirtió en un dramático baño de sangre que terminó con dos asaltantes muertos y el propietario herido por arma blanca, como informó ayer ABC en su segunda edición. Todo comenzaba pasadas las ocho de la tarde del miércoles, cuando ocho jóvenes con al menos una pistola y varias armas blancas lograron saltar el muro de la vivienda familiar, un chalé situado en el casco urbano de la localidad que cuenta con todos los sistemas de seguridad, incluidos alarma y cámaras de vigilancia, y localizada a pocos metros de la fábrica Ferry s, que fundó la familia. Varios testigos confirmaron que habían visto cómo varios jóvenes merodeaban por las inmediaciones de la casa. Me extrañó porque no era gente del pueblo, estaban vestidos de oscuro e iban de un lado a otro de la acera, no como la gente que a diario pasa caminando deprisa. No me gustó su aspecto, por eso pasé el cerrojo de mi casa relataba una vecina. Los ocho jóvenes encapuchados conseguían llegar hasta la casa del guarda, que en ese momento se encontraba con su hijo. Tras amenazarles, los asalb Uno de los tantes se hicieron con las llaves de la vivienda principal, donde sorprendieron al matrimonio y a uno de sus hijos. Los atracadores ataron y amordazaron a Beatriz Ferri, la mujer del empresario, reclamando al marido que les entregara todo el dinero y los objetos de valor, a la vez que les propinaban varios golpes y proferían amenazas. Francisco Ramírez Luna les hizo creer que accedía a sus reclamaciones y afirmó que tenía todo guardado en el piso de arriba, por lo que dos de los atracadores le acompañaron mientras el resto se quedaba vigilando. Una vez en la habitación se dirigió a un armario, pero en lugar del dinero sacó la pistola con la que se enfrentó a sus secuestradores. En ese momento, víctima y agresores se enzarzaron en un forcejeo durante el cual el empresario recibió un navajazo en el abdomen, a pesar de lo cual se defendió disparando contra Un furgón funerario entra en la finca en la que se produjeron los hechos F. GARCÍA El empresario Francisco Ramírez Luna La decadencia de una emblemática familia VALENCIA. Francisco Ramírez es marido de la hija de uno de los fundadores de la empresa Ferry s, un negocio que arrancó en 1928. Fueron los hermanos Vicente y Salvador Ferri quienes con un molino y una fábrica de algodón arrancaron el negocio que finalmente sería gestionado por uno de sus nietos, hasta la hecatombe que derivó en su venta. La familia ha estado también marcada por la tragedia. Salvador falleció en un accidente de coche y se hizo cargo del negocio Vicente, quien murió de igual modo años más tarde dejando a su mujer embarazada de siete meses y a seis hijos pequeños, uno de los cuales también desaparecería víctima de la carretera. Al parecer, actualmente la fortuna y el patrimonio logrado durante años por el principal fundador del negocio ha menguado para hacer frente a otras necesidades, como deudas y pagos personales. sus asaltantes. En el exterior, varios vecinos pudieron escuchar los disparos pero no le dieron importancia, ya que pensaron que se trataba de tracas con las que se celebraban los goles del partido Valencia- Villarreal. No podían imaginar lo que ocurría en el interior de la casa, donde el empresario había vaciado el cargador y había matado en el acto a uno de los atracadores y herido de gravedad al otro, quien consiguió salir de la vivienda y llegar a la parte trasera del amplio jardín, donde murió desangrado apoyado en un árbol. Los disparos disuadieron al resto de los asaltantes, que huyeron de la finca. La Guardia Civil ya había sido alertada, ya que el guarda de la casa había conseguido dar la alarma. Pero cuando finalmente, pasadas las nueve de la noche, llegaron a la vivienda, únicamente se encontraron con los dos cadáveres, con el empresario herido y tanto la mujer como el casero y su hijo muy alterados por lo sucedido. La identificación de los atracadores fallecidos reveló que uno era de nacionalidad venezolana y el otro posiblemente de Europa del Este, según fuentes de la investigación. Por su parte, el empresario fue ingresado en el hospital de Játiva con una herida superficial de arma blanca en el abdomen, un leve traumatismo craneoencefálico y un es-