Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6 1 2006 Nacional 15 Evo Morales quiere cambiar las políticas económicas y estructurales con el voto y no con la bala Por eso justificó que en su país no exista una guerrilla como Sendero Luminoso o las FARC colombianas: porque comparten los objetivos, pero no los medios para alcanzarlos Me llame Evo, no más TEXTO: RAMÓN PÉREZ- MAURA FOTO: EPA MADRID. Su ya característico jersey se vio reemplazado ayer por un chándal azul de nylon con el lema de su partido, el Movimiento al Socialismo, en la espalda: Somos MAS No se lo quitó en todo el desayuno que a base de un roscón de Reyes con chocolate le ofreció el Real Instituto Elcano, rodeado de investigadores, representantes de los patronos del Instituto y miembros de la Administración. Cuando ya sentados a la mesa el presidente del Elcano, Gustavo Suárez Pertierra, le dirigió un amable Señor presidente, gracias por venir... Morales le cortó con un expresivo Me llame Evo, no más En ese tono se apresuró a recordar las políticas de exterminio de los indios durante la colonia para luego afirmar que no quiere hablar de cómo reparar daños de 500 años y apostillar más tarde que el movimiento indígena apuesta a que esta victoria, si no para 500 años, al menos sí lo es para 50 No explicó si el movimiento indígena puede estar encarnado por otra persona en las próximas presidenciales, o si hará lo necesario para poder ser él de nuevo candidato. O si, puestos a reformar la Constitución, tampoco harían falta más elecciones. O quizá Bolivia llegue a ser otro tipo de democracia para la que ya tiene modelo: No me cuesta decir que admiro muchísimo a Fidel Castro, que nos enseñó a gobernar con dignidad. Fidel no es un dictador porque en Cuba sólo se puede gobernar con el 50 por ciento más uno de los votos. Y Fidel los tiene En esa línea entró en el elogio del régimen del presidente Chávez, del que resaltó como ejemplo de su virtud que allí, con menos de dos dólares puedes llenar el tanque del vehículo de gasolina. En Bolivia te cuesta 30 Y del presidente Rodríguez Zapatero sólo dijo admirar cómo había retirado las tropas españolas de Irak. Ante la pregunta sobre sus planes en relación con las inversiones del sector de hidrocarburos, quedaron pocas dudas de que en este momento piensa nacionalizarlo: En el pasado lo hicieron los generales, ahora nos toca a los indígenas fue una de sus justificaciones. Morales sentenció- -siempre con tono casi meloso y esbozo de sonrisa- -el derecho de propiedad sobre los recursos naturales que tienen los bolivianos, por lo que sus recursos no pueden ser entregados a las multinacionales sino que deben ser nacionalizados. Pero sí necesitamos socios que quieran estar al 50 por ciento sin que perdamos el derecho de propiedad A esos potenciales socios les mandó otros recados para que se hagan a la idea de cuál será el escenario: La ganancia debe ser también para el Estado la propiedad en boca de pozo se va a terminar y, concluyó: Si les es conveniente bien y si Morales fue recibido en Bruselas por el responsable de las relaciones exteriores de la Unión Europea, Javier Solana no, también Más tarde, Carlos Villegas, asesor económico de Morales, resaltó su posición amplia de diálogo con la petrolera en referencia a Repsol- YPF, pero justificó sus intenciones poniendo como ejemplo el que varios proyectos gubernamentales de exportación de gas natural a Argentina y Brasil se han cerrado a un precio de 3,2 dólares el millón de metros cúbicos. En la libre comercialización de las empresas que están en Bolivia el precio es de 1,4 dólares por esa cantidad, mientras que por esa cuantía, en California se paga entre 12 y 14 dólares Más allá de que con toda seguridad Repsol nunca definiría como libre comercialización el estado de su explotación de gas natural en Bolivia, sino que ese precio es fruto de la intervención, hubo que recordar al asesor de Morales que el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada venció en las presidenciales de junio de 2002 y fue derrocado el 17 de octubre de 2003 por una revuelta popular encabezada por Evo Morales en la que se denunciaba su intención de vender el gas... a California. Morales adujo en su defensa que el problema era que Sánchez de Lozada pretendía que fueran las empresas privadas las que hicieran la operación, mientras que él quiere un acuerdo entre Estados. En su desbordante optimismo, Morales afirmó su seguridad de que se arreglará el diferendo con Chile para lograr una salida al mar para su país: La Iglesia Católica lo quiere y también sectores del partido del presidente Lagos Y toda la intervención de Morales estuvo salpicada de afirmaciones muy esclarecedoras sobre a dónde se dirige el nuevo Gobierno boliviano. Este triunfo del MAS ha costado sangre, luto el modelo neoliberal no es solución en Latinoamérica: el Estado debe ser el actor central para evitar que haya inflación hemos conversado con la banca privada los gobiernos antiliberales son los medalleros del crecimiento económico Todo eso concluyó con esta afirmación: Después de escuchar a Zapatero estoy convencido de que Bolivia es viable El grupo Prisa parecía mi jefe de campaña Tras reunirse ayer con el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, Morales afirmó como muestra de la buena posición de las empresas españolas en Bolivia que el grupo Prisa parecía ser el jefe de campaña del Movimiento al Socialismo de Evo Morales Así, explicó que antes de su compra por Prisa, un grupo de comunicación satanizaba totalmente a los movimientos sociales y cocaleros e impulsaba una campaña sucia en su contra, todo lo cual cambió con el grupo español. Ayer, Morales también fue recibido en Bruselas por el alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, quien le pidió seguridad jurídica para las inversiones extranjeras. Quienes no recibirán a Morales serán el presidente de la CE, Durao Barroso, ni su comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero- Waldner, ya que ambos están de vacaciones. En el pasado nacionalizaron los generales. Ahora nos toca hacerlo a los indígenas Fidel no es un dictador porque en Cuba sólo se puede gobernar con el 50 por ciento más uno de los votos