Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 6 1 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en TRIBUNALES Y CONSEJOS POLITIZADOS UANDO la economía va mal los políticos privatizan las empresas que otros políticos nacionalizaron años antes porque las cosas también iban mal. Pero como no se resignan a hurgar en la economía, ni a prescindir de los jugosos cargos que las empresas públicas proporcionan a los partidos, cuando privatizan cometen dos crímenes de lesa incompetencia primero, se reserLUIS IGNACIO van una acPARADA ción de oro, que les permite decidir lo que tiene que hacer la empresa privatizada; segundo, crean lo que eufemísticamente denominan un regulador que no regula sino que impone, y un Tribunal sin que ninguno de sus miembros sea juez. Y en ese regulador y ese Tribunal colocan a simpatizantes que no se opondrán a su empeño de seguir mandando. Para no dejar ningún fleco al control de las empresas del Estado, que los gobernantes venden a los particulares para tapar agujeros, añaden otras dos ignominias: regulan los precios y crean un Consejo sectorial (Energía, Telecomunicaciones, etc. en el que sientan a devotos de la ideología que en ese momento esté en el poder, cuyo asesoramiento, como es obvio se limita a decir: A sus órdenes Y, por si acaso, se reservan una última carta marcada: el consejo del Consejo y la sentencia del Tribunal no son vinculantes. No hay que escandalizarse: pasa en todo el mundo. Pero cuando nos pilla más cerca nos indigna. No debería extrañarnos, pues, que ayer el Tribunal de Defensa de la Competencia, designado en tiempos del PP, pidiese al Gobierno del PSOE que rechace la OPA de Gas Natural sobre Endesa cuando el Consejo Nacional de la Energía, nombrado bajo el mandato del PSOE, la autorizó días antes con algunas condiciones. ¿Y ahora que hace el Gobierno? Hará lo que le dé la gana, claro. Pero si hace caso a los miembros del Consejo estará propalando que los del Tribunal son unos incompetentes y si hace lo contrario pondrá en ridículo a los que él mismo nombró para que defendieran sus intereses. Siento amargarles el día, pero es así. Aclaración de Francisco Vázquez Acogiéndome al derecho de rectificación, deseo expresar mi profundo malestar y mi queja por las informaciones que, referidas a mi persona, se encuentran en su periódico del 23 de diciembre en su edición de Galicia, en la página 24, en el último párrafo de un comentario firmado por Alfredo Aycart, y en la página 26 en el titular de la noticia en la que se dice que en mi condición de alcalde de La Coruña me atribuyo en exclusiva la construcción del Puerto Exterior coruñés en el discurso que, con motivo de las fiestas navideñas, pronuncié ante las distintas instituciones de la ciudad. Dicha información es claramente falsa. En dicho acto compartía la presidencia con los distintos presidentes de la Junta de Obras del Puerto de La Coruña, que han trabajado en aras de la consecución de este importante proyecto desde 1983. En mi discurso señalé las dificultades que tuvimos para conseguir tan importante obra e indiqué la falta de apoyos que tuvimos en numerosas ocasiones e indiqué que se trabajó con distintos gobiernos a efectos de conseguir dicha obra. En su momento, incluso a través de bandos, expresé el reconocimiento hacia las personas que ayudaron y colaboraron en tan importante proyecto, algunas pertenecientes a gobiernos anteriores de la etapa del Partido Popular y otras, responsables políticos del actual gobierno del Partido Socialista Obrero Español. Y asimismo, públicamente indiqué quiénes se opusieron a dicho proyecto, tanto en las etapas de gobierno del Partido Popular como en las del Partido Socialista Obrero Español. Lamento que su periódico caiga en una tergiversación y manipulación tan lamentables, y le reitero mi profundo malestar. Francisco Vázquez Vázquez. La Coruña. C tro sistema de libertades estuviera completo, que se pudiera someter a una votación a mano alzada si un determinado hecho ha sucedido o no y por lo tanto que se pueda contar o no. Es posible que así sea. Quizá porque en democracia no se pueda hablar del hundimiento de un barrio como consecuencia de una mala ejecución de una obra pública; o no se pueda denunciar las corruptelas afianzadas durante lustros de cobrar un determinado porcentaje de esas (u otras) obras. Quizá sea porque la democracia consista en decir amén a una ley de educación que pone las bases para licuar cualquier atisbo de esfuerzo por parte de los estudiantes. Quizá sea porque la democracia consista en definir familia como cualquier tipo de unión entre personas. Quizá sea porque la democracia consista en incluir a las familias numerosas entre los colectivos molestos junto a los gitanos, estudiantes, personas de extrema izquierda, alcohólicos, personas de extrema derecha, personas con problemas psíquicos o inmigrantes (CIS) ¡Cuán equivocado estaba al pensar que la democracia era un sistema de defensa de la libertad de todas y cada una de las personas que conforman la sociedad! Juan López Martínez. Rivas Vaciamadrid (Madrid) La transparencia del Gobierno Aún recuerdo la flamante campaña electoral que realizó el PSOE en la que, entre muchas otras promesas, dicho partido se comprometía a ofrecer absoluta transparencia en caso de llegar al Go- bierno. Según La Real Academia Española, transparente significa claro, evidente, que se comprende sin duda ni ambigüedad La falta de claridad, escasez de evidencia, la duda y la ambigüedad que origina nuestro gobierno me hace preguntarme ¿por qué Zapatero se reunió en secreto en la Moncloa con Rovira y Maragall? Si Zapatero se reunió con Durao Barroso para tratar temas cotidianos de Europa ¿por qué se le puso un jet privado a altas horas de la noche y en secreto? ¿Por qué la vicepresidenta primera del Gobierno ni confirma ni desmiente que el gobierno lleva meses negociando con ETA? ¿Por qué el presidente no afirma con rotundidad que España es la única nación o que Ceuta y Melilla son ciudades tan españolas como Madrid o Cáceres? ¿Tiene algo que ver la condonación de seis millones de euros de la Caixa al señor Montilla con el apoyo del ministro a la opa de Gas Natural sobre Endesa? ¿Alguien me podría aclarar qué pasó el 11- M? Porque no me creo que fueran un grupo de radicales islámicos sin rumbo con ganas de poner bombas por ahí. Laministra de Cultura debería por una vez hacer méritos a su cargo y explicarles a sus compañeros de partido cuál es el significado de la palabra transparencia. Javier García Nates. Madrid. Rebajas Esta semana, la revista Mujer Hoy ofrece la guía más completa de las mejores rebajas (hasta el 50 por ciento de su precio) con todas las prendas básicas de esta temporada y cómo hay que combinarlas. Además de las secciones habituales del semanal, Isabel Navarro, en su reportaje Machistas ¿una especie en extinción? muestra las claves para educar en la igualdad, ya que a pesar de que los adolescentes saben definir lo que es el machismo, muchos no han asimilado su significado. Restauración de la censura Como bien señala ABC en un artículo La Generalitat puede ya cerrar un medio si juzga que no da información veraz Democracia Con laaprobación de laLey Audiovisual en Cataluña se acaba de poner la guinda al pastel de la democracia que empezó a cocinarse hace treinta años. En efecto, faltaba, para que nues- pero es que esa ley proviene en una parte muy importante del Gobierno de esta nación. No es uncaso local, es una manifestación local de un pensamiento colectivo, más bien colectivista, que hace cómodo a nuestro presidente la convivencia con uno de los regímenes de menos libertad en nuestro planeta, el cubano. Podrían decir desde el gobierno: la libertad no es importante si el consenso es necesario. Pero no es así, la libertad no es importante si se pertenece a esa mitad de españoles que no existen para el señor Zapatero. Y están pasando cosas y serias. La censura, la inquisición ideológica y económica, la exclusión de buena parte de la sociedad en la construcción de un proyecto común de convivencia, son los valores con los que nos despertamos cada mañana intentando salir del agujero. No habrá nadie en el Partido Socialista que sea capaz de parar esta locura, no hay nadie entre ellos que defienda de verdad la libertad de prensa, que se sienta indignado ante la censura, ante la burda manipulación de la libertad de expresión? Es todo esto muy extraño, pero que muy extraño en aquellos que gritaban hasta la afonía ¡queremos saber! Federico R. de Rivera. Zaragoza.