Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Economía JUEVES 5 1 2006 ABC ALBERT PINTAT Presidente del Gobierno de Andorra Andorra estrena este año un IVA reducido, pero nunca permitiré impuestos directos BARCELONA. Albert Pintat ganó las elecciones a la presidencia de Andorra el pasado abril, tomando el testigo a Marc Forné, también del Partido Liberal. Desde julio de 2005 se aplica en este Principado la directiva europea de fiscalidad sobre ahorro, y desde el pasado lunes también un IVA reducido, ambas medidas en cumplimiento de los requisitos de la UE y la OCDE. Estos cambios fiscales se interpretan como el principio del fin de una Andorra que ha sido considerada durante años un paraíso fiscal. -Tras la entrada en vigor de la fiscalidad del ahorro a los residentes de la UE, ¿bajo su mandato logrará que Andorra deje de ser considerada un paraíso fiscal? -Andorra hará todos los esfuerzos necesarios de cooperación, transparencia y reformas para que la antigua etiqueta de paraíso fiscal desaparezca. En una primera fase, hacemos un gran esfuerzo para desplegar este año una fiscalidad indirecta, tipo IVA simplificado, que asciende al 4 además de otro de Actividades Comerciales. ¿El aumento de la presión fiscal será gradual? -Es que esos impuestos de los que le hablo se añaden al de aduanas, que ya cobramos y que abarca una amplia franja que va del 4 al máximo del 50 de gravamen en el tabaco o mercancías sensibles. Lo importante es que tenemos la voluntad de instalar una fiscalidad indirecta que a medio plazo comportará transparencia y control. Ello va acompañado con un cambio importante de la ley de sociedades. ¿En qué consistirá ese cambio? -La haremos eurocompatible, homologable y ortodoxa, e irá acompañada de un menú fiscal como contrapartida de la libertad de establecimiento. -Porque todavía hoy los extranjeros no pueden establecer negocios en Andorra... -Así es, la ley andorrana no deja establecerlos a los extranjeros. Ahora queremos jugar en el patio de los Estados europeos, pero con una legislación que permita las actividades económicas modernas, con la cabeza puesta en los servicios. Eso pasa por negociar con España un acuerdo de cofiscalidad y Los liberales andorranos se proponen combatir la etiqueta de paraíso fiscal que pesa sobre el pequeño país y, tras un IVA reducido, el nuevo ejecutivo abordará una ley de sociedades TEXTO: JOAN CARLES VALERO FOTO: YOLANDA CARDO Albert Pintat fue elegido presidente de Andorra en abril de 2005 Preparamos una nueva ley de sociedades para que puedan establecerse empresas de servicios de capital extranjero que en Andorra logremos un modelo fiscal homologable y que sea para todos, pero con el tipo más bajo posible, porque será fruto de una negociación. ¿Para cuándo los impuestos directos, es decir, sobre la renta de las personas físicas? -Mientras exista una mayoría libe- ral, no habrá impuestos directos en Andorra, porque ya estamos haciendo reformas sobre la ley de la seguridad social, que es el único sistema que se basa únicamente en la renta del salario, que paga la cuota, y ya es una presión suficiente para no tener que sumar otra sobre la renta de las personas. Todo, y de golpe, no se puede hacer. El modelo fiscal de mi partido es aplicar el IVA simplificado e impuestos sobre las empresas dentro del marco de las nuevas sociedades, con un nuevo régimen societario para las nuevas. ¿Mantendrá el secreto bancario? -El secreto bancario permanecerá porque Estados miembros de la UE lo mantienen, como es el caso de Luxemburgo y Austria. Y si lo ampliamos al ámbito de la OCDE, también lo tiene Suiza. No puede pedir a un pequeño estado como Andorra que haga más que estados miembros del club de la OCDE o de la propia Unión Europea. ¿A partir de ahora, Andorra será homologada en Europa, al menos como Austria y Luxemburgo? -Nuestra política es acercarnos a Europa e ir haciendo acuerdos capítulo por capítulo. En los años 90 alcanzamos un acuerdo sobre mercancías; otro sobre la circulación de las personas en el año 2000, que comporta que españoles y franceses tengan derechos de establecer empresas, y ahora un acuerdo sobre fiscalidad de servicios. ¿Se acaba la figura de los prestanombres? -Con la nueva ley de sociedades, la figura del fiduciario se acabará y dejaremos de ser una economía cerrada que limita a los extranjeros un 30 del capital de las empresas. La nueva ley de sociedades está pensada para que se establezcan empresas del mundo de servicios, porque ya estamos saturados de constructoras, hoteles, restaurantes o estaciones de esquí. -Hay quien considera a Andorra un Estado anacrónico para el siglo XXI, con dos copríncipes... -No estoy de acuerdo. Una de las claves del éxito de Andorra es su estabilidad institucional. Tenemos una Constitución de 1993 que funciona perfectamente y da satisfacción a todas las fuerzas políticas y a la población. Un Estado que se caracteriza por continuar el régimen institucional de 1278. Hace 727 años que Andorra tiene copríncipes y no los queremos cambiar. Es tan singular como las monarquías o repúblicas del mundo. Otra cosa que es que existan movimientos defensores del aborto o del matrimonio entre homosexuales, que tienen una difícil cabida en la sociedad andorrana. -El déficit para 2006 es de 47,2 millones de euros. ¿No es mucho? -El PIB de Andorra alcanza los 2.000 millones de euros y podemos llegar a un déficit de 60 millones. La deuda pública, según dice Standard Poor s, puede llegar al 10 del PIB. Por eso tenemos una calificación de doble A, que quiere decir que somos un país sin problemas para endeudarnos aún más. No obstante, tenemos el objetivo de equilibrar el presupuesto en 4 años. -Con su plan fiscal va a acabar con los ilustres residentes, como famosas cantantes líricas o tenistas... -Hubo dos o tres casos, pero ya han desaparecido. No tenemos ninguna estrategia especial para atraer a residentes fiscales.