Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 1 2006 41 Sociedad Sistema Nacional de Dependencia APORTACIONES DEL ESTADO 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 TOTAL 400.000.000 678.685.396 979.364.617 1.160.330.812 1.545.425.613 1.673.884.768 1.876.030.564 2.111.571.644 2.212.904.397 12.638.197.811 CALENDARIO DE IMPLANTACIÓN 2007: Se incluirán en el Sistema los grandes dependientes (los que, por su pérdida total de autonomía mental o física, necesitan la presencia indispensable y continua de otra persona) 2008- 2011: Se incorporarán los dependientes severos (necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requieren un cuidador permanente) 2012- 2015: Será atendida la dependencia moderada (cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día) PERSONAS DEPENDIENTES EN ESPAÑA (proyección) Grado 3 (Gran dependencia) Grado 2 (Dependencia severa) Grado 1 (Dependencia moderada) TOTAL 2005 194.508 370.603 560.080 1.125.190 2010 223.457 420.336 602.636 1.246.429 2015 252.345 472.461 648.442 1.373.248 2020 277.884 521.065 697.277 1.496.226 La mayoría de los videojuegos para adultos están insuficientemente etiquetados Lo que ofrece la red Servicios: Teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de día para mayores, centros de atención especializada, residencias para mayores dependientes... Prestación económica vinculada al servicio: Cuando no llegue la red pública, el usuario recibirá una ayuda económica para que pueda adquirir el servicio que precisa en el sector privado. Compensación económica para cuidadores familiares: De modo excepcional, el usuario podrá optar por ser atendido por un cuidador familiar que recibirá una prestación económica por ello y deberá darse de alta en la Seguridad Social. Prestación de asistencia personalizada: Las personas con gran discapacidad, menores de 65 años, recibirán una ayuda para que puedan contratar una asistencia personalizada durante un número de horas. Eso les facilitará mayor autonomía en su vida. (Cada uno de estos grados está dividido, a su vez, en dos niveles según la gravedad de su situación) E. SEGURA ABC FUENTE: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales Las autonomías deberán invertir más de 12.500 millones de euros en dependencia durante ocho años El anteproyecto de ley fue entregado ayer a comunidades y partidos políticos b En 2015, cuando el Sistema Na- cional de Dependencia se encuentre a pleno rendimiento, los usuarios aportarán entre un 30 y un 35 por ciento de su coste total M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales envió ayer a comunidades autónomas y partidos políticos el texto del anteproyecto de ley de autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, acompañado de su respectiva memoria económica. Y poco después, el propio ministro de Trabajo, Jesús Caldera, informó a los medios de comunicación del montante económico que supondrá la implantación del Sistema Nacional de Dependencia: a lo largo de los próximos ocho años (desde 2007 hasta 2015) y de forma gradual, se calcula que el Estado invertirá en servicios y prestaciones para las personas que no pueden valerse por sí mismas 12.638 millones de euros. Una cantidad que se cargará a los Presupuestos Generales del Estado, sin tocar el superávit de la Seguridad Social ni los impuestos, como aseguró Caldera. La propuesta que realiza el Ejecutivo para la financiación del Sistema contempla que también las autonomías inviertan la misma cantidad. Su participación se determinará durante los primeros ocho años mediante convenios con la Administración General del Estado, en los que también se establecerá la progresiva implantanción de los servicios. Si las comunidades hacen una aportación similar como propone el Estado, y es lo razonable, se cubrirá a todas las personas explicó Caldera. Al final de ese proceso, cuando en 2015 la red se encuentre a pleno rendimiento, supondrá un coste de más de 9.000 millones de euros anuales (el 1 por ciento del PIB) Y para llegar a esa cantidad las cuentas salen si todos arriman el hombro: en 2015, el Estado abonará 2.212 millones de euros para la asistencia a personas dependientes y las autonomías la misma cantidad (entre ambos, unos 4.500 millones) A ello hay que añadir los más de 2.300 millones anuales que hoy día destinan las administraciones públicas a servicios sociales que están ya en activo y que ya se cuenta con ellos. Y el resto correrá a cargo del usuario. Caldera calculó que en un principio los beneficiarios no pagarán más del 30 ó 35 por ciento del coste total de la red, pero ese porcentaje irá aumentando a lo largo de los años. Las aportaciones que los usuarios realizarán de forma individual se calcularán en función de su renta y patrimonio y el ministro de Trabajo lo explicó con un ejemplo práctico: si el beneficiario puede pagar sólo el 20 por ciento del coste de una plaza en una residencia, el resto será abonado a partes iguales por el Estado y las comunidades, pero si llega al 50 por ciento pagará el cincuenta y si llega al 90 por ciento pagará el noventa Lo que sí dejó claro es que donde no llegue la aportación del ciudadano, el 50 por ciento lo pondrá la Administración General del Estado y el otro 50 por ciento las comuni- dades Sin embargo, Caldera no concretó cuáles serán las cuantías que abonarán los usuarios, ni con qué criterios se fijarán esas aportaciones, ya que estos puntos se desarrollarán en futuros reglamentos de la ley. Garantías de acceso El ministro explicó que las aportaciones realizadas por el Estado garantizarán la financiación del contenido básico del derecho que tienen las personas dependientes a ser atendidas, es decir, servirán para asegurar que los españoles tienen acceso a toda una red de prestaciones y servicios con independencia de donde residan. El texto de la ley, que establece las bases del Sistema de Dependencia, será remitido en dos meses al Congreso de los Diputados, tras llegar a un consenso con las comunidades en el seno de la Conferencia Sectorial, cuya primera reunión está prevista para el próximo 18 de enero, aunque la ronda de conversaciones se inicie a partir de hoy. Lo que no se dio a conocer todavía es el baremo estatal que se utilizará para valorar quién es o no dependiente y en qué grado, de ello se encargará el futuro Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Dependencia. Lo que sí explicó la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, que acompañaba al ministro, es que de esa labor se encargarán equipos multidisciplinares y cualificados de las comunidades autónomas. Estos entregarán al usuario una acreditación sobre el grado de dependencia que padece. Y posteriormente los servicios sociales se encargarán de diseñar un plan individual de cuidados. Se creará el Consejo Territorial del Sistema Nacional de Dependencia El futuro Consejo Territorial del Sistema Nacional de Dependencia será un órgano en el que estén representados distintos ministerios y las comunidades autónomas. Aunque todavía está por crear, le corresponde una importante labor: establecer el baremo estatal que se utilizará para valorar quién es o no dependiente y en qué grado; fijar los criterios para medir los niveles de renta y patrimonio de los usuarios; determinar cuál será la prestación económica que reciba el cuidador familiar, y definir la composición de los equipos cualificados que valorarán a la persona dependiente. También aprobará el Plan de Acción Integral de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, donde se establecerán los objetivos y contenidos que para el cumplimiento de la ley acuerdan las comunidades autónomas y el Gobierno. Adquieren la naturaleza de órganos consultivos de la Administración General del Estado el Consejo Estatal de Personas Mayores y el Consejo Nacional de la Discapacidad.