Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 1 2006 Madrid 35 Aguirre da por cumplido su compromiso de reducir las esperas en mamografías Más de 71.000 pruebas en 3 meses han permitido situar la demora en 40 días 12 por ciento de las exploraciones han sido desviadas al sector privado. La oposición ha vuelto a criticar al Gobierno regional por maquillar las cifras SARAH ALLER MADRID. Fue uno de sus compromisos estrella en el último debate sobre el estado de la región celebrado en septiembre. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, prometió entonces reducir a 40 días la espera máxima de las mujeres pendientes de realizarse una mamografía. Se puso como fecha límite para conseguirlo la primera quincena de enero y ayer, tres meses después del anuncio, el Gobierno regional aseguró haber cumplido el objetivo. Según sus datos, en la lista de espera para esta prueba diagnóstica se encuentran actualmente algo más de 49.000 mujeres, frente a las 55.650 que estaban registradas en noviembre del año pasado. Los tiempos de espera para estas pacientes, dicen en Sanidad, se han reducido y ya sólo esperan más de 40 días aquellas que han rechazado adelantar su cita, una alternativa que ha utilizado la Consejería de Sanidad para aliviar el cuello de botella en que se han convertido estas pruebas. Este grupo- -a día 2 de enero- -lo componían 1.861 mujeres, frente a las más de 10.000 que superaban los 40 días de demora en noviembre de 2005. b Cerca del Simancas pide crear un plan de atención al discapacitado con Defensor propio b Acusa a la Comunidad de no asumir sus competencias y ésta replica que Madrid es la única donde las plazas son mantenidas por el Gobierno regional M. D. M. GETAFE. El portavoz del PSOE en la Asamblea, Rafael Simancas, propuso ayer en Getafe poner en marcha en el Parlamento autonómico una comisión permanente que promueva la elaboración de un plan de atención integral para los discapacitados- -más de 200.000 personas en la región- y crear la figura de un Defensor del Discapacitado. Simancas, además, aseguró que las competencias sobre bienestar social las tiene el Gobierno regional, pero las ejecutan y las financian los ayuntamientos A su juicio, los discapacitados madrileños sufren problemas de limitación y están discriminadas de facto para ejercer derechos básicos y afirmó que sólo 11.000 de los 200. 000 discapacitados en la Comunidad disfrutan de asistencia por parte de la administración autonómica El portavoz adjunto del PP en la Asamblea, David Pérez, le replicó asegurando que el Gobierno regional atiende gratuitamente a 12.500 discapacitados y que Madrid es la única autonomía en la que las plazas son contratadas y mantenidas por la propia Comunidad Más de 8.600 mamografías se han derivado desde octubre al sector privado ABC Siguiente objetivo, pruebas diagnósticas Primero fueron las demoras en operaciones. Después, las mamografías. Y ahora, el resto de pruebas diagnósticas. La presidenta regional ha hecho de las listas de espera sanitarias uno de los principales objetivos para esta legislatura. El primer compromiso formulado por Aguirre fue que ningún madrileño esperara más de 30 días para ser operado. El pasado 22 de noviembre, el mismo día que cumplía el plazo que se dio a sí misma, dio por zanjado el asunto. Las operaciones, dijo entonces, ya no se posponen más de un mes en la región. La siguiente meta que se marcó la presidenta- -40 días para mamografías- -también se ha dado por alcanzada. Sólo falta emprender una cruzada similar contra las esperas en el resto de pruebas diagnósticas. El plan de choque, dicen, se está elaborando, y de él dependerán las demoras más peliagudas de la sanidad madrileña. que tienen por costumbre anunciar en persona cada paso que se da en materia de Sanidad. Su silencio no impidió, de todas formas, que la oposición diseccionara los datos y volviera a acusar al Gobierno autonómico de maquillar las cifras y engañar a los madrileños. Manipulación estadística La diputada de IU en la Asamblea Caridad García fue una de las que se despachó a gusto con las cifras ofrecidas por el equipo de Esperanza Aguirre. Para la diputada regional, el Gobierno madrileño ha ofrecido datos que no son contrastables y ha vuelto a incurrir en una manipulación estadística Lo que hace este Gobierno es engañar a la gente y tomarle el pelo- -subrayó García- Una mamografía es sólo una foto, que luego tiene que ser interpretada por un especialista y es ahí donde las mujeres de nuevo se encuentran con listas de espera que llegan a superar los 200 y los 300 días Para el Gobierno regional, la guerra de cifras se interpreta desde el ángulo contrario. Los datos, dicen, son buenos, y han permitido dar respuesta rápida a aquellas mujeres que tienen sospechas de sufrir una patología mamaria o bien tienen signos previos o factores de riesgo. El objetivo, dicen, se ha cumplido. Reforzar la detección precoz Para alcanzar este objetivo, el Gobierno regional no anunció en su día nuevas contrataciones de personal, ni tampoco nuevos mamógrafos- -hay 39 aparatos en la región- -para ampliar el servicio. Lo que se ha hecho, dicen, es aumentar el rendimiento de los aparatos y unificar las citaciones para agilizar las pruebas. Las clínicas privadas también han desempeñado un papel importante y las derivaciones a estos centros se han convertido ya en costumbre. En total, cerca de un 12 por ciento de las 71.851 mamografías realizadas en estos tres meses se desviaron al sector privado. El resto de las pruebas fueron asumidas por los hospitales públicos de la región- -42.099 de octubre a diciembre- -y por el Programa Regional de Detección Precoz del Cáncer de Mama- -otras 21.000 en ese periodo- Este programa, además, se ha reforzado desde que comenzó el plan de choque. Sus unidades de exploración han aumentado- -ya hay en todas las áreas de salud- -y ya son candidatas a formar parte de este programa mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años, en vez de los 64 habituales. Esta vez, sin embargo, todos estos datos no se han anunciado a bombo y platillo. Ni hubo comparecencia de la presidenta regional ni tampoco del consejero de Sanidad, Manuel Lamela, Multa a una clínica por realizar hasta tres operaciones fallidas de pecho ABC MADRID. La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a la clínica USP Alpha Estética a pagar a una paciente una indemnización de 20.846,12 euros por las consecuencias de una intervención de aumento de senos, según informó a través de un comunicado la Asociación de El Defensor del Paciente. La paciente tuvo que ser intervenida hasta tres veces del aumento mamario ya que tras cada operación presentaba una contractura capsular muy dolorosa que se acentuaba al contraer los músculos pectorales, así como deformidades y asimetrías en la zona afectada. Un facultativo ajeno a la clínica confirmó el deterioro anatómico y la imposibilidad de colocar nuevas prótesis. La sentencia insiste en la ineficacia del consentimiento informado prestado mediante la suscripción de unos documentos imprecisos, según Adepa.