Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional VISITA DE EVO MORALES A ESPAÑA JUEVES 5 1 2006 ABC Morales afirma que Bolivia necesita socios pero no patronos de sus recursos naturales Zapatero se compromete a condonar la mayoría de los 120 millones de dólares de deuda boliviana b El dirigente indigenista se confiesa seguidor de las ideas del Che Guevara, excepto cuando habla de levantar las armas para cambiar el modelo económico LUIS AYLLÓN MADRID. Tras haber mantenido ayer en Madrid una reunión, que calificó de muy satisfactoria con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente electo de Bolivia, Evo Morales, lanzó una vez más un claro mensaje a las empresas que operan en ese país, entre ellas varias españolas: Mi Gobierno ejercerá el derecho de propiedad sobre sus recursos naturales. Necesitamos socios en las empresas privadas extranjeras, pero no patronos ni dueños de nuestros recursos Según Morales, las empresas que tienen que temer la actuación de su Gobierno no son las que cumplan las leyes bolivianas, sino las que no pagan sus impuestos y actúan como contrabandistas El dirigente indigenista precisó que aunque tiene intención de nacionalizar esos recursos, la medida no significa confiscar ni expulsar e insistió en que habrá garantías jurídicas para las empresas que actúan en Bolivia. No vengo a pedir reparaciones de daños de 500 años, sino para trabajar con las empresas en la reparación de una injusticia social ¿Eres el de verdad? Evo Morales no perdió ni un segundo. En cuanto vio al presidente del Gobierno a la puerta de su coche, que le acababa de dejar en La Moncloa, le preguntó, con humor: ¿Eres el de verdad? La anécdota fue relatada por el propio Zapatero ante los periodistas cuando ambos posaban ante las cámaras en las escaleras del Palacio y hacía referencia a la llamada telefónica que recibió el dirigente boliviano hace unas semanas de un imitador de la cadena Cope que se hizo pasar por el jefe del Ejecutivo. Morales invitó a Zapatero a ir a su toma de posesión, pero será el Príncipe de Asturias quien representará a España en ese acto. Zapatero, sin embargo, le prometió que más adelante realizará un viaje a Bolivia. Morales fue recibido por el Rey en el Palacio de la Zarzuela tante claridad a la hora de exponer sus ideas, como ya había hecho antes en su viaje a Cuba y Venezuela. No podía ser menos en alguien que se confesó seguidor de los planteamientos del Che Guevara, excepto cuando dijo que había que levantar las armas para cambiar el modelo económico Yo creo que hay que cambiarlo con el voto y no con las balas afirmó. Morales acababa de expresar en Caracas su satisfacción por formar parte del bloque antiimperialista y antineoliberal pero aseguró que no había hablado de eso con Zapatero, y bromeó diciendo: Eso sólo lo hice con el falso Zapatero El líder cocalero llevó la conversación a su terreno y obtuvo de Zapatero el compromiso de convertir en proyectos educativos la mayor parte de la deuda de 120 millones de dólares que tiene Bolivia con España, un procedimiento que ya se ha empleado con otros países y que Morales agradeció especialmente porque considera que favorecerá la lucha contra el analfabetismo. Este detalle, junto a la promesa de Zapatero de apoyar la modernización de los sistemas de regadío en Bolivia, tal vez contribuyera a que Morales afirmara que ve en el Gobierno de España un aliado y un mediador con los organismos internacionales y otros gobiernos europeos. Morales acudió después al Palacio de la Zarzuela, donde Su Majestad el Rey le recibió en audiencia. Garantías jurídicas A lo largo de la jornada que ha pasado Morales en Madrid, el Gobierno español, además de hacerle ver que existen alternativas a las que ofrecen Castro o Chávez, le ha hecho llegar el mensaje de que España sigue comprometida con el desarrollo de Bolivia y que las empresas de nuestro país quieren ampliar su presencia en la nación andina. En su conversación con Morales, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que fue quien abrió el fuego, recordó, según una nota difundida por su departamento, que España es uno de los principales inversores en Bolivia y que desea aumentar el nivel de las inversiones. El propio Morales indicó que Repsol- YPF, que ya tiene importantes inversiones en el país, quiere invertir en industrialización. Posteriormente el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, señaló que cree que habrá un fenómeno de reinversión de Repsol en Bolivia y aseguró que el Gobierno está convencido de que los proyectos de las nuevas auto- ridades bolivianas serán compatibles con la defensa de los intereses de las empresas españolas. La advertencia a los empresarios fue el mensaje más contundente que dio Morales al comparecer ante los periodistas después de ver a Zapatero. Morales, que reconoció que todavía no se creía que fuera a convertirse en presidente de Bolivia, mostró cierta falta de costumbre al estar ante informadores de otros países, pero también bas- Montilla reconoce un cambio en las reglas de juego en Bolivia y pide estabilidad para las empresas PALOMA CERVILLA MADRID. El ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Montilla, reconoció ayer que la llegada de Evo Morales a la presidencia de Bolivia implicará un cambio en las reglas de juego aunque entiende que es prematuro saber en qué consistirá este cambio. Las declaraciones de Montilla se produjeron después del encuentro que mantuvo con el presidente boliviano, en el transcurso del cual transmitió a Morales la necesidad de que las empresas españolas encuentren un marco estable y de confianza para poder llevar a cabo sus inversiones. En este sentido, manifestó que el presidente boliviano es consciente de la importancia de las inversiones españolas en su país para la creación de empleo y superar su nivel de renta El ministro de Industria se mostró confiado en que ambos gobiernos puedan encontrar un ámbito de colaboración que espera que sea muy satisfactorio para España. Sabremos encontrar los canales para que los intereses españoles sean defendidos La visita de Morales a Montilla no fue el único encuentro que el presidente boliviano mantuvo con el sector empresarial, ya que asistió a un almuerzo en la CEOE, donde departió con el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ya que se sentaron juntos durante la comida. Este encuentro adquiere un especial significado, ya que la petrolera es la principal empresa española en el país suramericano. En el transcurso del almuerzo, el vicepresidente de la CEOE, Enrique de Aldama, ante la ausencia de José María Cuevas, pronunció un discurso en el que manifestó el interés de las empresas españolas en potenciar la cooperación tecnológica y afirmó que con la llegada del nuevo presidente se abre una nueva etapa de relaciones con España, especialmente en el campo empresarial y financiero