Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MIÉRCOLES 4 1 2006 ABC Internacional Rusia advierte que no podrá garantizar el gas a Europa si Ucrania sigue robándolo Moscú y Kiev vuelven sin embargo a la mesa de negociaciones sobre el precio del combustible gas de la tubería rusa hacia Europa, pero afirma que lo hizo para suplir el que compró a Turkmenistán y que Rusia le sustrajo RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Resulta que el descenso en el suministro de gas ruso a Europa Occidental, que llegó a provocar auténtico pánico ante la amenaza de un desabastecimiento generalizado, fue debido a que lo desvió Ucrania para compensar la cantidad de hidrocarburo turkmeno que Rusia debería haber dejado pasar a través de sus gasoductos, pero decidió cortar. De momento, Gazprom, el monopolio energético ruso, ha conseguido restablecer el flujo de gas natural en el gasoducto que atraviesa Ucrania con destino a Europa. En la capital rusa, mientras tanto, se reanudaban las negociaciones con Ucrania para tratar de zanjar la crisis. Todos los países europeos que consumen gas ruso constataron ayer la normalización del suministro de gas, que llegó a caer incluso un 40 por ciento, en el caso concreto de Hungría, después de que Moscú decidiera suspender el abastecimiento de hidrocarburo a Ucrania al no haberse alcanzado un acuerdo sobre los precios. La penuria de gas se ha subsanado gracias a los centenares de miles de metros cúbicos de gas suplementario que Gazprom inyectó en la tubería el lunes. Sin embargo, la gran compañía energética rusa advirtió ayer que los problemas podrían reaparecer si Ucrania continúa robando gas. Alexánder Medvédev, vicepresidente de Gazprom, dijo que si baja aún más la temperatura en los próximos días, es de suponer que continuará la apropiación ilegal de gas por parte de Ucrania hasta niveles importantes Medvédev señaló que, en tal caso, Rusia podría verse obligada a hacer frente a esa situación en cuyo caso, añadió el responsable de Gazprom, rechazaríamos seguir compensando las pérdidas a los clientes europeos. Por eso, el primer ministro ruso, Mijaíl Fradkov, lanzó ayer un llamamiento a la Unión Europea para que presione a Ucrania con el objetivo de evitar que siga desviando gas y garantice el b Ucrania admite que desvió tránsito sin cortapisas. En un mensaje al canciller austriaco, Wolfgang Schüssel, cuyo país preside la UE durante el presente semestre, Fradkov pide que Europa utilice su influencia sobre Ucrania para hacer que regrese a la legalidad y cumpla sus compromisos internacionales de garantizar el tránsito regular de gas a través de su territorio El portavoz de Gazprom, Serguéi Kupriánov, por su parte, dijo que la suma total de gas sustraído por Ucrania desde el día 1, cuando le fue cortado el abastecimiento, se eleva a 213,5 millones de metros cúbicos. Juego de trileros A este respecto, Nikolái Goncharuk, uno de los miembros de la dirección de la compañía de gas ucraniana, Naftogaz, respondió que su país no ha robado ni un centímetro cúbico de gas ruso, hemos utilizado solamente gas procedente de Turkmenistán, país con el que tenemos firmado un contrato para el suministro de 40.000 millones de metros cúbicos en el presente año Pero el gas turkmeno llega a Ucrania por territorio ruso y Gazprom reconoció ayer, por boca de Kupriánov, que no se ha podido hacer la entrega porque tenemos los gaseoductos asiáticos ocupados por el gas que le hemos comprado a Turkmenistán De manera que, al no llegar a Ucrania el gas turkmeno en situación crítica, las autoridades de Kiev decidieron tomar por su cuenta la cantidad equivalente que iba destinada a Europa Occidental. El presidente ucraniano, Víctor Yús- Un operario ucraniano comprueba unas tuberías de gas cerca de Kiev henko, y su primer ministro ya advirtieron, que ante una situación de emergencia, como una bajada repentina de las temperaturas, echarían mano del gas que pasa por la tubería europea. En consecuencia, mientras dure el conflicto entre Moscú y Kiev, la posibilidad de que Europa vuelva a sufrir un desbarajuste energético como el del lu- REUTERS nes sigue abierta. La única esperanza es que Moscú y Kiev se pongan de acuerdo de una vez sobre las tarifas del gas. Ayer, precisamente, se reanudaron las conversaciones entre Gazprom y Naftogaz. Ucrania, que pagaba hasta ahora a Rusia 50 dólares por cada mil metros cúbicos de gas, ha rechazado el precio de 230 dólares. Putin y Yúshenko se van de vacaciones en mitad de la crisis R. M. M. MOSCÚ. Impasible ante las crisis que está causando el enfrentamiento con Ucrania por los precios del gas, el presidente ruso desapareció el día de Nochevieja, cuando dirigió a los rusos su mensaje de fin de año, y no se ha vuelto a saber de él. Estará en alguna de sus residencias de descanso, en las afueras de Moscú, en San Petersburgo o en el balneario de Sochi, en donde suele esquiar. Desde el año pasado, el 31 de diciembre y los nueve primeros días del año son festivos. El día de Año Nuevo se junta, mediante un acueducto casi como el de Segovia, con la Navidad ortodoxa, el 7 de enero. El presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, agobiado estos días por la guerra del gas ha decidido no ser menos que Putin y, ayer, se fue de vacaciones a los Cárpatos ucranianos. Ahí es donde prefiere esquiar cuando tiene tiempo. El año pasado, le acompañó su homólogo georgiano, Mijaíl Saakashvili, otro gran esquiador y bestia negra del Kremlin. Nadie descarta que Saakashvili vuelva a visitarle este año. Sin facilitar nombres concretos, Yúshenko dijo tener preparados varios encuentros a alto nivel durante estas jorna- das de vacaciones. Un canal de televisión ruso bromeaba ayer con la desaparición de los dos presidentes en un momento tan delicado. ¿Qué sucederá si los negociadores no se ponen de acuerdo y se hace necesario consultar al mandamás? Los que se han quedado seguro sin vacaciones son los ministros de Energía de ambos países y los presidentes de Gazprom y Naftogaz.