Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN MIÉRCOLES 4 1 2006 ABC La nación y la paradoja de Els Segadors Además de la financiación, Josep Lluís Carod- Rovira también aludió al Estatuto en sus asuntos de calado simbólico especialmente en lo que se refiere a la definición de Cataluña como nación algo que volvió a defender como una obviedad. Al respecto, Carod se refirió a la paradoja que supondría no aceptar este término cuando el Parlamento catalán aprobó en su momento una ley referida al Himno Nacional de Cataluña. No sé pues a qué nación se referirá entonces ese himno se preguntó el líder independentista, quien recordó que la citada ley fue aprobada por unanimidad, con el voto favorable del PP, entonces con Aleix Vidal Quadras al frente. Carod- Rovira exigió de nuevo la intervención directa de Zapatero en las negociaciones EFE Carod afirma que si el proyecto no cabe en la Constitución, habrá que reformarla El líder de ERC reclama que se publiquen ya las balanzas fiscales el Estatuto se reemprenden con el nuevo año. Carod anuncia que la próxima semana podría celebrarse una nueva reunión multilateral ÀLEX GUBERN BARCELONA. Ni tregua negociadora ni semana inhábil. Las negociaciones para la aprobación del nuevo Estatuto de Cataluña prosiguen también durante la semana de Reyes, cuando está previsto celebrar distintas reuniones bilaterales, previas a una segunda cumbre multilateral con representantes del cuatripartito catalán, del Gobierno y del PSOE, y que podría celebrarse la próxima semana, probablemente en Madrid. Sería, según adelantó ayer el presidente de ERC, Josep Lluís CarodRovira, un encuentro que debería dar paso a la foto de familia con la que en la Moncloa se rubricaría el acuerdo, si todo va como tiene que ir, a finales de enero Ayer mismo se celebró una reunión en Madrid, la primera del año, entre representantes de CiU y del Gobierno para inventariar la lista de desacuerdos surgidos durante la negociación. b Las negociaciones sobre les y en la orden que debería dar a sus negociadores sobre la línea en la que deben producirse las conversaciones Arrojando una de cal y otra de arena, Carod adelantó que su partido no se levantará de la mesa mientras haya posibilidad de llegar a un acuerdo, pero que éste, evidentemente, tiene que ser satisfactorio para los intereses de Cataluña De otra manera, dijo el líder de ERC, el Estatuto será retira- El presidente de Esquerra afirma que ya hay acuerdo con el PSOE en materia lingüística do, lo que a su criterio abriría otras vías: Si ahora que gobiernan los federales no es posible avanzar no sólo hacia el federalismo, sino hacia una mayor autonomía, querrá decir que las necesidades de Cataluña no tienen cabida en la Constitución, con lo que no nos dejarían otro camino que la reforma de la Carta Magna Una vez fijados los límites y el calendario, Carod apuntó la agenda de temas clave a tratar en las próximas reuniones: competencias, aspectos simbólicos financiación y, de manera particular, justicia. Sobre otros asuntos sensibles, como la cuestión lingüística, se ha avanzado de manera significativa, señaló Carod, al haber acuerdo, por ejemplo, en quedar sujeta toda la administración en Cataluña, in- cluida la del Estado, a lo que dictamine el Estatuto, algo que CiU niega que el PSOE haya aceptado. Lengua y símbolos al margen, para el presidente de los republicanos catalanes, es en la financiación donde nos jugamos el futuro en una negociación que tendría en la imprescindible publicación de las balanzas fiscales un elemento de desbloqueo. Para Carod, aclarar cuál es la contribución real de cada comunidad a las finanzas del Estado acabaría con los estereotipos, prejuicios y mentiras que conforman la imagen de una Cataluña tacaña e insolidaria además de ser un gesto de buena voluntad Carod consideró que la hipersaturación de dinero público en según qué territorios no ha servido para corregir diferencias, lo que señala que ha habido un uso ineficaz de los mismos En este contexto, y hasta que no se hagan públicas las balanzas, lo demás será una tomadura de pelo. Lo que no puede ser es que Cataluña pague toda la vida El líder de ERC reclamó la integración en un sólo fondo de todas las partidas que conforman la solidaridad interterritorial. Montilla considera ahora que el Estatuto es demasiado reglamentista e intervencionista ABC BARCELONA. En un juego táctico en el que parece que el PSC empieza a preparar el terreno para un acuerdo cercano a las tesis del Gobierno, el ministro de Industria, José Montilla, se alineaba ayer con la tesis de quienes reclaman un Estatuto menos prolijo. Si el lunes señalaba Montilla que no era oportuno reclamar a Pedro Solbes una segunda propuesta de financiación, ayer en declaraciones a Barcelona Televisió, el primer secretario del PSC apuntaba que el texto es dema- Aspectos simbólicos y financiación Con la carrera negociadora definitivamente lanzada, además de fijar calendario, y ante los días decisivos que se avecinan, Carod trazó de forma rectilínea la posición de su partido. De igual forma, exigió al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que coja el timón de las negociaciones, algo que debería materializarse, por ejemplo, en la publicación de las balanzas fisca- siado reglamentista e intervencionista, e incluye temas que deberían estar no en un Estatuto sino en una ley Cuanto más cortas sean las leyes, mejor Montilla añadió que espera que este aspecto sea mejorado durante la tramitación parlamentaria. Trabajo por delante Horas antes, y durante una visita a El Masnou (Barcelona) Montilla consideró que a mucha gente nos queda mucho trabajo por delante antes de que José Luis Rodríguez Zapatero pue- da intervenir en la negociación sobre el Estatuto, tal y como ayer reclamaba Josep Lluís Carod- Rovira. Para el ministro de Industria, el presidente está absolutamente comprometido con esta voluntad política de que haya un acuerdo en torno al Estatuto, y hará lo que sea posible, evidentemente Montilla reconoció que tanto el Gobierno como el PSC se juegan mucho en esta operación y que, por lo tanto, trabajan no para encontrar un espacio mediático, sino para que el Estatuto salga adelante Por otra parte, José Montilla se defendió de las críticas de CiU por cifrar el lunes en un 60 por ciento los puntos de acuerdo entre las partes sobre el nuevo Estatuto y se reafirmó en sus palabras de que hay una aproximación, no un acuerdo cerrado en este porcentaje de temas.