Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional VISITA DE MORALES A ESPAÑA LA COLONIA BOLIVIANA MIÉRCOLES 4 1 2006 ABC LA VOZ DE LOS INMIGRANTES Jesús Romero Ha llegado a España hace menos de un mes y cuenta que en su región, Cochabamba, el entusiasmo por Morales es arrollador. Elena de Valderrama Tiene ya permiso de residencia y a su familia partida en dos. Aprecia el anuncio de que se bajará el sueldo de los políticos. Narda Rojas Trabajó en la Administración en Bolivia y conoce bien el cáncer de la corrupción. Espera que el nuevo presidente logre atajarla. Alejandra Chipana Confía en que el viaje de Morales a España tenga resultados tangibles: A ver si entre Zapatero y él nos arreglan los papeles Rolando Pereira Abomina de la broma radiofónica a Morales y espera que su visita a España sirva para una reparación más satisfactoria. Saben que su paso será breve y por eso no se han organizado para recibirle, aunque no descartan la posibilidad de algún encuentro fugaz. Los más de cien mil bolivianos que trabajan en España otorgan a su presidente electo un amplio margen de confianza Bienvenido, míster Evo TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTOS: JAIME GARCÍA MADRID. Entusiastas, pero contenidos. En muchos casos, prudentes por su situación ilegal. La nutrida colonia boliviana en España (unas 120.000 personas de las que sólo 50.000 tienen papeles sabe que la visita de Evo Morales, su presidente electo, será fugaz como la de míster Marshall, apenas un soplo de indigenismo agraviado en demanda de reparación y de un margen de confianza en la vieja Europa. Justicia es la palabra más repetida, la que una gran mayoría de estos ciudadanos asocia a la efigie voluminosa y curtida del dirigente cocalero. Es la primera que acierta a mencionar Jesús Romero, llegado a Madrid desde Cochabamba el día 18 de diciembre, precisamente la jornada de las elecciones en Bolivia. A Evo, en el paraíso de los recién ungidos por las urnas, no se le considera aún tiznado por el pecado original de la corrupción, el cáncer andino. Unánime apoyo Este estado de gracia entre los suyos se refleja con pasmosa unanimidad en un improvisado coloquio en la sede de la Asociación de Cooperación Bolivia- España (Acobe) la ONG en la que buena parte de los inmigrantes bolivianos busca consejo y asesoramiento. La entidad elude cualquier consideración sobre la nueva situación política nuestra labor es la de ayudar y no otra resume la presidenta, María Luz Valdivia) pero quienes acuden a ella sí se lanzan, reticentes en un principio y más expresivos cuando toman confianza, a manifestar su respaldo a Morales y su fe en un cambio sustantivo. No se han organizado para recibirle, pero están atentos a cualquier hueco en la ajustadísima agenda del líder indígena, por si hay ocasión. Si puedo, le veré- -se ilusiona Rolando Pereira, uno de los interlocutores más locuaces- Le necesitábamos. Un 5 por cien- Inmigrantes bolivianos en la sede de la ONG Acobe en Madrid, donde hablaron a ABC sobre Evo Morales to de la población posee el 80 por ciento de la riqueza En ese paisaje de sangrante desigualdad, con salarios medios de 60 dólares mensuales, la política de gestos del dirigente indígena ha calado, a falta de comprobar los resultados reales de su gestión: Comenzará por bajarse el sueldo- -recuerda Elena de Valderrama, veterana en España con permiso de residencia- el suyo y el de los demás políticos Narda Rojas ve una nueva luz: Quizá los bolivianos dejemos de pedir limosna sentados en una silla de oro, como ocurre ahora Ninguno de los presentes ha votado. Sebastián Salinas, abogado de Acobe, explica que la Constitución del país andino se modificó en 2003 para que los residentes en el extranjero pudieran ejercer ese derecho, pero no ha habido tiempo suficiente ni medios para arbitrar una infraestructura de sufragio con garantías. Narda Rojas y Alejandra Chipana comentan una de la razones de la extendida admiración por el dirigente indígena: Los partidos de siempre, como el MIR, el ADN o MNR han andado a lo suyo, siempre en busca de coaliciones para seguir robando. Pero el MAS de Morales se ha mantenido al margen, ha preferido esperar, a pesar de que en las anteriores elecciones ya ganó en voto popular Tampoco le reprochan el elenco internacional de amigos como Fidel Castro o Hugo Chávez: No es que admiremos o envidiemos la situa- JAIME GARCIA ción de Cuba- -aduce Valderrama- pero sí vemos en Castro la valentía de su resistencia frente al imperialismo de Estados Unidos De mi país los gringos se lo llevan todo casi gratis- -tercia Pereira- y hasta supervisan quiénes pueden ser candidatos electorales. Queremos una industria propia y además tenemos miedo de que nuestra riqueza caduque. ¿Y si dentro de treinta años los combustibles son de hidrógeno? Evo no rechaza a las empresas españolas- -concluye- pero busca lo justo, que dejen más beneficios en Bolivia. Para mí, Iberdrola y Repsol no están nada contentos con su triunfo electoral y pienso que han tenido que ver con la broma de la radio Voces bolivianas en España.