Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MARTES 3 1 2006 ABC Toros Esplá y Ramos puntúan en el estreno de la temporada en Almería Curro Vivas sufre rotura de la escápula del hombro derecho Plaza de toros de Almería. Lunes, 2 de enero de 2006. Más de media entrada. Corrida concurso de ganaderías. Se lidiaron toros, por orden de salida, de Miura, Partido de Resina- -declarado mejor ejemplar- María Luisa Domínguez Pérez de Vargas, Hijos de Celestino Cuadri, Samuel Flores- -aplaudido en el arrastre- -y Marqués de Albaserrada, todos muy bien presentados y de juego variado. Luis Francisco Esplá, media estocada que terminó tragándose y descabello (ovación) tres pinchazos y cuatro descabellos (silencio) y media estocada tendida y trasera (una oreja) José Ignacio Ramos, gran estocada (una oreja) dos pinchazos y tres descabellos (ovación) y pinchazo y buena estocada (vuelta aclamada tras insistente petición de oreja con abucheo al palco por denegar el trofeo) Curro Vivas sufrió un percance y no pudo lidiar ninguno de sus toros. Esplá recibió el premio al mejor lidiador y el picador Héctor Peña, de la cuadrilla de Ramos, fue el autor de la mejor suerte de varas. Oreja para Manolo Mejía y Christian Ortega en La México GUILLERMO LEAL MÉXICO D. F. En su última oportunidad en la Plaza México, Manolo Mejía revivió cortando una oreja gracias a la técnica bien aprendida a lo largo de sus 23 años de matador de toros. Su joven alternante Christian Ortega también consiguió una, gracias a la variedad con la que buscó hacerle faena al mejor toro de San Mateo. Ambos se convirtieron así en los primeros dos triunfadores de 2006 en la Plaza México. Mejía, quien con su difícil primero había estado inconsistente, salió a su segundo sabedor de que era un toro crucial en su carrera. Gracias a su oficio, consiguió una faena limpia, breve, pero de buena factura. Al final aplaudieron hasta los que habían increpado en un par de ocasiones al torero que fue figura en la década de los noventa. Y ni qué decir cuando cobró un estoconazo, que, seguro, será de los mejores de la Temporada Grande, lo que le valió para cortar una oreja. Christian Ortega, falto de oficio, estuvo variado y, tras una estocada fulminante, consiguió que el poco público asistente le premiara con un trofeo. Con su segundo, alargó demasiado la faena. Confirmó la alternativa Jorge Benavides Cúchares quien cumplió con decoro. Silencio y palmas fue su balance. El rejoneador Octavio Sánchez dio una vuelta al ruedo después de una lidia muy interesante con un toro bravo de San Mateo. Por otra parte, ya se ha confirmado que el 5 de febrero actuarán Enrique Ponce, El Juli, El Zotoluco y otro mexicano para festejar los 60 años de la Monumental capitalina. ABC ALMERÍA. Luis Francisco Esplá y José Ignacio Ramos cortaron una oreja cada uno en la corrida concurso que abrió ayer en Almería la temporada española. El festejo matinal se vio ensombrecido por la lesión de Curro Vivas, que sufrió rotura de la escápula del hombro derecho, de pronóstico grave Por este motivo, el espectáculo quedó en un mano a mano, según informa Efe. La contrariedad del percance de Vivas restó carácter a la corrida que por primera vez se celebraba en Almería en la modalidad de concurso. Magnífico festejo por la irreprochable presentación de los toros e incluso, en algunos, por el juego. Destacaron el de Par- Esplá fue galardonado con el trofeo al mejor lidiador en la corrida concurso tido de Resina, elegido mejor ejemplar, y el de Samuel Flores. Ambiente de gala también por el tiempo, ideal para dar festejos en esta época del año. Almería, como reza un conocido eslogan sobre las excelencias turísticas de esta zona, dejó bien claro ayer que es la tierra donde el sol pasa el invierno En lo taurino, una perfecta organización con el respaldo del Ayuntamiento de la ciudad. Y de parte de los toreros, la maestría y destreza de Esplá- -premiado en el apartado de mejor lidiador- así como la voluntad a toda prue- M. MANZANO ba, y también la soltura, de Ramos, brindaron una función más que entretenida. Una pena que al ir a poner su primer par de banderillas Vivas cayese en la cara del miura, saliendo arrollado y pisoteado, con la mencionada lesión. Por lo demás, el festejo resultó brillante en todos los órdenes, pues incluso se pudieron y debieron cortar más orejas si no es por el fallo a espadas, además de que el presidente disimuló un trofeo muy claro a Ramos en el último de la corrida, lo que le hubiera valido la puerta grande. El Cid e Iván García indultan dos toros de César Rincón, que triunfa como torero y ganadero en Cali ABC CALI (COLOMBIA) César Rincón triunfó como ganadero y como torero en el festival que cerró el domingo la Feria de Cali. Cortó dos orejas y vio cómo El Cid e Iván García indultaban dos toros de su divisa colombiana de Las Ventas del Espíritu Santo, que se cubrió de gloria, según crónica de Alberto Lopera para mundotoro. Rincón estuvo en maestro con un ejemplar de mucho son y recorrido, al que mató de estocada. Por fin Cali pudo ver a El Cid en toda su dimensión. Toro sensacional y más aún la perfecta faena del torero de Salteras, que firmó muletazos de mano muy baja. Logró el primer indulto de la noche y paseó las dos orejas simbólicas, al igual que Iván García. El madrileño se ha con- Premiados de la feria Trofeo Señor de los Cristales al triunfador: Paco Perlaza. Mejor faena: Iván García, por la ejecutada el 29 de diciembre al quinto ejemplar de Ernesto González. También César Rincón fue galardonado con el premio Sebastián Belalcázar por la faena realizada el pasado día 28 al primer astado, según informa burladerodos. Mejor toro: Cartujano de Fuentelapeña, lidiado en quinto lugar el 31 de diciembre por Iván García. vertido en el nuevo ídolo de la afición. El domingo volvió a brillar en otro faenón ante un toro sensacional, una auténtica máquina de embestir, al que se le perdonó la vida. Rincón cortó dos orejas en el cierre de la Feria del Señor de los Cristales César Jiménez cortó una oreja, después de una faena muy ovacionada en las tandas en redondo, frente a un animal con mucho recorrido. Diego González pechó con el único EFE manso de la noche. Nada pudo hacer, por lo que fue silenciado. El sexto desarrolló complicaciones e impidió el lucimiento de Luis Bolívar, que hubo de conformarse con unas palmas.