Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MARTES 3 1 2006 ABC El detenido por el crimen de Joy Eslava ya intentó matar a otro joven con un hacha Testigos del asesinato en la discoteca se contradicen en sus declaraciones dos peleas en el local antes de la muerte con los mismos chicos; otro asegura que cada trifulca fue con dos grupos y por causas diferentes CARLOS HIDALGO MADRID. El joven de 23 años de origen magrebí Rashid Tachti, detenido como presunto autor del asesinato la madrugada del 26 de diciembre del chico español Roberto García Grimaldo en la discoteca Joy Eslava, está acusado, además, de un delito de homicidio en grado de tentativa contra otro joven, también magrebí, al que, supuestamente, agredió con un hacha el pasado 6 de septiembre en Leganés, informa Ep. En ese ataque, la víctima sufrió graves heridas, aunque salvó la vida. Desde entonces, Rashid estaba en paradero desconocido, por lo que, 48 horas después del suceso, se cursó una orden de busca y captura. Rashid Tachti cuenta con 18 antecedentes policiales por robos violentos, delitos contra las personas y contra las salud pública, y había sido expulsado de España hace seis meses; sin embargo, tuvo que ser devuelto a nuestro país después de que Marruecos no le reconociera como ciudadano. b Unos dicen que hubo Un amigo pegó a Edi por error antes de morir El testimonio de uno de los trabajadores de la sala Joy Eslava ante la Policía señala que la confusión fue tal, que incluso se produjeron agresiones físicas entre los propios miembros del grupo, formado por 20 personas: quien resultó fallecido (Edi) con anterioridad fue también golpeado por alguno de sus propios compañeros También uno de los trabajadores de la popular sala de fiestas aseguró que el fallecido, tras la primera discusión y antes de ser apuñalado, estaba muy alterado y nervioso, con las manos con sangre, como de haber participado en una reyerta gura, con otro grupo de personas. El segundo enfrentamiento lo tuvieron diez minutos después con otros jóvenes, entre quienes se encontraba el acusado. Salió a buscar el arma a su coche El declarante, además, dijo que en la primera, Anas recibió un golpe, aunque él no tenía nada que ver con el asunto inicial. Esto, afirma el amigo de Edi, se lo comentaron otros amigos que estaban presentes. Asimismo, a diferencia de lo que declararon ante la Policía dos de los chicos del grupo de Edi, el declarante indica que Rashid no salió del baño con el machete, sino que fue a buscarlo a su coche. Tanto este joven como la propia hermana del fallecido, según consta en las diligencias, reconocieron que Edi cumplía el tercer grado en el Centro de Internamiento Victoria Kent por robo y lesiones, motivo por el que llevaba una pulsera de seguimiento de presos en uno de sus tobillos. Uno de los policías, al entrar en el local, halló a un grupo de 15 personas, pateando a Anas Walaki, quien, lleno de sangre y dolorido, vomitó allí mismo. Rueda de reconocimiento El detenido prestará declaración ante el Juzgado de Instrucción número 18 próximamente; asimismo, el día 20, cuatro testigos del crimen intentarán reconocer al presunto criminal en una rueda de reconocimiento. Mientras esto ocurre, lo que hay en los juzgados son las declaraciones de varios trabajadores de la discoteca Joy Eslava, de algunos agentes policiales y de los amigos de la víctima. Tanto Tachti como su amigo Anas Walaki, que también fue detenido, se han negado a prestar declaración ante los agentes del Grupo X de la Brigada Judicial de la Policía. Lo tendrán que hacer ante el juez. Mientras, los amigos de la víctima han mostrado algunas contradicciones en sus relatos ante la Policía y el Juzgado número 49 de Madrid. ABC ha tenido acceso a ellas: mientras que la mayoría de quienes celebraban un cumpleaños con Roberto, conocido como Edi aseguran que se produjo una primera discusión con el grupo de Rashid a causa de comentarios que éstos hicieron a una de las chicas del grupo de la víctima- -incluido algún tocamiento en el trasero- y que, unos diez minutos después, se produjo la segunda pelea, que acabó con la muerte de Edi, uno de ellos declaró algo diferente el pasado 31 de diciembre ante el juez. Concretamente, este chico afirmó que su grupo de amigos no tuvo ninguna pelea con los amigos de Rashid al que, por ciento, conocía de vista. La primera trifulca fue, según ase- AYUNTAMIENTO Herido grave tras ser embestido por un delincuente en Villaverde ABC. Un hombre de 31 años y nacionalidad marroquí resultó ayer herido de gravedad después de que el coche en el que huía un delincuente embistiera el suyo. Los hechos ocurrieron en torno a la una de la tarde, cuando la Policía Municipal de Leganés dio el alto a un sospechoso, quien desoyó la orden. El conductor salió disparado hacia Madrid y, una vez llegado al distrito de Villaverde, tomó en sentido prohibido con el Opel Kadett la calle de Carmen Bordiú. Justo al llegar al cruce con la de Espinela, se cruzó el vehículo del herido, contra el que colisionó. El delincuente fue capturado, y la víctima, trasladada grave al Doce de Octubre. El asesino de Nochevieja disparó a otras viviendas y a un coche C. HIDALGO MADRID. Conforme se van conociendo más datos sobre el crimen de la pasada Nochevieja, que costó la vida a un chico rumano de 23 años en la plaza de la Rendición de Breda (Carabanchel) la investigación va descartando posibles móviles. Fuentes consultadas por este periódico indicaron que la Policía ha hallado más impactos de bala en otros puntos de la fachada del edificio donde se produjo la muerte, el número 8 de la mencionada plaza. Al menos, el autor de la muerte del chico disparó dos o tres veces sobre el mismo inmueble, pero a la altura de otras plantas, además de la quinta, donde se produjo el homicidio. Asimismo, las mismas fuentes apuntaron que también se ha hallado otro impacto en la bandeja posterior de uno de los vehículos que estaban estacionados en las inmediaciones. Los disparos debieron de ha- cerse con un revólver, puesto que no se han hallado casquillos de bala. Los profesionales de balística de la Brigada Científica están dilucidando este extremo. Los investigadores del Grupo V de la Brigada Judicial, por lo tanto, se decantan por que el asunto pueda ser obra de algún desequilibrado o alguien que pudo sufrir un arrebato. Hay que recordar que el pasado agosto, alguien mató de un tiro a un perro que estaba atado en la misma plaza. Por lo tanto, los indicios apuntan a que el crimen de Nochevieja no responde a un ajuste de cuentas, a una venganza ni a un asesinato de tintes xenófobos.