Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MARTES 3 1 2006 ABC Internacional El primer ministro ucraniano, Yury Ekhanurov, explica al presidente, Víctor Yúshenko, los efectos del corte del suministro del gas, ayer en una reunión del gobierno en Kiev EPA La guerra del gas de Rusia y Ucrania causa un fuerte impacto en los envíos a Europa Gazprom asegura que aumentará las exportaciones y promete solucionar hoy todas las dificultades asegura que la reducción de los volúmenes en los envíos del gas se debe a que Ucrania lo está desviando de forma ilegal para su propio consumo RAFAEL M. MAÑUECO. CORRESPONSAL MOSCÚ. La decisión de Rusia de suspender los suministros de gas a Ucrania, medida que empezó a aplicarse el pasado día 1 por la mañana, se hizo sentir ayer de forma masiva en todos los países europeos clientes de Gazprom, el gran monopolio energético ruso. El abastecimiento, que se lleva a cabo a través de tres gasoductos que atraviesan Ucrania de noreste a suroeste, se vio reducido entre un 20 y un 40 por ciento, dependiendo del país. Hungría fue uno de los más perjudicados, aunque los recortes afectaron a prácticamente todo el continente. Moscú imputa a las autoridades ucranianas el haber provocado la crisis a base de robar 100 millones de metros cúbicos de gas. Kiev, sin embargo, rechaza las acusaciones e insiste en que el flujo de gas se redujo desde Rusia deliberadamente. b El Gobierno ruso A juicio del Gobierno ucraniano, el anuncio hecho ayer por Gazprom, en el sentido de que, a partir de hoy, se aumentará el suministro de gas a Europa en 95 millones de metros cúbicos adicionales cada día, es en sí un reconocimiento tácito de que el verdadero causante de la caída del suministro a Europa es Rusia En un comunicado conjunto, el Ministerio ucraniano de Energía y Ucrtransgaz, la empresa que gestiona el trasiego del hidrocarburo a través del gaseoducto, manifestaron ayer que Moscú ha admitido su responsabilidad en la situación de desabastecimiento que ha empezado a sufrir Europa. Gazprom suministra 150.000 millones de metros cúbicos anuales a 21 países de Europa, sin incluir los que formaron parte de la desaparecida URSS. El 25 por ciento del gas que consume la UE es ruso. El presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, se reunió ayer en Kiev con representantes diplomáticos de la Unión Europea, EE. UU. y Japón, a los que dijo estar dispuesto a demostrar que su país no tiene nada que ver con la crisis energética que acaba de estallar. Podemos invitar a observadores y expertos internacionales para que verifiquen que nadie está desviando gas a ninguna parte Pocas horas antes, el vicepresidente de Gazprom, Alexánder Medvédev, había asegurado en Moscú que Rusia también tiene intención de recurrir a especialistas extranjeros, concretamente a la firma SGS, para que comprueben que se está inyectando en la tubería la cantidad de gas necesaria, descontando, por supuesto, el volumen de gas que se ha dejado de suministrar a Ucrania (120 millones de metros cúbicos diarios) En términos especialmente duros, Medvédev acusó a las autoridades ucranianas de haber robado 100 millones de metros cúbicos de gas desde el domingo. En cualquier caso, Kiev no descarta que, en caso de necesidad, se sirva gas por su cuenta de la tubería europea. Rusia lleva varios días sin pagarnos las tarifas de tránsito advirtió Yúshenko durante su reunión con los embajadores. En términos idénticos se expresó el ministro de Energía ucraniano, Iván Plachkov, al señalar que si se registran temperaturas por debajo de cinco grados bajo cero, consumiremos gas ruso recibido como pago por el tránsito Plachkov afirmó que Ucrania está consumiendo gas de sus reservas, de su propia extracción y del que recibe de Turkmenistán. Desde Moscú, sin embargo, se afirma que el gas turkmeno, suministrado mediante un gasoducto que pasa por Rusia, no está llegando a Ucrania. Presión política y chantaje Mientras tanto, el primer ministro ucraniano, Yuri Yejanúrov, continuaba dando instrucciones para que se limite el gasto de gas en las empresas industriales y centrales térmicas capaces de funcionar con carbón. El Ministerio de Exteriores de Ucrania acusó ayer a Rusia de ejercer presión política y chantaje con su decisión de cortar el abastecimiento de gas. El comunicado de la cancillería ucraniana sos- Pese a negar el robo de gas, Kiev no descarta, en caso de necesidad, servirse por su cuenta de la tubería europea