Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía LUNES 2 1 2006 ABC JUAN VELARDE FUERTES ADVERTENCIAS CLARAS, DURAS E INTELIGENTES caba de publicarse la actualización de un trabajo que se ha convertido en un punto de apoyo insustituible para comprender cómo evoluciona la economía española. Se trata del de Julio Alcaide Inchausti y Pablo Alcaide Guindo, Balance Económico Regional Autonomías y Provincias. Años 2000 a 2004 (Funcas, 2005) Conviene a renglón seguido agregar dos cosas. Julio Alcaide trabaja, sin interrupción, desde la primera de las estimaciones de la distribución provincial de las magnitudes macroeconómicas que elaboró a partir de 1955 el Servicio de Estudios del entonces Banco de Bilbao, bajo la dirección de Sánchez Asiain y la colaboración íntima de José Luis de Urquijo. Desde entonces, y a lo largo de medio siglo, un conocimiento aceptable de la distribución territorial de la renta en España a Julio Alcaide se debe. Naturalmente desde entonces, y en parte por sus desvelos, ha mejorado el conocimiento estadístico de nuestra macroeconomía, así como la estimación de la Contabilidad Nacional se ha modificado de modo notable. Pero Julio Alcaide tiene otra virtud. Además de ser el mejor zahorí que conozco de por dónde van los datos macroeconómicos españoles, es un servidor implacable de la verdad. Dice lo que éstos contienen sin importarle para nada si molestan a Fulano o ensalzan a Mengano. Considera que los ciudadanos deben conocer lo que él ha investigado, para poder reaccionar del modo solvente que precisa una democracia madura. Por eso, como una especie de homenaje a tan insigne estadístico transcribo algunas de las glosas que A Julio Alcaide, además de ser el mejor zahorí que conozco de por dónde van los datos macroeconómicos españoles, es un servidor implacable de la verdad aparecen a las cifras que contiene este volumen. En primer lugar se encuentra la cuestión de la inmigración: Es probable que al finalizar 2005 la realidad del número de extranjeros que residen, legal o ilegalmente en España, habrá superado la cifra de los cinco millones... Es decir, la población extranjera representará más del 11 por 100 de la población española, lo que puede crear problemas de empleo si el desarrollo de los servicios, como parecen apuntar los datos disponibles, no puede mantenerse frecuentemente. Es posible que una población extranjera residente en España que haya venido a buscar un trabajo, por muy modesto que sea, que alcance el 15 por 100 de la población española, se encontrará con graves dificultades para su incorporación al mundo laboral español. Un problema grave que probablemente los políticos no abordarán, ya que piensan que serán otros lo que tendrán que afrontar los efectos de una política negligente, sin preocupación por el futuro de más allá de tres años Al estudiar la realidad actual del mercado laboral español, escribe: Destaca el limitado crecimiento del empleo en la industria transformadora con una tendencia a su reducción. En cambio, crece notablemente el empleo en los servicios personales y también, pero menos intensamente, en la construcción. Unos hechos que marcan claramente la evolución de nuestra economía, que tiende a constituirse en una economía de servicios y, por ahora, de la construcción de viviendas y mejora de infraestructuras. Un comportamiento típico de países que están tocando el ocaso de su crecimiento y desarrollo Sobre las cifras de la productividad aparente del factor trabajo que, entre 2000 y 2004, creció solo un 1,1 tras estudiar los muy dispares ritmos de incremento según los distintos sectores, subraya por ejemplo, que el sector industrial transformador pasó en productividad aparente el 7 lo que niega que el deterioro de la balanza de pagos en mercancías se deba a la menor productividad industrial Pero, al mismo tiempo los servicios privados, como consecuencia de la expansión del servicio doméstico y de la hostelería, registraron un descenso del 5 que explica significativamente dónde están las causas por las que la productividad global del modelo económico español no gane en productividad, a pesar de crecer más que la media de los países miembros de la Unión Europea ¿Dónde se acumulan los mayores riesgos? He aquí la respuesta: en el deterioro registrado en la balanza exterior de bienes y servicios que habiendo tendido a mejorar entre el 2000 y 2003- -en plena etapa del modelo Aznar- Rato- en el 2004 ha registrado un considerable deterioro hasta alcanzar dicho déficit el 3,4 con una clara tendencia a aumentar en el presente año Se prevé que en el 2006 puede- -fob- fob- -sobrepasar el 8 del PIB. Así es como aparece uno de los elementos que amena- zan la estabilidad del crecimiento de nuestra economía, pero acompañado de otro: el previsible deterioro de la balanza de pagos con el exterior y el diferencial de inflación de la economía española frente a la europea. También la visible tendencia al empeoramiento de las cuentas públicas, ante la fuerte demanda del consumo público, en parte como consecuencia del envejecimiento de la población española nativa y la inmigración exterior No deja de ser interesante que al estudiar la distribución nacional e institucional de la renta, en este documento se indique que ha disminuido- -en los años que transcurren de 2000 a 2004? la participación de las familias en la distribución secundaria de la renta- esto es, una vez anotadas las operaciones de recaudación fiscal y de las cotizaciones sociales, junto a los efectos redistributivos y de gasto público (consumo e inversión) con una pérdida de 1,88 puntos a consecuencia del aumento de la presión fiscal o, si se quiere, de la dimensión de la renta bruta disponible de las administraciones públicas españolas en el periodo 2000- 2004 Pero si esto puede parecer aceptable, o incluso satisfactorio, puntualiza Julio Alcaide que esta calificación, en su opinión, no se habrá dado en la distribución personal de la renta y el patrimonio de la sociedad española Finalmente, cuando ahora, sobre todo desde numerosos políticos de Cataluña, se habla del saldo de la balanza fiscal de esa región, es conveniente leer este categórico, y científicamente perfecto, párrafo de este volumen: El cálculo riguroso de las balanzas fiscales, dígase lo que se quiera, es inviable. Porque, ni todos los gastos públicos pueden identificarse territorialmente, ni algunos ingresos, como ocurre con los impuestos indirectos, se contabilizan en el lugar donde se pagan realmente Desde hace cincuenta años, toda España, aparte de los economistas españoles, está en deuda con Julio Alcaide. Apetece destacarlo. El TDC continuará hoy con el análisis de la opa sobre Endesa ABC MADRID. El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) continuará desde hoy con el análisis de la opa lanzada por Gas Natural sobre Endesa y prevé concluir sus trabajos y tener terminado su dictamen no vinculante a lo largo de la semana. Una vez cumplido el trámite de escuchar a las partes afectadas por la operación, el Tribunal ha entrado ya en la fase final del análisis de la OPA, tareas que ocuparon la reunión celebrada por el Pleno el jueves pasado, en la que los vocales fueron muy críticos con los términos en los que se ha planteado la operación, hasta el punto de que el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, calificó al día siguiente el debate del máximo órgano de decisión del Tribunal de bastante movido En la fase de alegaciones, el Tribunal de Defensa de la Competencia ha escuchado los argumentos de las empresas afectadas y asociaciones de consumidores, así como de otros agentes del sector energético afectados. Endesa defiende que la operación crearía un duopolio energético porque elimina al competidor más activo en los mercados afectados (Gas Natural en electricidad y Endesa en gas) y pone en manos de Iberdrola los activos objeto de desinversión, al tiempo que alerta también sobre la creación de monopolios regionales en gas y electricidad en Cataluña, Andalucía, Valencia, Madrid y Murcia. Por el contrario, Gas Natural argu- menta que la integración no perjudica la competencia, puesto que no altera el número de competidores en España, y que las desinversiones previstas garantizan que la posible posición de dominio que resultaría de la fusión quede como antes de la operación. El pasado 20 de diciembre, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) emitió su opinión favorable a la oferta de Gas Natural en el informe no vinculante que hace sobre la operación y que remitió al Servicio de Defensa de la Competencia (SDC) organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda. Cuando cuente con los dos informes, el departamento que encabeza Pedro Solbes tendrá un mes para elevar una propuesta al Consejo de Ministros, que tomará la decisión definitiva sobre la operación. En caso de que el Gobierno tome una decisión distinta al dictamen del TDC deberá motivarla, de acuerdo con la doctrina del Tribunal Supremo. Reparto de fuerzas en el TDC El Consejo del Tribunal de Defensa de la Competencia está compuesto por nueve miembros, incluido el presidente Luis Berenguer. Siete de ellos fueron nombrados durante la etapa de Gobierno del PP, aunque sólo cinco de ellos son considerados cercanos a este partido. Se trata de Francisco Javier Huerta, Fernando Torremocha, Emilio Conde, Miguel Cuerdo y Antonio del Cacho. Por su parte, Antonio Castañeda y Miguel Comenge también fueron nombrados minetras gobarnaba el PP- -son vocales del TDC desde 1996 y 1999, respectivamente- pero no son considerados próximos a las posturas de este partido, ya que ocuparon cargos en el Ministerio de Economía durante la anterior etapa socialista en el Gobierno. Los dos miembros restantes del TDC, el presidente y Pilar Sánchez Núñez, fueron nombrados el pasado mes de septiembre.