Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 1 2006 Internacional 27 Irak comienza el año con una ola de ataques con coches bomba de bajo poder letal El Pentágono exige que los suníes se incorporen también al Ejército y la Policía nacionales Estado Mayor Conjunto de EE. UU. afirma que antiguos oficiales suníes están regresando al Ejército, pero la Policía sigue ocupada sólo por los chiíes ABC BAGDAD. Al menos 12 atentados con coche bomba fueron perpetrados ayer en Irak, causando un muerto y 40 heridos, según fuentes de seguridad. El último atentado perpetrado en Kirkuk, a 255 km al norte de Bagdad, dejó seis heridos, entre ellos dos policías. El coche explotó cerca de un puesto de control de la Policía en el oeste de la ciudad indicó el coronel de las fuerzas del orden Chawn Jodr. Antes, un policía fue abatido cuando abandonaba el trabajo en su vehículo en Mosul, indicó la Policía de esta ciudad del norte de Irak, donde otros dos policías resultaron heridos en la explosión de una bomba. Un kamikaze detonó su coche bomba en el barrio de Karrada, en el centro de Bagdad, hiriendo a cinco personas. Asimismo, dos policías fueron heridos en la explosión de un artefacto artesanal al paso del vehículo en el que patrullaban en el este de Bagdad. b El jefe del La otra guerra del carburante Una persona murió y otras cuatro resultaron heridas ayer cuando la Policía reprimió una manifestación contra la penuria de carburante en la ciudad iraquí de Kirkuk (norte) indicaron fuentes de seguridad. La marcha de cientos de personas que denunciaban la escasez de carburante terminó de forma violenta, ya que los manifestantes incendiaron dos estaciones de servicio y varias oficinas de la compañía nacional de petróleo y lanzaron piedras a los policías, indicó Moanis Ishak, de la Policía local. En Basora (sur) cerca de mil manifestantes encolerizados quemaron neumáticos en el centro de la ciudad para protestar por el aumento del precio de la gasolina. El 18 de diciembre, el Gobierno iraquí decidió triplicar el precio de la gasolina, fuertemente subvencionado y uno de los más bajos del mundo. Otras 10 personas fueron heridas en la explosión de seis vehículos cargados de explosivos en varios barrios de la capital. Un coche bomba estalló al paso del convoy del director general de Salud, Saba Mohammed Amine, en el noreste de Kirkuk, causando cuatro he- Restos de uno de los coches bomba que estallaron ayer en Bagdad ridos, indicó por su parte la Policía de la ciudad, situada a 255 km al norte de Bagdad. Poco antes, un primer coche bomba estalló en Kirkuk al paso de una patrulla del Ejército estadounidense, sin causar heridos, aunque destrozó el vehículo, agregó la Policía. Once personas fueron heridas por tiros después de un atentado suicida frustrado contra el Ejército estadounidense en Hajaj, a unos 200 km al norte de Bagdad. Además, una patrulla del Ejército estadounidense también fue blanco de una explosión de un coche bomba en Moqdadiya, a 100 km al norte de Bagdad. Por último, la Policía halló el cuerpo de un hombre no identificado con las manos atadas y un tiro en la cabeza en el sur de Bagdad. AP Sumar fuerzas En el terreno político, el año empezó en Irak con los esfuerzos por encontrar un Gobierno de unidad nacional que permita incorporar a las principales comunidades del país. En este senti- do, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses, el general Peter Pace, afirmó ayer durante una entrevista a la cadena televisiva ABC que el Ejército y la Policía iraquíes deberán integrar en sus fuerzas a los suníes. Todo el mundo aquí entiende que si este gobierno quiere tener éxito, debe representar a todas las partes, afirmó. Y para que un gobierno sea representativo, hace falta un Ejército y una Policía que integre a sus componentes, continuó. El general destacó que el Gobierno iraquí busca activamente reclutar a oficiales del antiguo Ejército iraquí, disuelto poco después de la invasión estadounidense en la primavera de 2003. El Gobierno iraquí despliega ya sus esfuerzos para tender una mano a antiguos oficiales suníes, comandantes y de menor rango; además la Policía debe contar con los suníes. Existe un buen margen de progreso en este punto de vista, agregó el jefe del Estado Mayor Conjunto.