Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 1 2006 Nacional 13 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN CiU y ERC ven la negociación encallada y a Maragall en fuera de juego Los nacionalistas critican la falta de liderazgo del presidente de la Generalitat convergentes temen que el PSC rompa la unidad al seguir sin replicar a Solbes cuando este insiste en que no habrá nueva propuesta de financiación M. J. C. BARCELONA. Con la semana que hoy comienza se abre un compás de espera en las negociaciones sobre el nuevo Estatuto catalán. Al fracaso de la última reunión celebrada en la sede del Parlamento catalán entre el PSOE y el cuatripartito, se han unido las declaraciones del vicepresidente segundo, Pedro Solbes, quien advirtió de que el Gobierno no piensa ceder en materia de financiación económica. Una postura que abona la teoría de CiU de que el proyecto estatutario está más encallado que nunca y que la supuesta unidad de los cuatro partidos catalanes, con un PSC entregado a las tesis del PSOE, es demasiado frágil. Precisamente de unidad habló el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, en su mensaje institucional de Fin de Año. De unidad y de reivindicación nacionalista. Un discurso que no convenció a sus supuestos aliados en la controvertida negociación del Estatuto, pues tanto CiU como ERC ponen en duda la capacidad de Maragall- -o lo que es lo mismo, del PSC- -para ser consecuente con ese llamamiento. La federación encabezada por Artur Mas sostiene que, o el PSOE cambia sustancialmente su propuesta o no habrá nuevo Estatuto, por lo que reprochan a Maragall su falta de liderazgo en el proceso. El portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Felip Puig, aseguró que el discurso del presidente de la Generalitat vuelve a mostrarnos a un personaje, a un político, que deambula por la política catalana como ausente, despistado y en fuera de juego Nos habla del Estatuto y del referéndum cuando en estos momentos el debate esta más encallado y difícil que nunca, un debate que el president ni lidera ni está dijo Puig además de criticar b Republicanos y Maragall apeló a la unidad de los partidos en su mensaje de fin de año EFE Empieza un compás de espera en las negociaciones con los nacionalistas desmarcados del PSC que el dirigente del PSC tampoco trate del asunto con Zapatero. Por su parte, ERC instó al presidente autonómico a que se asegure de que el partido que preside será consecuente con esta llamada a la unidad y defenderá, en todas las reuniones el Estatuto aprobado conjuntamente en el Parlamento catalán cosa que no ha pasado hasta ahora dijo la portavoz republicana, Marina Llansana. Los independentistas coinciden con Pasqual Maragall en la necesidad de hacer pedagogía sobre sus teorías sobre la España plurinacional que promueve el nuevo Estatuto, pero ahora hace falta que sea el Gobierno español el que haga un esfuerzo para entender si verdaderamente cree en un modelo plurinacional del Estado porque para nosotros la mejor manera de demostrarlo sería respetando la voluntad expresada en un noventa por ciento en la Cámara catalana Discurso infantil El portavoz del PP, Francesc Vendrell, calificó de infantil el discurso de Maragall, en el que el presidente autonómico culpó a los demás de incomprensión en el nuevo Estatuto. Sólo los niños y los nacionalistas echan las culpas a los demás dijo Vendrell, quien advirtió de que mientras continuemos con actitudes infantiles de que los demás siempre tienen la culpa y nosotros somos los buenos, difícilmente saldremos adelante El portavoz de ICV en el Parlament, Joan Boada, también alertó de que si es verdad que el Gobierno no presenta una nueva propuesta de financiación, será muy difícil que pueda avanzar el consenso sobre el Estatuto. El PP prevé una crisis constitucional si le excluyen del debate MADRID. El secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, dijo estar seguro de que en 2006 va a aprobarse un nuevo Estatuto de Cataluña. No obstante, en una entrevista con Ep, avisó al presidente del Gobierno de que si lo hace sin los populares y excluyendo del debate a las otras 16 comunidades autónomas habrá una crisis constitucional de gravedad desconocida Zapatero está abordando una negociación con los partidos políticos catalanes sin tomar la Constitución como límite- -destacó- A partir de conclusiones que obtenga en esa negociación, tratará de plantear la reforma del modelo constitucional. Es un fraude para todos los españoles. Es excluir a los ciudadanos de 16 comunidades de un debate sobre el modelo básico de convivencia, de manera explícita y abierta. Es un planteamiento en sí mismo disolvente y provocará una crisis constitucional de una gravedad desconocida desde el 78 Auguró el dirigente del PP que el jefe del Ejecutivo volverá a involucrarse personalmente en la fase final de la negociación estatutaria. Habrá Estatuto, necesariamente. Porque Rodríguez Zapatero ha hecho girar todo su proyecto político sobre la aprobación de este proyecto: No hay otra iniciativa conocida del Gobierno que tenga una entidad parecida a ésta dijo Elorriaga. Según el dirigente popular, el proyecto político del PSOE está centrado en cambiar las bases de la convivencia que quedaron fijadas en la Transición.