Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Los sábados de ABC SÁBADO 31 12 2005 ABC TRADICIONES Soñamos con un billete de avión y nos cae una batidora. Menos es nada. Y es que las prisas de última hora y los obsequios socorridos para minimizar riesgos impiden que acertemos de pleno con los regalos navideños Los reyes vagos POR SOLANGE VÁZQUEZ s Reyes Magos inauguraron la costumbre de regalar por Navidad. Pero también la tradición de obsequiar al destinatario con cosas que no le interesan en absoluto, porque oro, incienso y mirra no parece lo más apropiado para un recién nacido. Lo cierto es que dar con un regalo que se ajuste a los gustos o necesidades de quien lo recibe es complicado, porque entre lo que la gente desea que le compren y lo que recibe existe un serio desfase. Así lo revela un estudio realizado por la firma Deloitte, que destaca que se regala más ropa, libros y artículos de perfumería de los deseados, y menos viajes, móviles y material electrónico de los que la gente pide a los Reyes, a Papá Noel o el Olentzero, que, muchas veces, no aciertan porque pecan de vagos, o de falta de tiempo. España es, después de Italia, el país europeo donde se realizan más compras in extremis Lo Aroma de fiesta Las marcas de perfumes sacan su artillería publicitaria en estas fechas. Los publicistas hace meses que afilaron sus colmillos y diseñaron sus campañas navideñas. Ellos, mejor que nadie, son conscientes de que en estas fechas un montón de millones de euros salen de nuestros bolsillos para nunca más volver y también saben que un 58 por ciento de las personas comprarán perfumes o cosméticos para agasajar a sus seres queridos. Por eso, este sector es uno de los que más invierten en publicidad navideña y de los que recurre a tácticas psicológicas más aviesas para atraer clientes. No es de extrañar, la competencia es brutal. Cada año salen al mercado 200 fragancias diferentes y el presupuesto en regalos se sitúa en España alrededor de los 250 euros- -estas fiestas se estima que el gasto se incrementará en un 6,5 por ciento respecto al año pasado- por lo que la guerra de marcas está servida. ¿Ha visto usted anuncios de perfume que no entiende y a los que ha estado dando vueltas para encontrarle sentido? Pues no se fatigue, probablemente su coeficiente intelectual no sea inferior al de sus semejantes, lo que ocurre es que le han enganchado con un ardid publicitario. A tontas y a locas La gente es poco planificadora y se le echa el tiempo encima señala Juan José Roque, socio de Deloitte y experto en Consumo y Distribución. La consecuencia es que los españoles no van a acertar al 100 por cien en satisfacer los deseos de las personas a quienes van a regalar adelanta. No es una predicción esotérica: según este informe sobre consumo navideño, la ropa será el regalo más demandado (62 por ciento) y también el más realizado (69 por ciento) pero parece que engordarán su guardarropa más personas de las que las quisieran. Asimismo, se regalarán más perfumes (58 por ciento) CDs, DVDs, vídeos y electrodomésticos de los que los destinatarios requieren. En España, según Roque, somos demasiado tradicionales lo que se traduce en que obsequiamos cosas que no ho- rripilan, pero que tampoco entusiasman. Y sólo el 19 por ciento compara precios. Tanto la ropa como los perfumes son artículos muy socorridos, porque, además, no requieren demasiado tiempo para ser adquiridos- -justifica- Porque, si de algo andamos escasos, es de tiempo Por eso, el 63 por ciento de los que se aventuran en busca de regalos acude a grandes almacenes. Es por comodidad, porque en estos lugares hay casi de todo apunta el especialista de Deloitte. Rentabilizar el error Así que parece que el tiempo es nuestro bien más escaso, y también el más preciado, porque, ¿saben cuál es el obsequio más anhelado y que, sin embargo, no entra en los planes de los que van a regalar? Los viajes. O lo que es lo mismo, tiempo de descanso. Según la encuesta, un 38 por ciento de las personas sueñan con que alguien les pague unos días de asueto en algún destino idílico. Sin embargo, esta opción ni siquiera aparece en el top ten de los que re- Cosmética y perfumería suponen jugar sobre seguro galan. En Navidad, como se está fuera de temporada, hay ofertas muy interesantes. Ahora está de moda regalar unos días o un fin de semana en un balneario de talasoterapia afirma José Carlos Ramos, responsable de comunicación del Corte Inglés. La gente tiene prácticamente de todo; entonces, para que un regalo haga ilusión hay que optar por algo original, como un viaje, un perfume nuevo, un MP 3 de última generación... asegura Ramos. Los cerebros del marketing han ideado otra solución para quienes no encuentran nada de nada y muchas firmas ofrecen cheques- regalo (por el importe que se quiera) para obsequiar. De este modo, el destinatario elige lo que más le gusta y se evitan las devoluciones post- navideñas. Pero también hay quien rentabiliza los chascos y decide acudir a una tienda de segunda mano a vender ese regalo indeseado para quitárselo de encima y, de paso, embolsarse unos durillos tal y como afirma José Negrete, encargado de El bazar de lo usado