Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 31 12 2005 89 Los sábados de ABC MOTOR GASTRONOMÍA TRADICIONES TODOS LOS FABRICANTES DE COCHES TIENEN PREPARADAS SUS NOVEDADES PARA EL NUEVO AÑO EL CULTIVO DE FLORES COMESTIBLES ES UN NEGOCIO CON ENTUSIASTAS SEGUIDORES MUCHOS DE LOS REGALOS DE ESTAS FECHAS REFLEJAN MÁS VOLUNTAD QUE ACIERTO Florales y dulces sotijas realizadas en azúcar En Luz Ardiden hay sesenta kilómetros de pistas esquiables. En la fotografía, las tablas esperan a sus dueños junto a los remontes de la estación Esquí o raquetas de nieve por la mañana y el agua de las termas cuando cae la tarde. El cóctel de frío y calor, de esfuerzo y relax, es la propuesta de los Altos Pirineos franceses, el escenario mítico del Tour en verano y una idílica postal de Navidad estos días. He aquí un viaje cercano, a sólo dos horas de la frontera de Irún, a un paraíso de la montaña Un blanco perfecto Unama TEXTO: JUAN FRANCISCO ALONSO FOTOS: GONZALO CRUZ nta de niebla vuela muy despacio sobre el valle de L Esponne. Más arriba, las agujas afiladas del Montaigu. Y debajo, acunado entre el río y la montaña, un pequeño hotel, Le Domaine de Ramonjuan inaugurado hace quince años. Amanece despacio en este lugar sin cobertura, a dos horas en coche de la frontera española. Al sol, en efecto, le cuesta un potosí vencer la resistencia de las crestas, y un grupo de turistas- -japoneses, españoles- -aguarda el momento delante de unas tostadas y un zumo de naranja, con la mirada cosida a un ventanal pintado con nieve y bruma. Cerca serpentea la carretera que les llevará a despe- dir el año en alguna estación de esquí próxima, tal vez Luz Ardiden, o el Pic du Midi, o quién sabe si las pistas de Cauterets. Las cumbres del Tour de Francia son en invierno una postal de Navidad, con acebos que tiritan de frío, carámbanos en los laterales de la carretera y cascadas que se precipi- Las estaciones de esta región, como Luz Ardiden, son el destino de muchos aficionados españoles cada año tan por las laderas. Desde La Mongie, cerca de la meta del Tourmalet, sale el funicular que nos conduce sin esfuerzo al Pic du Midi (2.877 m. un artilugio inaugurado en 2000 que permite paladear el vértigo y, unos minutos más tarde, acceder al mejor mirador ima (Pasa a la página siguiente)