Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad SÁBADO 31 12 2005 ABC Salud Las terapias sustitutivas de la nicotina cuadruplican la posibilidad de dejar el tabaco Diagnóstico y seguimiento médico en el proceso de deshabituación, bases para superar la adicción Los beneficios de una vida sin humo A los 10 años: El riesgo de sufrir cáncer de boca, pulmón, páncreas y esófago es igual que el de un no fumador b La prohibición de fumar en el Chicles: Indicaciones: forman parte de las terapias de reemplazo de la nicotina. Están disponibles en dosis de 2 (para quienes fuman menos de 25 cigarrillos al día) y 4 miligramos (para más de 25 cigarrillos) Sin necesidad de receta. Posología: el tratamiento dura, como mínimo, ocho semanas. No pueden consumirse más de 15 chicles al día. Al masticar la goma se libera nicotina en el torrente sanguíneo. Conforme avanza el tratamiento se reduce la administración de chicles, tanto en cantidad como en contenido de nicotina. trabajo y espacios públicos, vigente desde mañana, multiplica las consultas en centros de salud y servicios especializados en tabaquismo G. ZANZA MADRID. Casi la mitad de los fumadores, el 46,8 según una reciente encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, ha intentado dejar el tabaco más de una vez. Año Nuevo es la fecha en que la más intentos se registran y más este, cuando desde mañana se prohíbe el consumo en centros de trabajo y en espacios públicos. Por este motivo, desde hace un mes los servicios de salud se han llenado de ciudadanos dispuestos a abandonar el tabaco. Para dejar el tabaco hace falta estar concienciado, voluntad dicen en el Ministerio de Sanidad. Pero en la mayor parte de los casos no sólo eso. El tabaquismo es una adicción, como el alcohol u otras drogas ilegales, y para su deshabituación necesita consejo y diagnóstico médico. Lo dice el Foro Español de Pacientes, cuyo presidente, Albert Jovell, cree que si el tabaco es una adicción, el Gobierno debería haber contemplado el tema de la financiación de la deshabituación dentro de la ley E igual de contundente es el neumólogo Carlos Jiménez: La ayuda para la prevención del tabaquismo de la ministra Salgado no tiene pago, pero ha hecho un flaco favor cuando ha dicho que no existen tratamientos eficaces. Eso es mandar un mensaje equivocado en un momento en el que con la entrada en vigor de la ley habrá mucha gente que quiera dejar el tabaco A los 5 años: El riesgo de cáncer de pulmón, laringe y esófago baja a la mitad. Las posibilidades de sufrir un infarto son las mismas que las de una persona que nunca ha fumado Parches: Indicaciones: forman parte de las terapias de reemplazo de la nicotina. Están disponibles en dosis de 17,5, 35 y 52,5 miligramos. Sin necesidad de receta. Posología: el tratamiento dura, como mínimo, doce semanas. Existen parches para utilizarlos durante 16 horas y otros para 24, según el grado de dependencia. La dosificación mayor (52,5 miligramos) sólo es recomendable para fumadores de más de 20 cigarrillos diarios y sólo debe emplearse el primer mes. El siguiente se pasará a parches de 35 miligramos y el tercero a los de 17,5. Al año: Se reduce a la mitad el riesgo de infarto A los nueve meses: La tos, la fatiga y las dificultades respiratorias desaparecen A los seis meses: Mejora el drenaje bronquial y se reduce el riesgo de infecciones Al mes: Aumenta la capacidad física, el cansancio, con cualquier actividad, disminuye A las tres semanas: La circulación mejora y las funciones pulmonares se incrementan un 30 A las 48 horas: Se normalizan los sentidos del gusto y el olfato. Las terminaciones nerviosas se acostumbran a la ausencia del tabaco Bupropión Indicaciones: es un antidepresivo y sólo se vende con receta médica. Ayuda a reducir los síntomas de la abstinencia a la nicotina y los momentos de hambre de tabaco. No pueden utilizarlo epilépticos o personas con trastornos de la alimentación, entre otros. Posología: el tratamiento dura entre 7 y 9 semanas y comienza antes de dejar de fumar y durante dos semanas. La dosis inicial es de una pastilla diaria durante seis jornadas, y dos desde el séptimo día dejando un mínimo de 8 horas entre ingestas. No pueden tomarse más de dos comprimidos al día. Los métodos Para abandonar el tabaco hay muchos métodos pero sólo las terapias sustitutivas de la nicotina y un medicamento están contrastados científicamente. Parches, chicles y el fármaco bupropión están respaldados por estudios científicos. Con ellos, las posibilidades de dejar el tabaco, una vez que el fumador está concienciado, se multiplican por tres y cuatro, y se incrementan si se cuenta con respaldo de un facultativo. Sin ayuda, las posibilidades de éxito para abandonarlo se reducen a entre un 5 y un 10 Dejar de fumar es difícil, pero necesario. No sólo porque ser inductor directo de más de 25 enfermedades sino porque consiguiéndolo se gana calidad de vida. Muchas personas acuden a las farmacias para comprar los tratamientos- -parches y chicles, principalmente- -pero lo hacen sin seguir un consejo médico. Con esa postura rebajan las posibilidades efectivas de dejar el tabaco. FOTOS: IGNACIO GIL A las 24 horas: Disminuye el riesgo de muerte súbita e infarto A las 8 horas: Los niveles de monoxido de carbono y oxígeno se normalizan, la función pulmonar mejora. La presencia de nicotina en sangre baja a la mitad Abandonar el tabaco no se logra sólo con fármacos u otras terapias, es vital estar convencido Por ejemplo, señala Carlos Jiménez, el fumador siempre tiende a infrautilizar los medicamentos, es decir, adquirirá aquellos parches o chicles con menor cantidad de nicotina. A la gente le da miedo la terapia sustitutiva de nicotina, siente cierta prevención cuando sólo dan nicotina, no monóxido de carbono o alquitrán, como los cigarrillos, que son los responsables de A los 20 minutos: La presión arterial regresa a su nivel normal, lo mismo que la frecuencia cardiaca Infografía ABC los efectos adversos en la salud La capacidad adictiva de la nicotina radica en su forma de administración, con un alto poder de dependencia en el tabaco pero no en un parche o chicle. Tampoco es cierto, dice el neumólogo, que generen problemas cardiovasculares como lo demuestran estudios con personas que tomaron chicles de nicotina durante cinco años. Los resultados demostraban que estos pacientes tenían los mismos problemas cardiovasculares que las personas sanas. Estos tratamientos deben ser seguidos durante un periodo de entre 8 y 12 semanas. Las terapias con bupropión necesitan, obligatoriamente, diagnóstico y receta médica. Se trata de un antidepresivo que inhibe las ganas de fumar.