Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional SÁBADO 31 12 2005 ABC Zapatero asume el desgaste y mantendrá con los nacionalistas el aislamiento del PP Los socialistas esperan recuperarse, pero reconocen que la polémica territorial eclipsa al Gobierno b Los populares, convencidos de que el presidente del Ejecutivo mantendrá su huida hacia adelante creen que Zapatero no sabe cómo salir del atolladero del Estatuto MANUEL ERICE MADRID. El Gobierno y el partido que lo sustenta, el PSOE, parecen terminar 2005 pidiendo la hora. En empate técnico con el PP, en su momento más bajo de valoración, Zapatero y la mayoría de sus ministros, y ante la percepción de los españoles más negativa de la legislatura, las alianzas con los nacionalismos y la estrategia de aislar al PP se han convertido en el bumerán que explica muchas críticas al Ejecutivo. Diciembre se ha hecho especialmente cuesta arriba para el PSOE desde los territorios conquistados el Estatuto catalán, encallado por la enorme distancia entre las aspiraciones nacionalistas y el límite que se espera de un partido nacional; el histórico apoyo del PSE a los Presupuestos de Ibarretxe, envenenado aún más por una partida que ayudará a los familiares de los presos de ETA, y la renovada apuesta radical del BNG en Galicia, nuevo socio del PSOE, configuran un difícil panorama que, eso sí, preocupa más al extrarradio del partido y del Gobierno que a sus principales dirigentes. Zapatero asume el desgaste, pero está seguro de contar aún con margen de maniobra en 2006, en la medida de saque adelante el Estatuto catalán dicen fuentes socialistas, que son conscientes de que la tensión territorial eclipsa cualquier iniciativa del Ejecutivo. rritorial, mantendrá su huida hacia adelante, pero no porque le esté yendo bien, sino porque, sencillamente, no sabe como salir del atolladero en alusión al Estatuto catalán. Tras el fallido primer intento de pactar las partes más importantes del texto, en el PP y en buena parte del PSOE nadie duda de que la gran rémora socialista la constituye, hoy por hoy, este proyecto. Desde que se abriera su tramitación en el Parlamento de Cataluña y el principal doble socio de referencia del PSOE, la ERC de Carod- Rovira, apuntara alto en sus aspiraciones, la frase de Zapatero en campaña electoral Aceptaremos el proyecto que salga del Parlamento de Cataluña retumba con estruendo en las filas socialistas cada vez que los populares lo utilizan como ariete. Un discurso alimentado en ocasiones por socialistas como el alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez; el ministro Bono, o el presidente extremeño, Rodríguez Ibarra, quien acaba de pedir la retirada del texto. Sin olvidar al presidente del PSOE y de Andalucía, Manuel Chaves, con gran autoridad en el partido. Zapatero saluda a Maragall en uno de sus últimos encuentros En el laberinto catalán El PSOE tiene al menos dos meses por delante para reconducir con el llamado cuatripartito (tripartito de gobierno, PSC, ERC e ICV, y CiU) el proyecto de Estatuto catalán, después de fracasar en su anunciado intento de consensuar lo esencial antes de fin de año. La inclusión del término nación, que los socialistas no aceptan, y el sistema de financiación, cuya multilateralidad es irrenunciable según el presidente Zapatero, son los principales, aunque tampoco se han pactado las llamadas competencias exclusivas excluyentes De hecho, como ayer publicó este periódico, prácticamente sólo está consensuado lo que se refiere a la equiparación legal del catalán y el castellano el deber de los ciudadanos de Cataluña de conocer el catalán) el título de los derechos y deberes y, sólo parcialmente, la administración judicial y los derechos históricos. mo nuevo socio en Galicia. Como se encarga de resaltar Alfonso Perales, si el año pasado sacamos adelante los Presupuestos con un apoyo relativamente amplio, este año lo hemos hecho con la práctica totalidad de los partidos menos el PP, y eso es importante para la estabilidad del Gobierno Sin embargo, en lugar de convertir el logro en una preocupación más para un aislado PP, en cada nueva alianza ha venido encontrando el PSOE la polémica de un debate contagiado. Ni siquiera la escena de la votación de Presupuestos imprimió imagen de soledad al primer partido de la oposición. Es la gran disputa territorial que todo lo invade la que ha llevado al presidente popular, Mariano Rajoy, a sacar Jugando con el fuego vasco El histórico apoyo del PSE a los Presupuestos de Ibarretxe, que no se producía desde 1998, constituye un salto cualitativo en la estrategia socialista en el País Vasco. Además de romper su oposición estos años al tripartito vasco (PNV, EA y EB- IU) explicitada además por el propio Patxi López al presentarse como única alternativa de gobierno al nacionalismo supone un peligroso acercamiento a las tesis más radicales de negociación con ETA. Aunque no ha sorprendido tanto después de sus continuos guiños al entorno proetarra y aunque se trate de un movimiento obligado por el apoyo peneuvista en el Congreso a los Presupuestos del PSOE, su respaldo, por omisión, a una partida de apoyo a las familias de presos ha sido durísimamente criticado por el PP. Los socialistas vascos juegan con fuego allí donde el incendiario es ETA. partido del argumento y a remachar una y otra vez el clavo de la unidad de España y la deriva a que, a su juicio, lleva Zapatero a nuestro país. Sin obviar mensajes intencionados a la militancia más españolista del PSOE, como la que pronunció el jueves en Granada: El 95 por ciento de los votantes del PSOE apoya las enmiendas (al Estatuto catalán) del PP Y es que, para evitar la imagen del no por toda respuesta y con cierta eficacia estratégica, ha terminado presentando enmiendas del proyecto catalán. Para explicar el impacto de la cuestión territorial en la opinión pública, su correligionario Acebes explica que lo más grave de la política de Zapatero es que ha roto el consenso y ha terminado dividiendo a los españoles; ha aca- Más apoyos presupuestarios En plena caída en las encuestas y ante la cercanía de la votación en el Congreso del proyecto de ley más importante del año, los Presupuestos, Zapatero logró levantar diques de contención y ganarse el apoyo parlamentario del resto de partidos, a fin de fortalecer una imagen más que tocada. Primero fue CiU, ávida de protagonismo desde que perdiera el Gobierno catalán y que responde a una imagen de partido mucho más estable, aunque no todos los mensajes convergentes han sido ni mucho menos amistosos. Después, el PNV se sumó al respaldo, compromiso devuelto ahora por el PSE de Patxi López en pura correspondencia política. La participación del BNG vendría de suyo, co- Poco valor a las encuestas El secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Alfonso Perales, en un reconocimiento del efecto nocivo del debate sobre España, lo compara con una especie de sarampión pero atribuye su origen a la política de tierra quemada del PP. A su juicio, el gobierno del PSOE con los partidos nacionalistas está dando frutos, sacando adelante leyes Aunque comparte la opinión de que las encuestas, ahora mismo, no son buenas es contundente al restarles credibilidad: A falta de año y medio para las próximas elecciones, no tiene valor la intención de voto No es de la misma opinión el secretario general del PP, Ángel Acebes, quien se muestra convencido de que el presidente del Gobierno, en materia te- El PSOE cree que tras el sarampión provocado por la radicalidad del PP, la gente verá que España no se rompe Para los populares, lo más grave de la política de Zapatero es que ha terminado dividiendo otra vez a los españoles