Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LOS FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS, ACOSADOS POR LOS VERDUGOS SÁBADO 31 12 2005 ABC (Viene de la página anterior) Salvador Ulayar presenció con trece años el asesinato de su padre. Cuenta cómo el terrorista volvió al pueblo y, arropado por sus huestes dio una paliza a uno de mis hermanos esposo Es el reflejo en las pequeñas localidades de los síntomas preocupantes que se empiezan a producir en el Parlamento vasco. A Consuelo Ordóñez, la hermana de Gregorio, aún le duele la humillación del botellazo que recibió cuando, hace unos años, paseaba por el Casco Viejo de San Sebastián. Un golpe contundente y certero, junto a la nuca. Añicos de vidrio y cerveza derramada, ante la indiferencia de los viandantes. Fue un episodio de tantos- -recuerda- -pero me hizo más mella por el dolor, porque me mojé, porque recorrí más de trescientos metros hasta la comisaría de la Ertzaintza sin que nadie reaccionara... Antes, se había habituado a casi todo: Te gritan por la calle devuélvenos la bala eso sí, con cobardía y desde un coche. Te acostumbras a la anormalidad, a las pintadas con tu nombre, a tu foto con la diana. Incluso a que nunca retiren los carteles y las pancartas con la efigie de Valentín Lasarte, el verdugo de mi hermano... En mi caso, me marché finalmente por razones laborales. Era procuradora y, ¿qué abogado me contrataba a mí, quién me podía querer para una empresa? Cometí el error de ponerme en el disparadero con mi candidatura al Senado sin opciones de resultar elegida, sin aspiraciones políticas reales. Ahora, en Valencia, con mis padres he descubierto la vida normal en las relaciones personales, en el trabajo... Eso sí, continúa asistiendo puntualmete a las demostraciones de rechazo a la dictadura siniestra de los proetarras y a todos los homenajes a su hermano. Aprovecha para hacer memoria: Humillación mayor que la nuestra, que la de quienes hemos soportado a los amigos de los terroristas es la de los que ven cómo el mismísimo asesino regresa y vuelve a entrar en sus vidas cotidianas. Una víctima de Beasaín que ya ha fallecido relataba siempre cómo en su portal nunca faltaba la foto del etarra que mató a su hermano. Él la retiraba y sistemáticamente volvía a aparecer. El pistolero regresó al pueblo, sacó plaza de policía municipal y se entretenía poniendo multitas a la viuda... Homenaje a las víctimas en Echarri- Aranaz, el pueblo navarro donde el asesino de Jesús Ulayar desafió y humilló a su familia dor Ulayar presenció a los trece años, en 1979, el asesinato de su padre, Jesús, en una calle de su pueblo, Echarri- Aranaz. Cinco tiros a bocajarro. El asesino se reinsertó después, pero sin desprenderse de su miseria moral. A los Ulayar- -evoca- -nos costó mucho salir del armario No resultaba nada fácil El drama que ahora ha servido como uno de los argumentos para el documental Trece entre mil de Iñaki Arteta (que también recoge el caso de Pilar Elías) permanecía guardado en el seno de la familia y se recrudeció cuando Vicente Nazábal, el asesino, quedó en libertad en 1996. Lejos de cualquier afán de comedimiento y humildad, empezó a campar por el pueblo con sus huestes desafiante. Y, claro, en una localidad de 2.300 habitantes, nos lo teníamos que encontrar. Mi hermano José Ignacio se topó con él y le dijo eres un asesino La gente se arremolinó y terminaron zurrándole delante de su mujer y con su crío de cuatro años por medio ¿Cuál ha sido la trayectoria del etarra desde que volvió a Echarri- Aranaz? Venía de la cárcel con su título de abogado por la Universidad del País Vasco debajo del brazo. Así que Patxi Zabaleta lo colocó en su bufete aquí en Pamplona. Este Zabaleta montó Aralar no por bueno y enemigo de la violencia, sino porque vio venir el lobo de la ilegalización. Así estamos Así, Ulayar, que también trabaja ahora en la capital navarra, se puede volver a tropezar en cualquier momento con el criminal. Pero la saga de los etarras Nazábal no termina en el leguleyo Vicente: Con su hermano Juan también fue generosa la UPV y, una vez cumplida su condena, salió con el título de psicólogo. Se apuntó a las listas del INEM y lo contrató la escuela del pueblo como suplente. Así que allí apareció, supuestamente dispuesto a atender los posibles problemas anímicos de los niños, entre ellos mis sobrinos, que eran alumnos de ese colegio Ningún miembro de la familia Ulayar vive ya en Echarri- Aranaz, aunque no han perdido el vínculo. Hace un año se conmemoró allí el asesinato de mi padre con un homenaje que fue un éxito. Pintamos la casa con manos blancas. Un año después todo está echado a perder, garabateado. Invasores, largaos, nos dicen... Si no somos de Echarri- Aranaz, ¿de dónde somos entonces los Ulayar? Pólvora de cementerio Jorge Knopf fue concejal del Partido Popular en Zarauz, como José Ignacio Iruretagoyena, asesinado por ETA en 1998. Resistió numantinamente en el cargo tras el atentado que costó la vida a su compañero. Pero tres años después de su muerte, en el homenaje que una nutrida representación del PP vasco le rendía en el cementerio de Zarauz como lo de Polloe en recuerdo de mi hermano apunta Consuelo Ordóñez) los terroristas estuvieron a punto de volar el camposanto. Knopf, a su pesar, se marchó del País Vasco, después de comprobar que la voracidad de los asesinos y sus secuaces es insaciable, en una progresión geométrica y siempre inacabada del mal. Tras cualquier atentado, la estrategia del asesinato civil del entorno de la víctima no ha hecho más que empezar. Pilar Elías dice que en estos últimos días la vida cotidiana ha seguido y ha habido, como siempre más encuentros, más miradas de soslayo de Cándido Azpiazu. Candidito, aquel crío tan guapo... ¿Cómo es posible? Eso sí, a mí no me puede hacer bajar la vista... Admitida una querella contra Otegi por el enaltecimiento de un terrorista El Juzgado Central de Instrucción n 4 de la Audiencia Nacional ha admitido a trámite la querella presentada por el Foro de Ermua contra Arnaldo Otegi, Jone Goiricelaia, Itziar Galardi y Eusebio Lasa por el acto de enaltecimiento del terrorista José María Sagarduy celebrado en Amorebieta en julio de 2005. Los portavoces del Foro de Ermua hacen notar que este nuevo proceso contra Arnaldo Otegi y el entramado de Batasuna- ETA ha tenido que ser impulsado nuevamente desde la sociedad civil ante la constante pasividad de las autoridades competentes, tanto autonómicas como nacionales, frente a la ilegalizada Batasuna y su entorno Añaden que los responsables políticos deberían explicar por qué permanecen inactivos frente a actos de exaltación del terrorismo y qué motivos se encierran tras esta preocupante y sistemática dejación de funciones en defensa de la legalidad Por ello, el Foro de Ermua reitera que seguirá trabajando en la defensa de la ley y la Constitución y anuncia una serie de movilizaciones que arrancarán con una concentración convocada para el 21 de enero en Pamplona en la que se leerá el manifiesto Por la unidad de España, por la igualdad y la solidaridad de todos Navarra y los Ulayar En Navarra está rebrotando peligrosamente la llama del fanatismo y la exclusión con la que se alimentan los monstruos del odio. El ambiente se está emponzoñando. ¿Has visto lo de Berriozar? Ahora autorizan el homenaje a un etarra, después de que allí asesinaron al militar Francisco Casanova... Quien se duele de esta deriva tiene sobrada autoridad moral para ello. Salva-