Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 12 2005 Espectáculos 63 Por sus trabajos de cine y televisión Nominada para los Goya La Filmoteca homenajeará en enero a Antonio Drove El director y guionista Antonio Drove será homenajeado por la Filmoteca Española con la proyección de varias de sus películas- -entre ellas, La verdad sobre el caso Savolta ciclos de conferencias y actos como la mesa redonda Recuerdo de Antonio Drove que contará con la participación de Ferrán Alberich, Pedro Costa, Víctor Erice, Miguel Marías y César Martínez. La película 7 vírgenes llegará a la cartelera de EE. UU. el próximo año El filme protagonizado por Juan José Ballesta- -que obtuvo la Concha de Plata en el Festival Internacional de San Sebastián y ha conseguido seis nominaciones a los Goya 2005- -podrá ser vista por el público estadounidense el próximo año. La cinta, que narra la vida de dos adolescentes del extrarradio sevillano, ha superado casi el millón de espectadores en España. Manuale d amore Election Cómo acabar con el corazón partío Italia, 2005 Director: Giovanni Veronesi Intérpretes: Luciana Littizzetto, Silvio Muccino, Jasmine Trinca, Margherita Buy FEDERICO MARÍN BELLÓN Alta política mafiosa China, 101 m. Director: Johnny To Intérpretes: Simon Yam, Tony Leung Ka- Fai, Louis Koo, Nick Cheung, Cheung Siu Fai ANTONIO WEINRICHTER omo el español, el cine italiano no termina de escapar de la atonía que envuelve al cine europeo, pese al ligero relieve que le dan, de forma ocasional, éxitos de público como el presente o joyas como La mejor juventud de Marco Tullio Giordana. Este manual anti- romántico está compuesto por cuatro historias no del todo independientes que reflejan, a decir de Giovanni Veronessi, director y guionista, las cuatro fases de manual que conforman el amor. A saber: el enamoramiento, la crisis, la traición y el abandono. Es muy difícil que una obra así, con episodios que no siguen la misma línea argumental, interpretados además por distintas parejas de actores, mantenga un mínimo de uniformidad. Manual de amor no es una excepción y, de hecho, la segunda historia supone un pequeño bache narrativo, quizás porque el germen de la crisis es la fase menos vistosa, sin la pasión de los primeros momentos ni la vis cómica que se puede llegar a extraer de la batalla frontal y el apuñalamiento, tan italianos. Con todo, los numerosos aciertos del filme, por más aislados que parezcan en ocasiones, y el trabajo de casi todos sus actores- -las mujeres están fabulosas, además de Carlo Verdone- -compensan los altibajos. El final, sobre todo, pese a los malos augurios que suponía tratar el abandono, la fase más cruel y difícil, reconcilia al espectador con el filme y le hace apreciar incluso los pequeños defectos del filme, cual de una amada se tratara. Como en la feria, cada uno verá la película según se vea en ella. Por eso es preferible fijarse en su sentido del humor, en su ternura, en la mirada indulgente que Veronessi dirige a sus personajes. Es el amor, caramba. C M Una escena de Las partículas elementales de Oskar Roehler La Berlinale renueva su apuesta por el cine alemán con una adaptación de Michel Houellebecq GUILLEM SANS SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. Una adaptación de la novela del francés Michel Houellebecq Las partículas elementales acometida por Oskar Roehler, da cuenta de la reiterada apuesta de la sección oficial de la Berlinale por el cine alemán. El festival de cine, que se celebará entre el 9 y el 19 de febrero, ha destacado el estreno mundial de esta película en su tradicional adelanto navideño de algunos de los 26 títulos que competirán por el Oso de Oro. Otra contribución germana, de momento, es Requiem título en el que el director Hans- Christian Schmid, descubrimiento del certamen en 2003 con Lichter cuenta la historia de una posesión diabólica en la Alemania de los años setenta. Good Bye, Lenin! (2003) Contra la pared (2004) y Sophie Scholl (2005) son títulos alemanes de los últimos años que, tras llevarse algunos de los premios más importantes del festival, han gozado de un notable éxito de público, también en el extranjero. Habrá que prestar atención, pues, a los dos nuevos títulos de la cantera autóctona. Alemania no es ajena al éxito del novelista Houellebecq en toda Europa, aunque parte de la crítica lo mira un poco por encima del hombro y, con motivo de su libro Plataforma se ha referido a él como un Harry Potter para adultos Las partículas elementales ajuste de cuentas del autor con la generación del 68 a través de la historia de dos hermanos confrontados con el sinsentido de la vida moderna y sus obsesiones sexuales, es el original escogido por el alemán Roehler para su séptimo largometraje. Su estreno en Berlín permitirá al público internacional descubrir al director de uno de los mejores títulos alemanes de la última década, Die Unberührbare (1999) Roehler contaba ahí la historia de su propia madre, la escritora Gisela Elsner, que se suicidó arrojándose por una ventana en 1992. Otros títulos anunciados ahora son The New World el esperado nuevo filme de Terrence Malick tras La delgada línea roja (1998) y The Promise de Chen Kaigé, la película china más cara de la historia con un presupuesto de 35 millones de dólares. ayormente inédito en las salas comerciales españolas (pero conocido en festivales atentos a las nuevas formas del cine y de la cinefilia) Johnny To es un veterano realizador del que se dice que representa la gran esperanza del cine de acción de Hong Kong, tras la absorción por parte de Hollywood de John Woo y Tsui Hark. Sin presumir de conocer su copiosa obra anterior, en donde abundan comedias y dramas quizá poco reivindicados por la parroquia friqui que le idolatra, podemos decir que Election es una intrigante actualización de aquella vieja noción de la política de los autores sobre la línea de tensión entre las convenciones del género y la visión del artista. El género en cuestión es el que los japoneses llaman de yakuzas (triadas, en el caso chino) ese oscuro mundo paralelo a la sociedad civil que se rige por sus propios códigos, aquí desvelados cuando llega el momento de votar a un nuevo jefe de la triada Wo Sing; el mecanismo de alianzas, traiciones y juegos de poder que se desata no tiene nada que envidiar... al de cualquier elección política. Ese mundo mafioso tan trillado por el cine le permite a Johnny To ensayar un tour de force de abstracción narrativa que no nos atrevemos a decir que refleje una visión personal pero sí, desde luego, constituye todo un ejercicio de estilo. Escenas dialogadas en las que se debaten cuestiones morales de honor y tradición, escenas en las que la violencia explota siempre de modo imprevisto y lleno de elaboración formal: es lo que solíamos admirar en el cine de género americano, hoy tan degradado. Pero el espíritu de aquella vigorosa narración masculina, que diría Manny Farber, pervive en películas como ésta.