Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 VIERNES 30 12 2005 ABC Sociedad El Episcopado celebra el Día de la Familia con duras críticas a la política social del Gobierno No sólo falta el justo apoyo a la familia, sino que se la ataca con medidas antifamiliares b Los obispos advierten que en España se fomenta una cultura que disuelve la identidad de la familia y desprecia cada vez más la vida humana más débil JESÚS BASTANTE MADRID. Las evidentes diferencias entre la Conferencia Episcopal y el Gobierno en torno a las políticas sociales y familiares vivieron ayer un nuevo capítulo con la divulgación del mensaje elaborado por el Episcopado con motivo de la Jornada de Familia y Vida 2005, que hoy se celebra en todo el mundo. En la nota, titulada La transmisión de la fe en la familia los obispos reclaman a las familias cristianas hacer oír su voz en nuestra sociedad, ya con su testimonio personal, ya mediante asociaciones y plataformas a través de las cuales promueven los valores del matrimonio y de la familia frente a las siniestras sombras de algunos proyectos legislativos, como la experimentación con embriones la Ley de Reproducción Asistida y la perspectiva de una ampliación de la despenalización del aborto De este modo, incide el Episcopado, la familia muestra su vitalidad, y con la alegría propia de la vida familiar recuerda a la sociedad que la familia sí importa. Los obispos apoyamos esta iniciativa de las familias cristianas y nos unimos a ellas en la defensa de su identidad en la actualidad, se extienden prácticas contrarias a la vida, como la experimentación con embriones, la destrucción de estas vidas embrionarias para obtener células madre, e incluso la propuesta desde alguna comunidad autónoma de comenzar la práctica de la clonación humana El Episcopado también denuncia como una siniestra sombra la extensión de la píldora del día después la Ley de Reproducción Asistida que prepara el Gobierno, la creciente presencia del tema de la eutanasia en los medios de comunicación o la perspectiva de una ampliación de la despenalización del aborto das antifamiliares como la reforma del Código Civil, que elimina las referencias al padre y a la madre, al esposo y la esposa para equiparar las uniones de personas del mismo sexo con el matrimonio, o el llamado divorcio express que introduce la figura del repudio en nuestra legislación Del mismo modo, los obispos denuncian que se está preparando una Ley de Género Medidas antifamiliares En opinión de la Conferencia Episcopal, es una culpable omisión el no desarrollar políticas que ayuden eficazmente a la familia en necesidades como la vivienda, la conciliación entre trabajo y familia o la educación Más aún, no sólo falta el justo apoyo a la familia, sino que se la ataca con medi- Algunos proyectos del Gobierno son calificados como siniestras sombras por el Episcopado Critica que no se desarrollen políticas de vivienda, educación y conciliación entre trabajo y familia con la que se quiere anular el significado antropológico de la diferencia sexual e imponer la teoría del género contraria a la verdadera naturaleza del hombre En otro orden de cosas, el mensaje episcopal se lamenta de que nos encontramos con personas que en nombre del Evangelio rechazan a la Iglesia, al Papa, a los pastores, la moral de la Iglesia... a veces sembrando la confusión entre los fieles Reconocer a Cristo- -prosigue la nota- -como Salvador supone acoger la verdad como un don, como una luz que ilumina nuestra vida, y no como algo de libre configuración que podemos adaptar a nuestra medida Finalmente, el Episcopado recuerda a los padres que son los primeros educadores y evangelizadores de los hijos Los padres, como primeros responsables de la transmisión de la fe a las nuevas generaciones, habrán de ser pieza fundamental para combatir la tentación del secularismo Indiferentismo religioso Con el horizonte del V Encuentro Mundial de las Familias de Valencia, que tendrá lugar del 4 al 9 de julio próximos y que muy probablemente contará con la presencia de Benedicto XVI, el Episcopado reconoce cómo, en la actualidad, la Iglesia se confronta con sociedades cada vez más secularizadas y complejas, ya no estructuradas sobre los valores religiosos sino, más bien, marcadas, especialmente en algunas naciones, por un notable indiferentismo El mensaje hace especial hincapié en la defensa de la vida humana frente a los riesgos de su destrucción. Vivimos un momento en que se extiende- -subraya el comunicado- -una cultura que oscurece datos antropológicos fundamentales, disuelve la identidad de la familia y desprecia cada vez más la vida humana más débil, como la del enfermo irrecuperable o la de los embriones En una velada referencia a las iniciativas legislativas llevadas a cabo por el Gobierno socialista en materia social y familiar, los obispos entienden que, El cardenal Rouco, en la manifestación en defensa de la familia celebrada el pasado mes de junio