Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 12 2005 27 Las potencias occidentales piden que no haya líderes radicales en el futuro Gobierno palestino Evo Morales declara a la cadena árabe Al Yasira que el presidente Bush es el único terrorista Yúshenko dice que el precio es una provocación R. M. M. MOSCÚ. Para caldear un poco el ambiente, ante el peligro de que un deliberado corte energético por parte de Rusia haga descender las temperaturas también dentro de las casas, el presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, líder de la revuelta que le llevó al poder hace un año, aseguró ayer que bajo ningún concepto aceptaremos la propuesta de Rusia de pagar 230 dólares por cada mil metros cúbicos de gas Ese precio es una provocación que nunca admitiremos. Es un ultimátum que no va en beneficio de nuestra comunidad, de nuestras economías y de nuestros pueblos se explayó Yúshenko. No obstante, el máximo dirigente ucraniano dijo estar seguro de que el problema de los precios del gas se resolverá en estos días A través de las cámaras del canal de televisión ucraniano NTN, Yúshenko trató de elevar la moral de la población prometiendo que ninguna familia ucraniana pasará frío este invierno ni se paralizará la industria del país. Lo que el líder naranja no pudo prometer es que no habrá subida de las tarifas de gas en los hogares. Por su parte, Anatoly Kinakh, del Consejo de Seguridad Nacional ucraniano, anunció que el Gobierno tiene un plan secreto para proteger sus suministros energéticos La quinta parte del gas que se consume en el mundo- -la cuarta parte en la UE- -procede de la inmensa compañía energética rusa Gazprom, convertida por el actual inquilino del Kremlin en un sustituto de las antiguas divisiones acorazadas soviéticas Gazprom, el cetro de Putin TEXTO: R. M. MAÑUECO CORRESPONSAL FOTO: AP Kremlin ofreció a Plachkov un crédito de 3.600 millones de dólares para que Ucrania pueda hacer frente a la subida de tarifas. La propuesta no parece haber causado demasiado entusiasmo en Kiev, ya que nadie quería hacer ningún comentario al respecto. Las discrepancias entre Kiev y Moscú, sin embargo, no afectarán al suministro de gas a Europa occidental a través del gaseoducto que atraviesa Ucrania, incluso si se llegase a interrumpir el fluido para el consumo propio el día 1. Las autoridades ucranianas han aceptado que la gran tubería denominada Soyuz (Unión) traslade a Europa unos 140.000 millones de metros cúbicos en 2006, la misma cantidad que en 2005. El primer ministro ucraniano Yuri Yejanúrov advirtió el martes que su país podría quedarse con el 15 del gas que pasa hacia Europa como cobro al tránsito. Miller respondió que eso sería un robo y que Ucrania tendría que responder por ello. Yejanúrov hizo ayer un llamamiento en Lugansk a duplicar la producción de carbón para modificar la actual estructura de consumo de combustible que tiene el país. MOSCÚ. Es la compañía de gas más importante del planeta. El 20 del gas que se consume en el mundo, sin incluir a Rusia, procede de Gazprom. Genera el 20 de los ingresos del Estado ruso y el 8 de su Producto Interior Bruto (PIB) Cubre el 90 de la producción rusa de gas y controla el 60 de las reservas del país. Sin contar los países de la antigua URSS, Gazprom exportó en 2005 150.000 millones de metros cúbicos de gas por valor de 27.000 millones de dólares, el 6,7 más que en 2004. El 25 del gas que consume la Unión Europea lo suministra Gazprom. La pasada primavera, el Estado ruso recuperó el control total de Gazprom, al adquirir el paquete de acciones que faltaba hasta completar el 51 Los hilos de la firma, no obstante, se manejaban desde el Kremlin ya desde antes. El capital del gigante energético ruso fue empleado en la compra de Yuganskneftegaz, la principal filial extractora de Yukos. Con ello se asestó el golpe de gracia a la petrolera de Mijaíl Jodorkovski, quien cumple en la actualidad una condena de ocho años de prisión en un penal de Siberia. Con Román Abramóvich, otro magnate ruso que amasó su fortuna en la caótica época de Borís Yeltsin, no ha sido necesario emplear métodos tan expeditivos. Abramóvich, dueño del club de fútbol londinense Chelsea y gobernador de la remota región rusa de Chukotka, se avino a vender a Gazprom su petrolera Sibneft sin rechistar. De esta forma, Gazprom no cesa de crecer y extender sus dominios. Es un apéndice del Kremlin. El presidente Vladímir Putin ha colocado en el consejo de administración a sus hombres de confianza, incluido Dmitri Medvédev, de quien se dice que podría llegar a ser su sucesor. Hasta noviembre, Medvédev dirigió la Administración del Kremlin. Ahora, es el número dos del Gobierno. Con la válvula de Gazprom, Putin dosifica el gas y su precio para los países de su patio trasero. Los más sumisos se benefician de ventajosas tarifas. Los díscolos, por el contrario, como es el caso de Ucrania, son castigados con precios exorbitantes. Los países de la Unión Europea podrían quedar atrapados en una situación similar, si la dependencia del gas ruso continúa aumentando. Eso es lo que piensa Gérard Mestrallet, presidente del grupo francés Suez. En una reciente entrevista a Le Figaro, Mestrallet advierte que hay que evitar ponerse en manos de un único provee- Putin y Schröder, durante la firma del acuerdo sobre el gaseoducto NEGP Un buen empleo para Schröder Gazprom anunció el nombramiento de del ex- canciller alemán Gerhard Schröder al frente del Consejo de Administración del Gaseoducto de Europa del Norte (NEGP) el mismo día en el que comenzaron las obras para la construcción de esa enorme infraestructura, el 9 de diciembre. Pero la aceptación del cargo le ha granjeado a Schröder no pocas críticas, tanto dentro como fuera de Alemania, especialmente en Polonia y en las repúblicas bálticas. Hay quien considera problemático que reciba una alta remuneración de un país extranjero. Pero el ex- canciller se defiende asegurando que, durante su mandato, impulsó el proyecto del gaseoducto por el bien de Alemania, de Europa y de las relaciones con Rusia. dor, aunque sea amigo como Rusia, que podría caer en la tentación de aumentar los precios Amenaza ecológica Pero Gazprom tiene grandes planes en mente y no piensa limitar su expansión. El pasado 9 de diciembre, comenzó la construcción del llamado Gaseoducto de Europa del Norte (NEGP) Será el más grande del continente y suministrará gas a Alemania y, un poco más adelante, también a Holanda y el Reino Unido. La tubería se tenderá a través del mar Báltico para evitar países como Estonia, Letonia, Lituania y Polonia, estados que mantienen unas difíciles relaciones con Moscú. El gaseoducto, que tendrá 1.200 kilómetros de longitud hasta Alemania y casi 3.000 cuando llegue a Gran Bretaña, partirá del puerto ruso de Viborg, al norte de San Petersburgo, y tendrá ramificaciones hacia Finlandia y Suecia. Polonia y Lituania han advertido que las obras del gaseoducto en el lecho marino podrían provocar una catástrofe ecológica debido a la enorme cantidad de bombas químicas de los arsenales nazis que la Unión Soviética hundió en el mar tras la II Guerra Mundial. El presidente Putin ha colocado en el consejo de la compañía a sus hombres de confianza, incluido Dmitri Medvédev, su posible sucesor