Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 12 2005 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN 13 Rajoy descalifica la cumbre de partidos por antidemocrática y clandestina Acusa al PSOE de excluir a un partido que representa a la mitad de los españoles de la oposición recuerda al presidente del Gobierno que nadie le ha elegido para decidir si este país es un Estado plurinacional o un cóctel de naciones J. L. LORENTE GRANADA. Antidemocrática y clandestina Esos fueron los términos que empleó ayer el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para descalificar la reunión multilateral de Barcelona. A la misma hora que el PSOE y los cuatro partidos que apoyan la reforma estatutaria catalana se reunían en la Ciudad Condal, el presidente del PP aprovechaba una rueda de prensa en Granada para prometer que dará batalla con el objetivo de que no se invente un nuevo concepto de España que, en este momento, es el de confederación Rajoy se refirió al encuentro de Barcelona para describir la actitud claramente antidemocrática del Ejecutivo, con reuniones cuyo contenido no conoce nadie y en ocasiones son clandestinas El mensaje que quiso lanzar Rajoy fue que no es democrático excluir de una reunión en la que se habla de España, de la soberanía nacional, de las competencias de las autonomías y de la financiación a un partido- -el PP- -que representa, como mínimo, a la mitad de la población española En este punto, el líder de la oposición quiso dejar claro que José Luis Rodríguez Zapatero no tiene mandato de los ciudadanos para cambiar la idea de España y nadie ha elegido a los socialistas para discutir si este país es un estado plurinacional o un cóctel de naciones como tampoco para modificar la financiación autonómica ni la Constitución. b El líder ELENA CARRERAS Entre los pocos acuerdos El PSOE acepta el deber de conocer el catalán Entre los acuerdos cerrados ayer se encuentra casi todo el Título Preliminar del nuevo Estatuto, que incluye la equiparación legal de catalán y castellano con la obligación de conocer el catalán para todos los ciudadanos de Cataluña única limitación incluida por el PSOE. Además, ayer se dio por cerrado el acuerdo en el capítulo de Instituciones, que incluye la exclusividad de las competencias del defensor del pueblo catalán. En materia de Justicia, hay acuerdo en que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sea la última instancia judicial en esta comunidad, como recoge el texto catalán, y en el papel del futuro Consejo de Justicia Catalán, pero no en la obligación de conocer el catalán para los jueces. También se cerró el acuerdo sobre la definición de competencias exclusivas en base a la fórmula del PSOE, que elimina el término excluyentes cumbre ha servido sobre todo para constatar que hay más puntos en común que diferencias sobre el texto y, además, apostó por mantener la fórmula multilareal porque con un esquema bilateral es imposible avanzar por la complejidad de las negociaciones Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto de ayer en Granada EFE Sentido democrático disminuido Del mismo modo, el presidente del PP considera incomprensible que el PSOE quiera pactar las reglas de juego del Estado autonómico con aquellos líderes políticos que no creen en la idea de España, en referencia a Carod- Rovira y otros dirigentes de ERC. Consciente del papel estelar que CiU mantiene en la negociación del Estatuto, Rajoy reprochó a los nacionalistas catalanes que hayan entrado en ese juego y les recordó su tradición de partido liberal. A diferencia de Zapatero- -que en un acto de su partido ayer en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) eludió comentar las últimas novedades en la negociación del proyecto catalán- Rajoy viajó a Granada con la reforma estatutaria como eje central de su discurso. Por eso, arremetió contra Zapatero por hablar en Andalucía sobre milongas y cuentos y le recordó que los políticos están para explicar lo importante, para decir las cosas cla- El PP lanzará las autonómicas el 21 de enero en Valencia VALENCIA. Mariano Rajoy ha decidido que el día 21 de enero abrirá en Valencia el curso político de 2006 (aunque la semana anterior asistirá al Congreso Regional del PP gallego) Será un acto (calificado por el PP como el inicio oficial de la precampaña) vanguardista que tendrá lugar en Feria Valencia en un inusual escenario con aforo para 4.000 personas. Rajoy analizará los principales debates de la política nacional en una ciudad que el 15 de enero ya habrá recibido la visita de Zapatero. En Génova consideran que será el pistoletazo de salida para un año que se prevé muy cargado Junto a Rajoy, intervendrán en ese acto el presidente valenciano, Francisco Camps, y la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá. Las zancadillas de Rajoy En cuanto al diálogo ofrecido por el jefe de la oposición Mariano Rajoy y la presentación de enmiendas por parte del PP, el protavoz socialista utilizó una metáfora futbolística para explicar el cambio de estrategia de los populares. El señor Rajoy veía el partido gritando desde la grada, ha bajado al campo para poner zancadillas y ahora hace falta que se ponga a jugar la pelota, que es lo que le gusta a la gente apuntó Rubalcaba tras afirmar que el PSOE nunca ha cerrado la puerta al principal partido de la oposición. ras, para fijar posición y no para hacer eslóganes, buscar titulares o intentar salir en los medios de comunicación No queremos talante ni gracietas ni bromas de patriotismo social... Queremos dirigentes políticos que crean en su país y que tengan una idea de España precisó Rajoy tras pedir al Gobierno socialista sentido común y objetivos claros La estrategia de los populares es atraerse el voto del electorado socialista y buena parte de la intervención de Rajoy consistió en hacer guiños a los ciudadanos que se decantaron por el PSOE el 14- M. Ejemplo de ello fue su afirmación de que el 95 por ciento de los votantes socialistas apoyan las enmiendas al texto aprobado por el Parlamento catalán que el PP presentó en el Congreso el pasado martes. Respecto a la oferta de pacto que ha hecho llegar a Zapatero, Rajoy dijo estar a la espera de una respuesta del Gobierno socialista, tras sostener que se trata de un ofrecimiento creíble a diferencia de lo manifestado por el PSOE, partido que tiene, según dijo, un sentido democrático muy disminuido