Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN VIERNES 30 12 2005 ABC Rubalcaba y Caamaño frente a Miquel Iceta, Manuela de Madre y Ramon Camp, en la misma sala del Parlament que acogió las negociaciones catalanas del Estatuto El PSOE fracasa en su intento de arrancar al cuatripartito un acuerdo de mínimos en el Estatuto CiU se enfrenta a ERC e ICV para revisar el título de Derechos y Deberes Rajoy a jugar el partido y a dejar de dar patadas al proyecto y CiU dice que no será cómplice de ninguna subasta de artículos I. ANGUERA A. MARÍN BARCELONA. El primer encuentro multilateral entre el Gobierno del PSOE y los cuatro partidos catalanes que dieron apoyo a la reforma del Estatuto se saldó ayer sin avances sustanciales y con el fracaso, por tanto, del intento socialista de cerrar un acuerdo de mínimos que permitiera afrontar con tranquilidad las vacaciones parlamentarias de enero. Casi todo sigue abierto, como se esmeró en señalar el ponente de CiU, Quico Homs, después de tres horas y media de reunión con el portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Francisco Caamaño. A nosotros no nos encontrarán en una operación de maquillaje para disimular la bofetada que suponen en su opinión las enmiendas socialistas, advirtió Homs, quien se negó a hablar de avances puntuales tras una negociación en la que no se trató ni de la definición de Cataluña como nación, ni de las competencias ni del sistema de financiación, que son las cuestiones centrales del Estatuto. No entraremos en una subasta de este tipo sin conocer la b Rubalcaba invita a Ibarra apela sin tapujos a retirar el texto J. E. PARDO MÉRIDA. El presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aseguró ayer que la posición honrada, sensata y decente del tripartito catalán debe ser la de retirar el proyecto de reforma del Estatuto una vez que el Gobierno no acepte, que no lo podrá aceptar nunca que Cataluña sea una nación. De esta forma, Ibarra propone una especie de pacto encubierto que ponga fin al Estatuto porque, a la larga, son incompatibles las tesis del Gobierno de Zapatero y la de los partidos catalanes. Ibarra afirmó haber asistido a este proceso con muchos españoles y muchos españoles conmigo con cierta sensación de angustia y ansiedad por las cosas que algunos estaban pidiendo o estaban exigiendo de un país que ha hecho un esfuerzo enorme a lo largo de estos 27 años de modernización y descentralización Después de escuchar lo que unos y otros han dicho, no me cabe la menor duda de que todo lo que se está discutiendo es dinero- -concluyó- Y por ahí tendríamos que haber empezado Por contra, si lo que se discute es nación o bilateralidad la discusión no podrá ir muy lejos porque a su juicio el Gobierno no puede ceder. contrapropuesta de financiación anunciada por el Gobierno para los próximos días o semanas según todos los portavoces catalanes. Algo más optimista se mostró el ponente de ERC, Joan Ridao, quien coincidió con ICV en los avances parciales conseguidos en materia lingüística, en Instituciones, en Justicia, en la definición de competencias exclusivas y en el Título Preliminar, al margen de la definición de Cataluña como nación. Aún así, se sumó a Convergencia al advertir de que esos acuerdos no permiten prejuzgar un acuerdo final, porque no se han tratado cuestiones como la financiación y prevalece el desacuerdo en competencias CiU, con el PP El enfrentamiento más duro se produjo, sin embargo, entre CiU y ERC cuando los nacionalistas plantearon la posibilidad de suprimir algunos artículos del capítulo de Derechos y Deberes- -concretamente los artículos 20 y 21, que hacen referencia al derecho a una muerte digna y a la laicidad de la enseñanza- CiU recordó que ya se opuso a este apartado en la votación en el Parlamento autonómico y advirtió de que si el PSOE lamina capítulos más importantes como el de competencias o la financiación, ellos se replantearán este punto. Sin embargo, para suprimir esos artículos tendrían que dar apoyo a las enmiendas del PP, ya que el PSOE no cuestiona esos puntos del Estatuto. Esta postura encendió a ERC e ICV, que acusaron a los nacionalistas de traición a Cataluña y de romper la unidad de los partidos catalanes y faltar al respeto al texto aprobado en la Cámara catalana. Por su parte, el democristiano Josep Sánchez Llibre acusó a republicanos y ecosocialistas de filibusterismo político por insinuar que su formación podría votar este punto con el PP. Mientras los cuatro partidos catalanes evidenciaban públicamente la falta de unidad, tan ansiada por el tripartito, el portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostró su satisfacción por el tono constructivo y cordial de la reunión multilateral porque, a su juicio, demuestra una voluntad de acuerdo de todas la fuerzas políticas que se entaron ayer en el Parlamento catalán. Tras subrayar que en este encuentro se ha dado un paso significativo para el acuerdo, aunque todavía quedan más pasos que dar Rubalcaba reconoció que todavía existen desacuerdos importantes en los aspectos esenciales del Estatuto, como el término nación o el sistema de financiación. En cuanto al reconocimiento de Cataluña, aseguró que el Ejecutivo del PSOE le reconoce una identidad nacional que le niega el Partido Popular. Sobre los pobres resultados obtenidos en esta reunión entre el Gobierno y el cuatripartito catalán, el portavoz socialista en el Congreso recalcó que la CiU rechaza participar en una operación de maquillaje para disimular la bofetada de las enmiendas del PSOE