Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 30 12 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en INMIGRACIÓN: CON AZÚCAR ESTÁ PEOR C UENTAN que, allá por 1870, el célebre músico navarro Emilio Arrieta, por entonces director de la Escuela Nacional de Música de Madrid, se hospedaba en una pensión de la calle del Desengaño, de cuyo excusado colectivo salía continuamente un olor nauseabundo. El músico se quejaba reiteradamente ante la dueña y le instaba a que solucionara tan desagradable situación, hasta LUIS IGNACIO que un día, al PARADA entrar en la casa advirtió que el olor, aunque distinto, resultaba aún más insoportable, por lo que preguntó a la dueña: Pero doña Blasa, ¿qué ha hecho usted? A lo que la dolida patrona contestó: ¿Qué he hecho? ¿Todavía no está usted satisfecho, don Juan Pascual? Pues, sepa que me la pasé toda la mañana quemando azúcar en el retrete A lo que el músico que se cambiaba el nombre en los carteles respondió: ¡Ay, doña Blasa! ¡Con azúcar está peor! La respuesta del autor de Marina fue tan festejada que ha quedado en el lenguaje coloquial para dar a entender que ciertos remedios dan, a menudo, resultados que en lugar de mejorar las cosas, las agravan o empeoran. Algo así ha ocurrido con el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de noviembre. Dice que para el 54,1 por ciento de los encuestados el segundo problema del país, después del desempleo, es la inmigración. Sin embargo, casi el 60 por ciento dice que en el país hay demasiados extranjeros y cuando se les pregunta no por los problemas del país, sino por los que personalmente más les afectan, la inmigración cae a un cuarto lugar (13,3 por ciento de menciones) por detrás del paro, los problemas económicos y la vivienda. Y, encima, una aplastante mayoría (el 84,7 por ciento de los encuestados) cree que sólo se debería permitir la entrada de trabajadores inmigrantes con contrato de trabajo. Ese problema que afecta al país pero no tanto a nosotros mismos y ese remedio azucarado del contrato, por otra parte comprensible, dejan al descubierto malsanos aromas de xenofobia. Las innovaciones de la LOE La exposición de motivos de la Ley sigue hablando de la educación como servicio público y el nuevo artículo 108 precisa que: La prestación del servicio público de la educación se hará a través de los centro públicos y privados concertados Los centros privados que satisfagan necesidades de escolarización podrán acogerse al régimen de conciertos. Antes se decía sólo podrán solicitar De todos modos, no se garantiza que un centro privado con suficiente demanda social tenga derecho a la financiación pública que implica el concierto. Al mencionar las necesidades de escolarización la ley se remite al artículo 109, según el cual las Administraciones educativas deberán tener en cuenta las consignaciones presupuestarias existentes y el principio de economía y eficiencia en el uso de los recursos públicos Este principio puede ser fácil pretexto para las comunidades autónomas que quieran negar un concierto a un colegio privado, alegando que hay plazas sobrantes en colegios públicos. Entre las innovaciones introducidas hay una que discrimina a las familias que eligen centros de educación diferenciada. La disposición adicional 26 dice que los centros que desarrollen el principio de coeducación en todas las etapas educativas serán objeto de atención preferente y prioritaria en la aplicación de las previsiones recogidas en la presente Ley, sin perjuicio de lo dispuesto en los convenios internacionales suscritos por España Emiliano Quílez Roche. Zaragoza. ¿Qué se negocia con el Estatut? Resulta sorprendente que las enmiendas al proyecto de Estatuto formuladas por el PSOE se alejen profundamente del proyecto inicial aprobado por el Parlamento catalán, toda vez que dicho proyecto fue elaborado por los propios socialistas a través de Maragall y que además recibió el espaldarazo definitivo por parte de Zapatero cuando éste se reunió con Mas salvando in extremis el apoyo de CiU al nuevo texto. Salvo que nuestro Gobierno vaya improvisando a cada paso, debemos pensar que la ideología que hay detrás de las enmiendas del PSOE era la misma que existía en el momento de redactarse el proyecto de Estatuto. ¿Por qué entonces apoyarlo y promover su aprobación en el Parlamento catalán para pocas semanas después pedir la reforma de su esencia y de sus puntos básicos? Todo el proceso de reforma del Estatuto catalán empieza a estar lleno de contradicciones y de negociaciones discretas en hoteles y pasillos que vamos conociendo los ciudadanos poco a poco, a veces incluso por filtraciones a la prensa. ¿Por qué este afán de alejar el debate del Parlamento? ¿Por qué quiere desesperadamente el PSOE cerrar un acuerdo con algunos antes de que el proyecto llegue a la Comisión Constitucional del Congreso? ¿Es sólo una frase bonita más la que pronunció Zapatero proclamando que iba a convertir el Parlamento en el centro de la vida política de España? No podemos olvidar que el Estatuto que se apruebe va a marcar el modelo a otros y va a tener importantes consecuencias económicas, sociales y políticas para todos. ¿Estamos seguros de que lo que se está negociando es lo mejor para nuestro país o, tal vez, para la supervivencia política de un Gobierno? Roberto Menchén del Cerro. Tres Cantos (Madrid) La mujer de negro Este color continúa siendo el más acertado, tanto para llevar durante el día como para las fiestas y eventos más elegantes de la noche. Esa es la propuesta que lleva esta semana a su portada el suplemento Mujer hoy. Además, con motivo del final del año 2005 y la implantación de la ley contra el tabaco, Salud propone los métodos más eficaces para dejar de fumar: parches, caramelos, nicobloc, hipnosis, cigarrillo de plástico... También seis ideas originales para el brunch, platos sencillos y rápidos de elaborar. be estar siempre reservado, exclusivamente, a los profesionales en el pilotaje de la nave. Esto lo dice quien desde una experiencia de más de cuarenta años de vuelo ha sido testigo de algunas maniobras desafortunadas por la tensión y distracción padecidas por los pilotos a causa de visitantes inapropiados a la rigurosa disciplina del vuelo. El señor Bono, que parece empeñado en ser la novia en las bodas, distrajo sin duda la atención requerida por las siempre arriesgadas prácticas de tomar tierra y contri- buyó con ello a la imprecisión de la maniobra de aterrizaje. Sólo desearía añadir al respecto que lo del ángel de la guardia de este caballero, dadas su exuberancias y peculiaridades debe ser algo de suyo agotador. Teodoro Fernández. Madrid. ¿Quién juzga al juez? Lamentamos asistir, una vez más, a un hecho de una vileza extrema, como ha sido el asesinato de una persona en la discoteca Joy Eslava de Accidente aéreo Días pasados, Bono y sus acompañantes se llevaron un susto mayúsculo ante el desafortunado aterrizaje del avión Hércules que los condujo hasta Mostar (Bosnia) Es muy probable que la razón de tan espectacular sobresalto haya que atribuírsela a la presencia del propio Bono en la cabina de mandos, lugar que, por elementales razones de seguridad, de- Madrid, suceso por el que, seguramente, muchos mostrarán su consternación, de un modo profundo y sincero, y de otros escucharemos el consabido discurso demagógico e inútil. ¿Cómo es posible que ante esta sucesión de actos todavía nadie haya pasado a la acción? ¿Cómo no se han creado todavía asociaciones de afectados (otras se promueven desde los medios de comunicación) que de modo claro identifiquen dónde está el origen del problema? ¿Cómo es posible que se permitan actitudes prevaricadoras, que traen como consecuencia actos execrables? Todos los trabajadores debemos responder de nuestros actos y decisiones, pero parece que en la sociedad española existen estamentos intocables, como políticos y jueces (a los que todos nosotros pagamos y mantenemos) que pueden cometer cualquier tipo de tropelía e irse de rositas. Asquea ver que quien te ha de amparar, te hostigue, unas veces por acción y otras por omisión. Carlos Dégano Guillén. Madrid.