Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 29 12 2005 Cultura 57 El Teatro Real despide el año con la voz y la ironía de Enrique Viana b Tenor vivo... y al rojo un monólogo lírico- alternativo, que cuenta con el pianista Manuel Brugueras, se puede ver los días 29 y 30 en el Café de Palacio del Real S. GAVIÑA MADRID. El Teatro Real despide el año con el espectáculo Tenor vivo... y al rojo Creado por Enrique Viana, consta de partes cantadas- -en las que Viana interpreta arias de Gounod, Donizetti, Wagner, Bizet, Mascagni o Léhar- -y de textos intercaladas escritos por el propio artista. Textos cargados de humor y de ironía inspirados por situaciones cotidianas extraídas muchas veces de la televisión o de los periódicos Con este espectáculo, el tenor se vuelve a presentar ante el público del Real, donde ya interpretó Las locuras de un tenor un espectáculo más loco aunque éste de ahora es más atrevido y colaboró, el pasado año por estas fechas, en El dúo de la Africana. Ahora regresa para provocar la sonrisa y la participación del público, y para rendir homenaje a algunos temas como la paz, la amistad, las madres o la ópera alemana. Es un espectáculo vivo y participativo realizado en clave de humor, irónico pero también crítico Tanto el vestuario como la escenografía, con marcados rasgos orientales, han sido ideados también por el tenor. He tratado de que no sea engorrosa y fácil de montar, con alusiones a la naturaleza y otros elementos que estamos perdiendo puntualizó. El espectáculo, que ya se ha podido ver en Sevilla, Toledo o Madrid, viajará el próximo año a Bilbao, Valladolid, Salamanca y al Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Un momento del ensayo de Wozzeck de Alban Berg ELENA CARRERAS Calixto Bieito presenta en el Liceo un Wozzeck rodeado de chapapote Mañana se estrena el montaje coproducido con el Teatro Real de Madrid b La degradación medioambiental es la fuente de inspiración de esta revisión del drama de Büchner, con partitura de Alban Berg, que dirige musicalmente Sebastian Weigle MARÍA GÜELL BARCELONA. El director Calixto Bieito prepara una buena despedida de año. Un día antes de las uvas, el Liceo subirá el telón de la ópera Wozzeck de Alban Berg. La obra, que representa muy bien el espíritu de la Escuela de Viena y cuyo libreto se basa en el drama que escribió Georg Büchner sobre la condena a muerte de un soldado por haber asesinado a su amante, fue estrenada en Berlín en 1925. Ahora tenemos la oportunidad de revisar esta historia de la mano de Bieito. Revisarla y centrifugarla. En esta lectura el protagonista no es un soldado sino un obrero de una fábrica que padece angustia por la presión que le rodea comenta el director de escena mientras reivindica que en el original se habla de un loco, término que no es correcto si vemos las circunstancias que le rodean Alejándose del texto de Büchner, Bieito apuesta por mostrar a Wozzeck y a su amante Marie como víctimas del sistema en una ópera concebida como un poema dramático En ella no encontraremos violencia porque la música en sí es muy provocativa, me desconcierta, me evoca a la angustia patológica y existencial en la que vivimos muchas personas puntualiza. La partitura, que contará con la batura de Sebastian Weigle, destaca por el canto hablado y la renuncia a una tonalidad armónica que ha llevado a buscar nuevos variantes en ritmos y acordes justifica el director musical. Wozzeck, que da nombre a la ópera y es el protagonista, estará interpretado por el barítono alemán Franz Hawlata que debuta en el Liceo. Durante la presentación a la prensa, Hawlata destacó la belleza y la expresividad de su personaje así como la melancolía y la elegía vienesa que sobrevuela toda la obra y que los cantantes deben saber expresar con la voz. Un trabajo muy deseado Por su parte, Marie (Angela Denoke) aparece en esta ocasión como una trabajadora más que desea salir del mundo que la oprime y se lanza en los brazos de Tamboor Mayor (Reiner Goldberg) porque tiene dinero y la podrá ayudar a mantener a su hijo Denoke, que conoce bien el personaje porque lo ha representado varias veces, desvela que en ningún caso existe atracción sexual entre Marie y Tamboor Respecto a la revisión de Bieito, la soprano alemana desvela algunos detalles como que su personaje aparece como más desesperado y más fuerte que en otras versiones que ha interpretado. Por último, Bieito confesó que desde sus inicios en el mundo de la ópera tenía muchas ganas de llevar a escena Wozzeck, una obra mítica para la gente del teatro y que todos los directores quieren estrenar, pero yo no quería hacerla en teatro porque no me imaginaba cómo hacerla Es una obra muy importante del expresionimo naturalista y reconoce que ha disfrutado imaginando esta enorme fábrica que es una metáfora de todo lo que nos rodea. Entre lo orgánico y lo mecánico Contaminación. Bieito da una lección y recuerda al público que hemos entrado en una época de contaminación física, mental y ambiental De tal forma que se atreve con un alarde de futurismo y adelanta los acontecimientos. Estaba clarísimo que teníamos que encontrar un espacio que definiese esta intemporalidad. Nos hemos decidido por un espacio social y ecológico Un estómago. La puesta en escena es un estómago, una estructura orgánica pero también una estructura mecánica. Por otra parte se incluyen imágenes del chapapote y del post- Chernobil. Está lleno de referencias a la actualidad, a la era post- capitalista que todos llevamos interiorizada y de la que no nos podemos librar concreta Bieito. Enrique Viana JAVIER DEL REAL