Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Cultura JUEVES 29 12 2005 ABC Un Directorio dará información de más de 6.000 fundaciones b La Asociación Española de Fun- daciones elabora una nueva base de datos de las Fundaciones Españolas, que ofrecerá una completa reseña de objetivos y actividades ABC MADRID. En los próximos meses las Fundaciones españolas recibirán un cuestionario remitido por la Asociación Española de Fundaciones (AEF) en el que se les pedirá la información necesaria para actualizar la Base de Datos de la AEF y preparar la edición del Directorio. Son, en estos momentos, dos instrumentos imprescindibles: las únicas fuentes donde se puede obtener información global sobre la actividad que desarrollan las Fundaciones españolas. El mantenimiento de una Base de Datos actualizada y la edición del Directorio son actividades permanentes de la AEF. Con esta labor se pretende responder a la necesidad periódica que tiene el sector de conocer y proporcionar cifras y datos fiables de lo que son y representan las fundaciones en la vida social y cultural de nuestro país. Ahora, la AEF pone en marcha un proceso de captación de datos para corregir y ampliar la información disponible en su Base de Datos: Sólo a partir de esta información básica se podrán perfilar los contornos exactos del sector fundacional y se podrán llevar a cabo estudios cualitativos y sectoriales que profundicen en el conocimiento que desarrollan las fundaciones españolas subraya la Asociación Española de Fundaciones. En este proceso de captación de datos- -señala la AEF- -es de vital importancia contar con la colaboración y el apoyo de las fundaciones en un proyecto del que son las principales destinatarias. Porque las propias fundaciones necesitan y demandan el Directorio para conocer datos concretos de la existencia, objetivos y actividades de otras fundaciones, para preparar y dirigir sus convocatorias, para buscar nuevas vías de colaboración entre instituciones, etc... El Directorio es, además, una fuente de información de gran valor para públicos muy diversos: investigadores del sector, instituciones, estudiantes... La Asociación Española de Fundaciones agrupa y representa actualmente a más de setecientas fundaciones de toda España. Desde su creación, en 2003, la AEF apoya y promueve el desarrollo de la institución fundacional mediante distintas iniciativas proyectos y servicios de información, asesoramiento, formación y reflexión sobre las principales cuestiones que afectan y preocupan al mundo de las fundaciones. ERNESTO AGUDO Más de 20.000 personas han visto Faraón en una semana La muestra Faraón que se exhibe en las salas de los antiguos depósitos del Canal Isabel II, ha arrancado con enorme éxito. El tirón de esta exposición de 120 piezas del antiguo Egipto procedentes del Museo de El Cairo, y de la proyección sobre las costumbres funerarias que se desarrolla en el interior de una pirámide de 18 metros construida a tal efecto- -como se aprecia en la imagen, junto a las enormes colas, ayer en la entrada- convoca a una media de 3.000 personas cada día. Y con las fiestas su atracción se acrecienta. En apenas una semana ha sido visitada por más de veinte mil personas y anteayer cobijó la curiosidad de más de 7.000. John Peter Moore, el polémico secretario de Dalí, recibe sepultura en Cadaqués El Capitán Moore, de 86 años, falleció el pasado lunes en la localidad catalana b Antiguo capitán de la Armada británica, el ex secretario de Dalí vivió a lomos de la polémica tras ser acusado de falsificar obras del pintor catalán D. M. BARCELONA. A pesar de que popularmente se le conocía como capitán Moore, poco o nada tuvo que ver la jerarquía militar con el el oficio que más alegrías, disgustos y titulares de prensa le reporto. Así fue, por lo menos, durante los años en los que se convirtió en la mano derecha de Salvador Dalí, gestionó la proyección internacional del pintor catalán y acabó en los tribunales enfrentándose a los delitos de estafa, falsedad y daños contra el patrimonio y la propiedad intelectual. Secretario personal de Dalí entre 1962 y 1974, John Peter Moore (Londres, 1919) murió el pasado lunes en Cadaqués (Girona) localidad en la que vivió durante más de cuarenta años y en cuyo cementerio recibió ayer sepultura. Antiguo capitán de la Armada británica y miembro de los servicios secretos de su país- -de ahí su sobrenombre- el capitán Moore falleció en su residencia de la bahía de Portlligat, bautizada como La capitanía y situada a pocos metros de la casa en la que John Peter Moore EFE el genio surrealista instaló su lugar de trabajo. Más conocido por las polémicas a las que se le ha asociado en los últimos años que por su trabajo junto a Dalí, Moore pasó de ser uno de los hombres de confianza de Churchill a convertirse en el encargado de representar a Dalí en el extranjero. Fueron años fructíferos, tanto para el genio surrealista como para su secretario, quien, hasta 1974, fue acumulando una importante colección de obras del pintor. La desconfianza de Gala y la aparición del fo- tógrafo Enric Sabater pusieron fin a esta relación, aunque el nombre de Moore ha estado vinculado al de Dalí hasta el fin de sus días. De hecho, de 1974 data la primera gran polémica vinculada al capitán: la sustraccíón de la galería neoyorquina Knoedler de Dalí pintant Gala obra que reaparecería un cuarto de siglo después con el nombre de La doble imagen de Gala en el Centro PerrotMoore, museo privado creado en Cadaqués por Moore y su esposa. A partir de entonces, la controversia ha venido salpicando constantemente la imagen de Moore, quien además de ser condenado a pagar un millón de euros en 2004 por la manipulación de Dalí pintant Gala fue denunciado en 1999 por la Fundació Gala- Dalí de Figueres por la falsificación de 10.000 litografías de originales de Dalí. El caso se encuentra aún en proceso de recurso tras desestimarse someter a juicio a Moore, a quien se le diagnosticó demencia senil, y resultar absuelta su esposa, Catherine Perrot. Menos sospechosa, aunque igual de polémica, fue la subasta de 486 obras de Dalí procedentes de la colección personal de Moore que se pusieron a la venta en París en 2003, apenas medio año antes de la inauguración del Año Dalí, y que alcanzaron una cotización de más de cuatro millones de euros.