Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 29 12 2005 Madrid 35 Resurge el debate de la seguridad en locales de ocio La pelea mortal en Joy Eslava ha hecho renacer el viejo debate de la seguridad en locales de ocio. Las posturas están enfrentadas: de un lado, empleados de estos locales y sindicatos policiales se muestran partidarios de que se instalen cámaras de vigilancia y arcos metálicos para controlar la entrada de armas. La legislación que regula estos establecimientos se limita a contemplar, en materia de seguridad, las medidas de evacuación y de control de incendios. Cada vez abundan más las armas, sobre todo las blancas y de grandes dimensiones; las hojas de 10 centímetros, que no son las más grandes, son letales. Y quien las lleva, al final, las usa indicó el secretario general del SUP, Felipe Brihuega. Enfrente, los dueños de las salas, que se escudan en las inversiones que tienen que realizar para instalar las videocámaras y los arcos, y en las molestias que se generarían en el público. Continúa grave el empresario textil de Carabanchel tiroteado M. DÍAZ MADRID. Félix Garnacho, el empresario de 60 años herido anteayer en su fábrica textil de Carabanchel durante un atraco, permanecía ayer a última hora en estado crítico pese a permanecer estable en la UVI del Doce de Octubre, donde fue trasladado tras recibir un disparo en el costado izquierdo, según explicaron fuentes hospitalarias. El suceso se produjo el martes pasada la una de la tarde, cuando Félix Garnacho se encontraba en su nego- cio de confección, ubicado en la calle Vista Alegre de Carabanchel, junto a su hija y un empleado. Dos delincuentes blandiendo una pistola y armas blancas entraron a robar y, ante la negativa del empresario, fue golpeado con un revólver y disparado tras un forcejeo posterior. Uno de los dos delincuentes consiguió huir, pero el otro fue retenido por varios trabajadores de empresas cercanas hasta que llegó la Policía. Francisco D. C. de 46 años, ya tenía cuatro antecedentes delictivos por robo con violencia y tráfico de estupefacientes. Junto a diversas armas, se le incautó el botín de su robo: 180 euros. Hoy está previsto que preste declaración ante la Policía, mientras que mañana le tocará hacerlo ante el juez, según explicaron fuentes policiales. El grupo de Policía Judicial de Carabanchel sigue buscando al segundo delincuente mientras investiga los hechos, puesto que varios testigos escucharon gritar al herido que conocía a sus atracadores. Se supone que nos conocían pero no sabemos porqué, nosotros a ellos, no. Parecían saber dónde estaba cada cosa, no sabemos si por alguien que trabajó aquí apuntaba anteayer a ABC el hijo del herido. dentes. Finalmente, las pruebas realizadas el martes por agentes de la Policía Científica al arma- -hallada horas después entre la alfombra de vidrios del establecimiento- y su cotejo con las huellas dactilares del arrestado, han confirmado que no es el autor material de la puñalada, como ha venido informando ABC. El presunto homicida es uno de los dos individuos que abandonó Joy Eslava tras el crimen, en paradero desconocido desde esa fatídica madrugada. Ambos están identificados, si bien, el autor material, de unos 24 años, puso tierra de por medio. Se desconoce si está escondido en otra provincia o si se marchó de inmediato rumbo a su país de origen- -presumiblemente Marruecos- por ser, al igual que Anas, un viejo conocido de la Policía, ya que también está fichado La Policía sigue su pista. Mientras, el arrestado pasó ayer a disposición judicial. Antecedentes de la víctima Roberto era muy conocido en su barrio: Carabanchel. Corpulento y de 1,75 de estatura, había cambiado de empleo y trabajaba en una inmobiliaria. Era el penúltimo de cuatro hermanos de entre 28 y 22 años. Acababa de estrenar un BMW y no tenía novia. Estaba cumpliendo el tercer grado penitenciario por un delito de robo con lesiones cometido hace, aproximadamente, un lustro. Sus restos mortales partieron a primeras horas de la tarde de ayer rumbo a la provincia de Jaén, en donde hoy recibirán sepultura. Las dilaciones en su sepelio se han debido a cuestiones burocráticas y a la decisión de la familia de incinerarlo, que finalmente se rechazó. Para evitar la presión mediática, sus allegados decidieron poner tierra de por medio.