Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional JUEVES 29 12 2005 ABC La Policía halla objetos del abogado de Castellón en la casa del presunto asesino Se inventó un robo para justificar ante sus compañeros la sangre y las magulladuras b El agresor se recuperaba ayer en la UCI tras ser operado del fémur, que se lesionó al intentar huir y ser tiroteado. Según sus compañeros, tenía problemas económicos LORENA PARDO CASTELLÓN. El delegado del gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé, confirmó ayer que los detenidos por la muerte del abogado de Castellón Carlos Reverter, víctima de un secuestro y una mortal paliza hace nueve días, son un hombre venezolano y una mujer española. Según fuentes policiales, el detenido, D. J. C. I, presunto autor del crimen, tiene 28 años y residía desde hacía dos meses en una vivienda de la calle Desierto de Las Palmas, en una habitación que había alquilado a través de un anuncio en la prensa. Sus compañeros de piso declararon ayer a Canal 9 que la noche de los hechos el detenido llegó a casa herido, con un ojo morado y manchas de sangre y se justificó ante ellos diciendo que había sido víctima de un robo. La Policía controla los accesos del hospital donde está ingresado el detenido Entraron directamente a la habitación, sin apenas saludar, lo que me sorprendió porque siempre saludan mucho. Se metieron en la habitación y al momento llegó ella y me pidió si tenía agua oxigenada y me dijo: mira lo que me ha pasado, que me han pegado dos rumanos y me han robado explicó EFE uno de sus compañeros. Añadieron que esta persona no trabajaba y decía que tenía problemas económicos. Al parecer la pareja, que fue arrestada en plena calle, mantenía una relación sentimental. Ella, de nacionalidad española, también ha sido detenida como presunta encubridora del deli- to. Los registros domiciliarios practicados por los agentes tras las detenciones han permitido localizar en la vivienda del supuesto autor material del crimen todos los objetos que le habían sido sustraidos al letrado brutalmente asesinado, de quien sus más próximos dicen que llevaba una importante suma de dinero cuando fue secuestrado. El detenido, que no tiene antecedentes penales en España, se encuentra estable en la UCI del Hospital General de Castellón, donde fue traslado desde Valencia tras ser intervenido de una fractura de fémur que sufrió al intentar huir de los calabozos de la Comisaría. Ocurrió el martes, cuando agredió al policía que le custodiaba al salir del baño. Tras intentar quitarle el arma, huyó de los calabozos hasta llegar a un almacén de material de construcción, donde se apoderó de unas barras de hierro. Los policías realizaron dos disparos intimidatorios, aunque uno de ellos le impactó en el tórax y le produjo una herida de carácter leve. Los investigadores que, en principio, descartan nuevas detenciones, mantienen que los dos sospechosos no tenían ninguna relación con el letrado asesinado, a quien secuestraron con el único ánimo de robarle. De hecho, el móvil del robo del vehículo de gama alta que conducía la víctima se mantiene como hipótesis más fiable. La víctima, que no acostumbraba a llevar temas penales, trabajaba en un despacho de abogados del que es cliente una importante firma constructora en Castellón.