Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional JUEVES 29 12 2005 ABC El Gobierno y la Generalitat firman las ayudas del Carmelo casi un año después del accidente Según denuncian CiU y el PP, el dinero llega tarde e ignora el compromiso de Zapatero con los vecinos b Medio millar de personas conti- núan fuera de sus hogares tras la aparición de grietas por el hundimiento del túnel del Metro, que obligó a desalojar a 1.200 Á. MARÍN BARCELONA. La ayuda prometida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su visita (11- 2- 2005) al barrio del Carmelo de Barcelona, tras el hundimiento del túnel de maniobras de la línea 5 del suburbano barcelonés, ha llegado casi un año después del accidente que el 27 de enero obligó a desalojar a 1.200 personas de sus casas, demolidas o agrietadas a raíz de la aparición del enorme socavón del Metro. Todavía hay 500 vecinos afectados fuera de sus hogares. Las administraciones- -central, autonómica y local, todas ellas gobernadas por los socialistas- -consideran cumplida la promesa de Zapatero con el convenio firmado ayer por el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, dos de sus consejeros, la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, y el alcalde accidental de Barcelona, Xabier Casas. El Gobierno aportará 16 millones de euros para la rehabilitación, reforma y mejora del Carmelo en los cuatro próximos años. Durante ese tiempo y con ese dinero, las administraciones pretenden rehabilitar unos 6.000 pisos, un tercio del parque de viviendas del barrio, con el fin de regenerar el tejido urbano y recuperar la actividad de la zona. municipal Agencia de Promoción del Carmelo y Entorno S. A. creada en junio de 2005 para gestionar las obras de rehabilitación de la zona. Además del convenio del Carmelo, la ministra Trujillo suscribió otros tres acuerdos para rehabilitar una docena de barrios marginados urbanística y socialmente del área metropolitana de Barcelona. La ministra de Vivienda y el presidente de la Generalitat firmaron también el convenio del Plan de la Vivienda 2005- 2008, con un presupuesto de 857,4 millones de euros, y que tiene como objetivo facilitar el acceso a la vivienda y fomentar los pisos de alquiler. El presupuesto del nuevo Plan de la Vivienda de Cataluña supone un incremento de un 117 por ciento respecto al anterior. Según las previsiones del Ministerio y de la Generalitat, el nuevo plan beneficiará a 71.631 familias, seis mil familias más que el plan 2002- 2005, lo que significa un incremento del 10 por ciento. También establece ayudas a propietarios e inquilinos con el fin de promover 8.245 pisos de alquiler y subvenciones a 7.050 familias y jóvenes para ayudarles a pagar el arriendo. El Gobierno aportará 16 millones en cuatro años para la rehabilitación, reforma y mejora de unos 6.000 pisos en el barrio barcelonés Maragall y Trujillo, en el patio de los Naranjos del Palacio de la Generalitat EFE Una lluvia de millones Después de la rúbrica del convenio entre el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, el líder municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, denunció la amnesia de las tres administraciones y les acusó de ignorar sus compromisos con los vecinos del Carmelo, ya que sólo invertirán el 45 por ciento de lo prometido, es decir 39,1 millones de los 87,7 millones de euros entre 2005 y 2006. El edil popular recordó que Zapatero, Maragall y Clos prometieron una lluvia de millones cuando visitaron el Carmelo tras el hundimiento del túnel, pero el barrio sólo recibirá la mitad de lo prometido por los dirigentes socialistas. CiU criticó, por su parte, que la ayuda prometida por Zapatero ha llegado tarde y no recoge los compromisos adquiridos con los vecinos del Carmelo. Maite Fandos, concejal nacionalista en el Consistorio barcelonés, reclamó al alcalde, Joan Clos, que exija al presidente del Gobierno que cumpla con su compromiso de aportar veinte millones de euros para la rehabilitación del barrio, tal y como figura en el plan de financiación de la sociedad privada Camps: Que el PSOE no tape sus vergüenzas de otra reforma con el Estatuto valenciano MANUEL CONEJOS VALENCIA. El presidente autonómico valenciano, Francisco Camps, contestó ayer a las advertencias del líder de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, de romper el pacto alcanzado sobre la reforma estatutaria y le acusó de generar desconfianza donde no corresponde Camps no ve justificada esta polémica porque no hay ningún tipo de dificultad en la tramitación del Estatuto que salió de las Cortes Valencianas con un amplio consenso y fue refrendado después por el Congreso. Este Estatuto, con el nivel de respaldo que tiene, ya no es de los políticos, sino de los valencianos y de los españoles sentenció Camps. La próxima reunión para analizar el Estatuto valenciano tendrá lugar en la primera semana de febrero con la convocatoria de la Comisión Constitucional del Congreso que preside Alfonso Guerra. Hasta entonces, Camps espera que Pla no pretenda cubrir sus vergüenzas de otra reforma estatutaria (en referencia al catalán) con el Estatuto valenciano y que todo el debate discurra por los cauces de tranquilidad, confianza y serenidad por los que se ha venido desarrollando hasta este momento. Pese a todo, confió en que para el mes de marzo o abril los valencianos gozarán de un nuevo Estatuto que será leal, de futuro y de plena garantía Alejados de esta optimista visión, diversos representantes socialistas consultados por ABC refrendan las palabras del secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, porque el PP sigue abusando de manera partidista del pacto alcanzado para la reforma del Estatuto. De persistir la actitud de los populares, vaticinan que se romperá el pacto y continuaremos otros veinte años como estábamos, que tampoco pasa nada Como tercer elemento, en la jornada de ayer surgió la figura de la diputada valenciana de IU en el Congreso, Isaura Navarro, quien ignoró los esfuerzos de Pla por atender a sus reivindicaciones y convencer al PP, como es el caso del techo electoral, que desean rebajar del 5 por ciento al 3 por ciento. Navarro considera que Pla utiliza a IU de excusa, pero que no tiene deseos reales de rebelarse contra los chantajes del PP Navarro dejó claro que no apoyarán el Estatuto si además de esa rebaja no se proclama la unidad de la lengua, se consigue una financiación suficiente y se reconoce oficialmente el término País Valencià Es decir, puntos inasumibles para el PP y para muchos integrantes del PSOE.