Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN JUEVES 29 12 2005 ABC Zapatero envía hoy a Rubalcaba a buscar un pacto de urgencia, que ERC y CiU descartan Convergentes y republicanos arremeten contra el PSOE por su inmovilismo en las enmiendas intentará salvar la cara del presidente de Gobierno en su encuentro con el cuatripartito que sólo ve posibles ligeros acercamientos I. ANGUERA A. MARÍN BARCELONA. El pesimismo predominaba ayer entre los partidos catalanes tras conocer las enmiendas del PSOE al texto de reforma del Estatuto catalán aprobado por el Parlamento autonómico. Quiero pensar que son un punto de partida afirmó el secretario general de CiU, Josep Duran Lleida, para esgrimir una postura posibilista. Su compañero de filas, Quico Homs, hablaba directamente de bofetada a las aspiraciones nacionalistas. Desde el Gobierno de la Generalitat, el ecosocialista Joan Saura no ocultó tampoco su decepción y atribuyó la falta de acuerdos tanto al inmovilismo del PSOE como al empeño por la negociación bilateral- inútil -de CiU. Un pesimismo que socialistas, nacionalistas y republicanos intentarán disipar hoy en la primera reunión multilateral de negociación del Estatuto, que tendrá lugar en el Parlamento autonómico. El portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Francisco Caamaño, integrarán la delegación socialista. En ella no participará el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- -desde ayer, de vacaciones en el Parque de Doñana- quien confía en las dotes de Rubalcaba para un acuerdo de urgencia que salve la cara del Gobierno antes de fin de año. Por los partidos catalanes participarán los mismos negociadores de los últimos días: Homs, Josep Sánchez Llibre y Ramon Camp por CiU; Joan Puigcercós y Joan Ridao por ERC; Joan Herrera, Jaume Bosch y Jordi Miralles en nombre de ICV y EUiA, y Miquel Iceta, en representación del PSC. No estarán, por tanto, los máximos dirigentes de cada partido, con la excepción de Puigcercós por parte de Esquerra. b El portavoz socialista LAS FRASES Quico Homs Ponente de CiU Las enmiendas del PSOE son una bofetada con la mano abierta y las del PP, un puñetazo con el puño cerrado; pero, finalmente, un mamporro ambas Joan Puigcercós Secretario general de ERC Lo que no puede hacer el PSOE es reclamar fidelidad a la Constitución y no ser fiel con sus propios compromisos de transparencia fiscal Zaplana y los periodistas recordaron el Día de los Inocentes en la rueda de prensa ficar los avances logrados en las dos últimas semanas. Avances muy parciales pero que permiten hablar ya de coincidencias en materias como el título de instituciones, la organización de la Generalitat o el uso del catalán. Sin olvidar que aliviará el malestar de ERC e ICV, socios teóricamente prioritarios del PSOE, ante el protagonismo otorgado a CiU en esta primera parte de la negociación. Esto explica que los ecosocialistas abogaran ayer por limitarse ya a reuniones multilaterales, mientras CiU dejaba claro que piensa mantener las negociaciones bilaterales con el PSOE. Al margen de esas coincidencias, la reunión servirá previsiblemente para que los partidos catalanes expresen a la delegación del PSOE su malestar ante las enmiendas presentadas el martes. Unas enmiendas que llevaron a Duran a afirmar que hoy veo mucho más lejos el acuerdo tras denunciar que el texto socialista, pese a su presentación amable contiene sorpresas desagradables porque no todo está abierto a la transacción Así, el líder de Unió se refirió al listado de artículos que los socialistas proponen eliminar en los capítulos de Justicia y en materia de unidad de mercado, y apuntó que sólo un par de ellos están sujetos a negociación, según las enmiendas. Las pymes catalanas reconocen su temor por el uso que se haga de las nuevas competencias J. C. VALERO BARCELONA. Eusebi Cima, presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa catalana (Fepime) advirtió ayer sobre la urgencia de cambiar el sistema de financiación autonómico actual para evitar el declive de la economía catalana Para Cima, el trámite parlamentario del Estatuto no puede dilatarse en el tiempo en un debate que parece colocar el carro delante de los caballos. En ese sentido, subrayó que Cataluña no puede funcionar si no se arregla la financiación; el resto puede esperar El concierto vasco, según Cima, debería ser el objetivo, aún sabiendo que es inasumible En materia estrictamente política, el presidente de Fepime expresó Acuerdos parciales Este encuentro no permitirá sellar el tan ansiado acuerdo de bases que Zapatero reclama desde hace días, y que tanto CiU como ERC e ICV daban ayer por imposible tras conocer las enmiendas socialistas. Sin embargo, los negociadores catalanes reconocían ayer que el encuentro sí servirá para esceni- su temor por el uso que pueda hacer el Gobierno catalán de las nuevas competencias que establezca la reforma del Estatuto, por lo que exigió a las fuerzas políticas catalanas un firme compromiso para que las gestionen con eficacia, eficiencia y rigor No obstante, matizó el posible uso intervencionista que pudiera practicar la Generalitat, al señalar que se tratan de competencias ahora en manos del Estado. También subrayó que, de lograr mayores competencias, nunca deben significar un agravio comparativo con el resto de comunidades Cima, que aseguró que haber callado hasta ahora no supone otorgar reconoció que el boicot a los productos catalanes afecta más en el sentido filosófico que práctico Duras crítias al PSOE Más duro se mostró el nacionalista Homs, quien afirmó que las enmiendas del PSOE son una bofetada con la mano abierta y las del PP, un puñetazo con el puño cerrado, pero finalmente, un mamporro ambas En esta línea se expresó tambien el consejero de Relaciones Institucionales, quien consideró que la presentación de enmiendas por parte del PSOE cierra una etapa y supone la defunción de la negociación bilateral. Saura expresó la decepción del Gobierno catalán por la falta de resultados en las negociaciones, que atribuyó al inmovilismo del PSOE, pero criticó también a CiU, sin mencionarla, al reclamar que los partidos abandonen los intentos de monopolizar las negociaciones, ya que mantener esta actitud es, por parte de algún grupo, partidis-