Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 29 12 2005 11 PSOE y BNG imponen el gallego como única lengua en los exámenes tipo test de algunas oposiciones La Policía encuentra objetos del abogado de Castellón en la casa del presunto asesino fecha que no se puede perder de vista. Pero algunos intentaron, incluso, anticiparse a ese futuro aún incierto y atraer lo tangible. ¿Qué es lo más próximo con otro volumen de inmigrantes nada desdeñable? La respuesta la proporcionó el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, el año pasado, en la Comisión de Inmigración del Congreso. Allí reconoció que el Gobierno tenía la intención de estudiar las medidas necesarias para conceder el derecho de voto en las municipales a todos los inmigrantes que tuvieran residencia permanente en España (se obtiene a los cinco años de vivir legalmente en nuestro país) A 1 de octubre de este año, ese requisito lo cumplían 421.277 inmigrantes, según datos de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración, mientras que había otros 372.453 que ya habían renovado por segunda vez sus papeles (es obligatorio hacerlo cada año) 289.485 que lo habían hecho una sola vez y otros 710.506 que tenían permiso de residencia inicial. PSOE y PP se preparan para disputarse el voto de comunitarios e inmigrantes Los populares encargan a Tomás Burgos estudiar la pauta electoral de los extranjeros b Desde la secretaría de Organi- zación de Ferraz se ha acordado animar a la participación política de los inmigrantes y propiciar el conocimiento de sus programas CRISTINA DE LA HOZ MADRID. El importante crecimiento de la población extranjera en España ha llevado a las dos grandes formaciones políticas del país, PSOE y PP, a prepararse ante el efecto electoral que pueda tener este fenómeno. Aunque en ningún caso quieren hablar de intentos de captación de voto, lo que sí parecen tener claro socialistas y populares es que ha aparecido un nuevo modelo de votante, de variado origen foráneo, que viene a España para quedarse y, tras el tiempo preceptivo, solicitar la nacionalidad. Caso aparte es el de los ciudadanos comunitarios- -cifra que también aumenta- a los que, junto a los noruegos, ya se les reconoce el derecho a voto en elecciones municipales desde hace años. El PP designó recientemente al diputado Tomás Burgos para que transforme en política electoral este crecimiento poblacional, según señaló a ABC su experto en inmigración, Rafael Rodríguez- Ponga. No es casualidad tampoco que Comunidades gobernadas por los populares, como Madrid o Baleares, hayan creado consejerías específicas de Inmigración o que la Fundación Humanismo y Democracia- -próxima al PP- haya promovido en noviembre la constitución de una gran plataforma que, bajo el lema Todos juntos une a diecisiete asociaciones y federaciones de inmigrantes de varios continentes. En la secretaría de Organización IU y Esquerra, a favor La propuesta de otorgar este derecho de voto partió del diputado de IU- EV, Joan Herrera, pero inicialmente fue acogida con algo más que buen talante por el Ejecutivo. Sin embargo, el paso de los meses y quizá las desavenencias en materia de inmigración entre los dos grandes partidos han sepultado, de momento, esta idea. Caldera apeló entonces al consenso y a su deseo de que esa iniciativa se materializara durante la legislatura. No obstante, a día de hoy, según fuentes del Ministerio de Trabajo, ese asunto está aparcado y no se ha avanzado nada desde entonces. Ni siquiera se ha planteado. Exigiría una reforma de la ley electoral y sería muy preocupante que no contara con unanimidad Otro asunto por el que se pasa de puntillas es cuál sería el grado de participación de esos potenciales electores y en qué sentido iría su voto. En lo que no hay discusión posible es en las cifras: 2.597.014 extranjeros, entre comunitarios y el resto vivían ya de forma legal entre nosotros en octubre. Una ciudadana de origen marroquí vota en Eibar (Guipúzcoa) en 2003 del PSOE ya se ha hablado de la necesidad de traducir los programas y animar a la participación de aquellos inmigrantes nacionalizados. Se trata de facilitar el conocimiento del programa y su difusión explica también a este periódico el portavoz socialista en materia de inmigración, Antonio Hernando, quien niega, en todo caso, que se trate de ningún tipo de actuación específica. J. CALLEJA Cita de mayo de 2007 La cita más inmediata será la de las elecciones locales del último domingo de mayo de 2007. En total, residen en España 755.481 personas de otros países de la Unión Europea. Además, Rodríguez- Ponga recuerda que a partir del 1 de enero de 2007 también serán comunitarios rumanos y búlga- UNA CUESTIÓN DE ESTADO RAFAEL PUYOL Catedrático de Geografía Humana uizá por deformación profesional, a veces pienso que lo que pasa con la inmigración en España tiene un gran paralelismo con lo sucedido con la Universidad. De ser un territorio de emigrantes, nos hemos convertido en un país de inmigración. De ser una nación de ridículas tasas de escolarización superior, hemos pasado a tener una de las poblaciones universitarias más in- Q tensas de toda la Unión Europea. Los cambios en ambos dominios han sido rápidos y profundos, y los medios desplegados para atenderlos, improvisados e insuficientes. Y, por lo tanto, no podemos esperar de los procesos resultantes niveles de calidad adecuados. Al país, como a sus Universidades, ha llegado de improviso tanta gente que nos hemos visto desbordados para recibirla, atenderla e integrarla. Pero no todo ha sido malo en ese devenir. No tenemos los mejores licenciados posibles, pero poseemos más titulados que nunca. No podemos aspirar a tener los mejores inmigrantes posibles, pero sin los que hay, nuestro nivel de desarrollo económico y social no alcanzaría su posición actual. Hay quien juzga que los casi cuatro millones de inmigrantes son poco menos que cuatro millones de problemas. Yo creo que son cuatro millones de oportunidades para un país que crece en lo económico y evoluciona en lo social. Aprendamos a vivir con la inmigración, porque si hoy ya es necesaria, mañana resultará imprescindible. Pero, aprendamos a regularla mejor, lo cual exige criterios inteligentes y sensibles para su selección, su entrada en el país, su distribución por el territorio, las vías para su integración y los mecanismos de retorno al origen. Todo ello exige una verdadera política de Estado, porque la inmigración, como la educación, es uno de los grandes asuntos del presente y del futuro de España. ros, por lo que no es descartable- -en función de en qué momento se cierre el censo electoral- -que puedan participar en esta cita ante las urnas. Pero, además de los ciudadanos comunitarios, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ya ha dejado caer en alguna ocasión la posibilidad de permitir el voto en municipales a los extracomunitarios que tengan reconocida la residencia permanente en nuestro país, aunque tanto desde el PSOE como desde del PP aseguran ignorar si el Gobierno ha dado algún paso en este sentido. La clave reside, en todo caso, en el número de nacionalizados. Hernando avanza la cifra de que en unos tres años y medio pueden estar nacionalizados el 50 por ciento de los inmigrantes de origen iberoamericano que ya están en nuestro país, según la proyección que ha realizado Ferraz. Hasta ahora, las cifras de petición de nacionalidad no han sido espectaculares, pero nadie duda, dice Hernando, de que en los próximos años ese número irá en aumento Además, Hernando y RodríguezPonga son casi unánimes a la hora de negar que el comportamiento electoral de los inmigrantes venga condicionado por el signo ideológico de la Administración que le ha regularizado. A juicio del dirigente popular, Caldera piensa que se ha puesto a la gente de su lado. Ésa es una realidad engañosa, porque la gente no cambia de ideología Su homólogo socialista indica que la regularización no influye en absoluto. Lo que influye es la preferencia por un partido según su programa. No pensamos que los inmigrantes vayan a ser un semillero de votos