Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28 12 2005 Cultura 57 La industria del cine de Estados Unidos no atraviesa por sus mejores momentos. Su taquilla ha bajado en un 20 por ciento y sus elevados costes de producción han provocado una espantada de productores y realizadores a países más asequibles e igual de efectivos Hollywood, ¿luz que agoniza? JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL ABC Es una tendencia planetaria dice Carmen Calvo SEVILLA. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, afirmó ayer que la pérdida de espectadores en salas de cine es una tendencia planetaria que se repite en todos los países porque está cambiando la manera de ver cine y, además, destacó que ahora se ven más películas españolas que nunca ya que se ha incrementado en tres puntos el cine nacional que se ve en salas, mientras que el norteamericano ha bajado diez puntos, un dato que consideró interesante desde el punto de vista cultural En declaraciones a los periodistas, tras la firma de un convenio con Altadis en el Archivo de Indias de Sevilla, la ministra afirmó que la disminución de la afluencia de público a las salas de cine se aprecia en todo el mundo y de manera espectacular, por ejemplo, en Estados Unidos En su opinión, el dato es interesante para España, ya que este año, que cerraremos a 31 de diciembre, se ha visto tres puntos más en salas de cine español y ha bajado diez puntos el norteamericano Así, subrayó que este dato es extraordinariamente importante mientras que el del descenso del público no tiene tanto interés, porque el cine se ve de una manera o de otra, no importa en qué formato informa Ep. NUEVA YORK. El amor de un gorila por una hermosa joven, la vida de las míticas Geishas o la cuarta lección de un ya adolescente aspirante a mago no han sido suficientes para provocar un final de película en la industria cinematográfica estadounidense. Hollywood está sumido en atolladero, lo que ha provocado que 2005 sea el peor año para el cine de las últimas dos décadas. La venta de entradas parece en caída libre, y los últimos poco inspirados remakes y secuelas no han sido un buen paracaídas. A esta poco alentadora situación hay que sumar el auge de ventas de dvd y videojuegos que se han convertido en la mejor elección para un espectador algo perezoso. Mientras la audiencia se decanta por la comodidad del sofá, la industria cinematográfica se enfrenta a una profunda crisis existencial. El total de ingresos en taquilla suma aproximadamente 8.700 millones de dólares, mientras que el año pasado fue de 9.200 millones. Una evidente pérdida que hace que se hable ya del mayor déficit de los últimos veinte años. El negocio de Hollywood tiene que batallar contra grandes retos en esta situación tan delicada explicaba Jack Kyser, director económico de Los Angeles County Economic Development Corp, una empresa de investigación de mercados. Sólo hace falta echar un vistazo a las cifras para ser conscientes del problema. Los beneficios por la venta de entradas ha decrecido un 5 por ciento en los primeros 11 meses de 2005, a la vez que el número de espectadores que acude a las salas sigue disminuyendo. Si se compara con el número registrado en el mismo periodo del año pasado, los cines de Estados Uni- dos han registrado un 6,2 por ciento menos de audiencia, según datos de Exhibidor Relations Co. Inc. Este año sólo se han vendido unas 1.400 millones de entradas, un seis por ciento menos que el año anterior y la cifra más baja desde 1997. El resultado de estas catastróficas cifras ha convertido esta temporada en la peor recaudación desde hace más de 15 años, mientras los espectadores huyen en masa de las poco creativas propuestas. Incluso los últimos estrenos más esperados, entre los que se incluyen las superproducciones de Harry Potter y el Cáliz de Fuego King Kong Las Crónicas de Narnia o Memorias de una Geisha no han conseguido salvar de la deriva a las cifras de la industria. No es sólo una crisis de taquilla, en cierta forma también existe una caída en las ventas de dvd dijo Kyser. Esto está mayoritariamente provocado por películas poco atractivas que no llaman la atención del público adolescente masculino y el coste de los tickets, el parking, La venta de entradas parece en caída libre, y los últimos poco inspirados remakes y secuelas no han sido un buen paracaídas La industria espera que los filmes de alto presupuesto curen la profunda herida abierta en la cinematografía norteamericana y la falta de éxitos en DVD Pero Hollywood se enfrenta, además, a una amenaza externa que será difícil de controlar. Sus elevados costes de producción han provocado una espantada de productores y realizadores a países más asequibles e igual de efectivos como Canadá, Australia o Nueva Zelanda, para ahorrar en equipo y otros menesteres. De momento, la industria cruza los dedos para aislar la evidente pérdida que está registrando y espera que los filmes de alto presupuesto curen la profunda herida abierta en la cinematografía norteamericana. ¿Son las películas? ¿el precio de las entradas? ¿la proliferación del cine en casa y el dvd? Paul Dergarabedian, de Exhibitor Relations Co, asegura que es una combinación de todos los factores que, por primera vez, han sucedido al mismo tiempo A punto de finalizar el año, Harry Potter ha sido una de las pocas propuestas que demuestran que el público acude a las salas de cine si existe una buena propuesta. La cuarta versión cinematográfica de la escritora J. K. Rowling ha recaudado más de 224 millones de dólares, convirtiéndose en la segunda película más taquillera de 2005, detrás del tercer episodio de la Guerra de las Galaxias, que con su La venganza de los Sith se ha embolsado alrededor de 380 millones de dólares. Los expertos aseguran que este año los éxitos cinematográficos se cuentan con los dedos de la mano y que, además, han sido puntuales en el tiempo. Pero la esperanza es lo último que se pierde en Hollywood y el 2006 promete, al menos, mejorar este pequeño traspié en la industria cinematográfica por excelencia. King Kong tampoco ha podido salvar las cifras en caída libre del cine estadounidense ABC