Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad LEY ANTITABACO TRES DÍAS PARA SU ENTRADA EN VIGOR MIÉRCOLES 28 12 2005 ABC Sanidad reconoce el cobro de Hacienda a comercios que no podrán vender tabaco Precisa que los 186 euros cubren el trámite de las solicitudes de licencia de justicia que Hacienda devuelva el dinero. La autorización se suspende por la decisión del Estado no por la voluntad del empresario J. S. N. R. C. MADRID. La ministra de Sanidad, Elena Salgado, reconoció ayer que Hacienda ha cobrado en los últimos meses la tramitación de licencias para la renovación del permiso de venta de tabaco a establecimientos que tendrán prohibido hacerlo a partir del próximo 1 de enero, tal y como adelantó ayer ABC. No obstante, Salgado precisó que el dinero que recauda el erario público se cobra exclusivamente por solicitar y no por expedir dicha autorización La ministra insistió en que los 186 euros que pagan los comercios para prolongar su licencia de venta de cigarrillos durante tres años es simplemente un coste administrativo por la petición y posterior tramitación del permiso y que, en ningún caso, el Ministerio de Economía y Hacienda, a través del Comisionado para el Mercado de Tabacos, está exigiendo el pago de esta cuantía económica. Sin embargo, el propio Comisionado del Tabaco no sólo ha seguido renovando las licencias e ingresando dinero por ellas, sino que ha alentado a hacerlo a los que van a resultar damnificados con la entrada en vigor de la ley antitabaco, como quioscos de b Los hosteleros consideran prensa, videoclubes o gasolineras. Como detallaba ayer a ABC, Hacienda siguió enviando cartas a los titulares de los establecimientos que iban a perder su permiso, recordándoles que su autorización de venta expiraba. El proyecto de la ley de prevención del tabaquismo fue remitido al Parlamento el pasado 26 de abril. Preguntada por si sería posible devolver la cantidad económica proporcional a estos comercios al no poder sufragar su inversión de 186 euros, Salgado señaló que tal decisión correspon- dería a Hacienda Otro caso bien distinto, explicó, sería que los establecimientos hubieran pagado la licencia de venta, pero en este caso hablamos sólo de una petición Devolución del dinero Los hosteleros calificaron ayer de injusta la recaudación del Ministerio de Hacienda. José Luis Guerra, adjunto a la presidencia de la Federación Española de Hostelería no dudó en afirmar que Hacienda debería devolver las tasas cobradas. La autoriza- ción se suspende no por la voluntad del empresario, sino por la decisión del Estado. Establecimientos que contaban con permiso para vender tabaco van a dejar de tenerlo porque se lo prohíbe la ley; en justicia se debería devolver el dinero invertido reclamó Guerra. El representante de los hosteleros calificó la actitud del Gobierno respecto a la Ley de Prevención del Tabaquismo de paradoja ética El Estado aún subvenciona la producción agrícola del tabaco, tiene un monopolio en la venta al por menor y es el principal beneficiario del tabaco vía impuestos. Ahora restringe la venta y consumo de este producto legal y permitirá adaptarse a todos los sectores de forma gradual, menos a los establecimientos hosteleros. Nosotros a partir del 1 de enero deberemos cambiar radicalmente sin tiempo para poder adaptarnos argumentó. El estanco que hay en el interior de la sede del Ministerio de Medio Ambiente tendrá que cerrar sus puertas EFE Lo que dice la ley (continuación) INFRACCIONES La venta o comercialización de productos del tabaco por personas menores. GRAVES Habilitar zonas para fumar en establecimientos y lugares donde no esté permitida su habilitación o que aquellas no reúnan los requisitos de separación de otras zonas, ventilación y superficie legalmente exigidas. Permitir fumar en los lugares en que exista prohibición total, o fuera de las zonas habilitadas al efecto. La acumulación de tres infracciones por fumar en los lugares en que exista prohibición total o fuera de las zonas habilitadas al efecto. La comercialización, venta y suministro de cigarrillos y cigarritos no provistos de capa natural en unidades de empaquetamiento de venta inferior a 20 unidades, así como por unidades individuales. La venta y suministro de cigarros y cigarritos provistos de capa natural por unidades en aquellos lugares en los no esté permitido. La entrega o distribución de muestras de cualquier producto del tabaco, sean o no gratuitas. La instalación o emplazamiento de máquinas expendedoras de tabaco en lugares expresamente prohibidos. La dispensación a través de máquinas expendedoras de tabaco de productos distintos al tabaco. La venta y suministro de productos del tabaco mediante la venta a distancia o procedimientos similares, excepto la venta a través de máquinas expendedoras. La distribución gratuita o promocional, fuera de la red de expendedurías de tabaco, de productos, bienes o servicios con la finalidad o efecto directo o indirecto de promocionar un producto del tabaco. La venta de productos del tabaco con descuento. La venta o entrega a personas menores de 18 años de productos del tabaco o de productos que imiten productos del tabaco e induzcan a fumar, así como de dulces, refrigerios, juguetes y otros objetos que tengan forma de productos del tabaco y puedan resultar atractivos para los menores. Permitir a los menores de 18 años el uso de máquinas expendedoras de tabaco. Que las máquinas expendedoras no dispongan del mecanismo adecuado de activación o puesta en marcha por el titular del establecimiento. La distribución gratuita o promocional de productos, bienes o servicios con la finalidad de promocionar un producto del tabaco a menores de 18 años. La comercialización de bienes o servicios utilizando nombres, marcas, símbolos u otros signos distintivos ya utilizados para un producto del tabaco en condiciones distintas de las permitidas en el artículo 10 y en la disposición transitoria segunda. La comercialización de productos del tabaco utilizando el nombre, la marca, el símbolo o cualquier otro signo distintivo de cualquier otro bien o servicio en condiciones distintas de las permitidas en esta Ley. La venta, cesión o suministro de productos del tabaco incumpliendo las demás prohibiciones o limitaciones establecidas en esta Ley. La distribución gratuita en las expendedurías de tabaco y timbre del Estado de bienes y servicios relacionados exclusivamente con productos del tabaco o con el hábito de fumar o que lleven aparejados nombres, marcas, símbolos o cualesquiera otros signos distintivos que sean utilizados para los productos del tabaco. MUY GRAVES La publicidad, promoción y patrocinio de los productos del tabaco en todos los medios, incluidos los servicios de la sociedad de la información, salvo los supuestos previstos en el artículo 9.1 LEVES Fumar en los lugares en que exista prohibición total o fuera de las zonas habilitadas al efecto. No disponer o no exponer en lugar visible en los establecimientos en los que esté autorizada la venta de productos del tabaco los carteles que informen de la prohibición de venta de tabaco a los menores de 18 años y adviertan sobre los perjuicios para la salud del uso del tabaco. Que las máquinas expendedoras no dispongan de la preceptiva advertencia sanitaria o no cumplan con las características legalmente preceptivas. No informar en la entrada de los establecimientos de la prohibición o no de fumar, así como de la existencia de zonas habilitadas para fumadores y no fumadores o no cumplir el resto de obligaciones a que se refiere esta ley. No señalizar las zonas habilitadas para fumar.