Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28 12 2005 Nacional 15 El observador Reid, propuesto por Batasuna, alaba la voluntad de Zapatero de hablar con ETA Ibarretxe entregó ayer al cura católico y a otro protestante un premio por el proceso de paz en Irlanda ABC VITORIA. El sacerdote norirlandés Alec Reid, a quien nacionalistas y abertzales avalan como posible observador internacional en un hipotético proceso de negociación, pidió ayer a ETA que entregue las armas y contribuya al diálogo. Pero, en su opinión, la banda no es el problema, sino un síntoma del mismo Reid y el sacerdote protestante Harold Good recibieron de manos de Ibarretxe el premio René Cassin 2005 de Derechos Humanos por su contribución al proceso de paz en Irlanda del Norte. Ambos, en un encuentro mantenido en Vitoria con los medios de comunicación, expresaron sus esperanzas en que más pronto que tarde se logre en el País Vasco una solución que satisfaga a todos los partidos. Reid basa su esperanza en la voluntad de la práctica totalidad de los partidos vascos en buscar una solución y en la disposición al diálogo del Gobierno de Zapatero. Antes, el diálogo era imposible- -comentó el sacerdote católico- pero ahora con la llegada de los socialistas al Gobierno español hay voluntad de dialogar y negociar. Este es un paso muy importante En opinión de Reid, el reconocimiento del País Vasco como nación y del derecho de autodeterminación de sus ciudadanos son claves para propiciar un diálogo. Dicho esto, añadió que un proceso de negociación exige también métodos pacíficos y, por tanto, la entrega de las armas por parte de ETA resulta necesaria. Eso sí, subrayó que la extorsión resulta incompatible con cualquier proceso justo Finalmente, mostró su confianza en que el PP modifique su postura y entre en un proceso de negociación. Ibarretxe aplaude a Reid y a Good, tras la entrega de un premio TELEPRESS Entrega voluntaria de las armas Llegado a este punto, el mediador en el proceso irlandés hizo una petición pública para que la banda entregue las armas y contribuya así a impulsar un proceso de paz. No obstante, matizó que esto no se va a conseguir diciendo que ETA es todo el problema. ETA es parte del problema, un síntoma del problema, pero no es el problema. Hay que persuadir para que la entrega de armas sea un acto voluntario Asimismo, recordó que los dirigentes del IRA tuvieron problemas para liderar a la organización hacia la paz porque, según explicó, la decisión de dejar las armas suponía perder poder dentro de ese mundo. Esos problemas provocaron incluso la escisión del IRA. Un riesgo que, en su opinión, existe también en ETA. Por otra parte, el sacerdote norirlandés sostuvo que hay una contradicción entre los mensajes de Batasuna y los atentados de la banda. En su opinión, estas acciones terroristas pueden ser una manera de decir queremos parar pero no podemos, podemos seguir con nuestra lucha armada