Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad LEY ANTITABACO CUATRO DÍAS PARA SU ENTRADA EN VIGOR MARTES 27 12 2005 ABC (Viene de la página anterior) rización tiene una duración de tres años, pudiendo ser renovada por periodos iguales, a solicitud de su titular Sólo pueden atender leyes vigentes Sin embargo, no podrán vender tabaco, pese a pagar y adelantar por esos tres años los 186 euros que cuesta la autorización, si no tienen una máquina dispensadora, que sólo podrán instalarse en establecimientos hosteleros donde se siga permitiendo fumar, pero nunca en negocios donde no se puede encender un cigarrillo, como es el caso de tiendas, quioscos o videoclubs, entre otros. Portavoces del Ministerio de Economía y Hacienda argumentan que el Comisionado para el Mercado de Tabacos siguió renovando las autorizaciones en el transcurso del debate parlamentario debido a que el organismo sólo puede atender a las leyes vigentes y la antitabaco se encontraba en tramitación, ni aprobada ni, menos aún, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) Las mismas fuentes incidieron en que los funcionarios del Comisionado han avisado informalmente a los peticionarios de las renovaciones y nuevas altas de que era inminente la aprobación del texto legislativo y por lo tanto de la prohibición. ¿Podrán reclamar los afectados la devolución de las tasas pagadas por las nuevas autorizaciones o las que aún están vigentes? La respuesta que da el Ministerio de Economía es no debido a que el ingreso de los 186 euros se refiere al pago de la ta- Las limitaciones al consumo de tabaco serán totales en los centros de trabajo a partir del día 1 de enero sa derivada de la petición, no por la concesión de la misma Tampoco tendrían derecho a reclamación administrativa puesto que la concesión de la autorización es una cuestión meramente administrativa de rango muy inferior a la reglamentación de una ley, en este caso de la prohibición de venta. REUTERS Los médicos piden que se fije en dos euros el precio mínimo de la cajetilla El Comité de Prevención del Tabaquismo insta al Gobierno a gravar los impuestos del tabaco b Hosteleros gallegos critican Quiosqueros de prensa: Es un agravio comparativo Se consideran los paganos de la ley antitabaco al quitarles la posibilidad de vender tabaco con o sin recargo, pese a que cuentan con los oportunos permisos y han pagado las tasas. Son los quioscos de prensa de toda España y la medida afecta a unos 29.000 establecimientos. Así lo indica el presidente de una de las entidades más representativas, la Federación Madrileña- Castellano de Vendedores Profesionales de Prensa, Juan Vicioso, quien junto a la Confederación Nacional del mismo sector acaban de iniciar una campaña de recogida de firmas entre los ciudadanos en defensa de que se pueda seguir vendiendo tabaco. Creemos que es un agravio comparativo y un ataque injustificado a la libertad del consumidor, que ya no va a poder elegirnos para adquirir su tabaco indican los vendedores de prensa en una nota informativa que reparten entre sus clientes. Juan Vicioso considera que su sector es el pagano de la ley, ya que no cuenta con ninguna posibilidad, ni tan siquiera con una moratoria, como la que se ha concedido a los circuitos automovilísticos respecto a la publicidad, con la que prepararse para la caída de ingresos económicos. Los quiosqueros piden a los ciudadanos que acuden a comprar prensa u otros artículos y que ayuden con su firma si están de acuerdo en que se pueda seguir vendiendo tabaco en estos quioscos. En el documento aseguran no entender que si continúa siendo un producto legal (el tabaco) se pueda seguir vendiendo en estancos, bares, hoteles, restaurantes o salas de juego y se prohíba en nuestros establecimientos La ley establece que, además de en los estancos, sólo se permitirá vender tabaco en locales donde se pueda seguir fumando, pero siempre a través de dispensadoras. Los quiosqueros mantienen que compartimos los objetivos (de la ley) y apoyamos las medidas que se proponen para reducir el consumo, proteger del humo a los no fumadores e impedir el acceso de los menores al tabaco Los vendedores de prensa mantuvieron reuniones con los grupos parlamentarios, pero sin resultados positivos. con dureza la ley antitabaco y aseguran que ha sido impuesta con prisa por unos gobernantes miserables ABC MADRID. La respuesta a la ley que entrará en vigor el próximo 1 de enero de las empresas de tabaco- -el descenso de precio de las marcas de bajo coste para captar y retener al consumidor más joven- -llevó ayer al presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) Rodrigo Córdoba, a pedir al Gobierno que fije el precio mínimo de la cajetilla de cigarrillos en una cuantía nunca inferior a los dos euros. El doctor Córdoba explicó que la normativa permite modificar la fiscalidad para que se graven los impuestos del tabaco y, en este sentido, se mostró optimista sobre la posibilidad de que el Ejecutivo adopte alguna medida al respecto. Parece ser que lo están estudiando seriamente en las últimas semanas los Ministerios de Sanidad y Economía y es muy posible que en enero haya novedades señaló. El presidente de la CNPT aseguró que si no se actúa contra las marcas de bajo coste, la aplicación de la ley perdería eficacia sobre todo en lo que se refiere a los jóvenes, ya que el objetivo principal de las tabaqueras es que los menores de edad se incorporen al consumo de tabaco Córdoba insistió en la necesidad de que se suba el precio del tabaco en España, para que se equipare a la media europea La cajetilla debería estar en una media de tres euros y las firmas más baratas no podrían costar menos de dos. Cuánto más caro mejor, porque hay una tremenda relación entre precio y consumo subrayó. Críticas de hosteleros de La Coruña Mientras tanto, la inminente entrada en vigor de la ley antitabaco sigue suscitando las reacciones de los sectores directamente afectados por esta normativa. En esa línea, el máximo responsable de los hosteleros de La Coruña, Eliseo Calviño, criticó ayer duramente el texto aprobado por el Congreso y dijo que había sido impuesto con prisa por unos gobernantes miserables Mientras los pobres políticos se van a trabajar, nosotros trabajamos más de 16 horas explicó. Calviño expresó su desacuerdo con una ley que, a su juicio, obligará a los empresarios a dividir su clientela, entre fumadores y no fumadores.