Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 12 2005 Madrid EL DEBATE DE LA CAPITALIDAD ESCENARIO INTERNACIONAL 37 Washington, AP distrito Columbia, tiene una población que ronda los 570.000 habitantes. Está al sur de Maryland y al norte de Virginia. Ocupa una superficie de unos 160 kilómetros cuadrados. El gobierno municipal de Washington se ha caracterizado históricamente por su escaso poder político, siempre a la sombra del Congreso. Ahora goza de un ayuntamiento electo y cierta autonomía fiscal. do creada por el Congreso a través de diversas legislaciones formuladas a partir de 1790, informa Pedro Rodríguez. Con un doble homenaje en su nombre al primer presidente George Washington y a Cristóbal Colón, la ciudad situada en la confluencia de los ríos Potomac y Anacostia ha servido desde 1800 como sede del gobierno federal. Función que ha dominado toda su historia. Originalmente, el Distrito de Columbia fue creado a partir de terrenos cedidos por los Estados de Maryland y Virginia con una superficie de 259 kilómetros cuadrados en forma de cuadrado. Extensión que quedó mermada a 159 kilómetros cuadrados y sin su perfecta geografía cuando, en el año 1846, Virginia recuperó su parte correspondiente. En 1871, los municipios de Washington y Georgetown fueron consolidados con el condado de Washington, convirtiéndose en el Distrito de Columbia. Durante su historia, el gobierno municipal de Washington ha sufrido de un evidente déficit democrático. El artículo primero, sección ocho, de la Constitución de los Estados Unidos de América autoriza al Congreso norteamericano para ejercitar legislación exclusiva sobre la sede del gobierno federal en detrimento del poder municipal. El resultado ha sido un caos adminis- México DF REUTERS ocupa más de 3.100 kilómetros cuadrados de extensión, y cuenta con la asombrosa cifra de 16 millones de residentes; no en vano, en su interior se encuentra la calle Insurgentes, que con sus 25 kilómetros es la más larga del mundo. Tiene un estatus jurídico singular, pero su marca es la indefinición: pese a su Estatuto de Gobierno propio, depende en gran manera del Congreso Nacional. micas de la gestión del actual alcalde, el laborista Ken Linvingstone, quien creó un controvertido impuesto para el uso de vehículos privados en el centro de Londres (alrededor de 8 euros diarios) a fin de descongestionar el pesado tráfico capitalino. La Agencia para el Desarrollo de Londres tiene como fin el desarrollo de la ciudad y la regeneración de las zonas más marginadas y estuvo a cargo de la promoción de la capital como sede de los juegos olímpicos de 2012. En Policía y Planeamiento y Emergencias, el alcalde podrá contar con mayores recursos del gobierno central como resultado de los atentados de 7 y 21 de julio. Si se la compara con una ciudad como Nueva York, similar en número de habitantes (alrededor de 7 millones) y composición racial (en Londres un 24 por ciento de los habitantes pertenecen a distintas minorías y, al igual que en Nueva York, se hablan unos 300 idiomas) Londres no tiene ni por asomo el mismo grado de autonomía. De hecho, el alcalde de Londres se asemeja mucho más a un administrador que a un gobernador. MÉXICO Cuenta con un estatus singular, y con un poder legislativo propio, aunque menos potente que el de los estados mexicanos. Depende, para su funcionamiento diario, de las decisiones que adopte el Congreso Nacional, con capacidad para dictaminar sobre la ciudad por encima del poder municipal. Este Congreso decide incluso el endeudamiento en que puede incurrir la ciudad PARÍS La capital gala tiene un estatuto legal específico. En él se recoge un aumento de la descentralización hacia los distritos. París lo administra un alcalde junto con un Consejo de la ciudad. Existe una clara división de funciones entre el regidor y el prefecto policial que nombra el Gobierno Central WASHINGTON La capital de Estados Unidos- -Washington, Distrito de Columbia- -ha si- trativo, problemas de financiación y pésimos servicios que han llegado a ganar a la capital apelativos peyorativos como Moscú a orillas del Potomac La carencia de poder político local en Washington, donde sus residentes no han tenido derecho al voto hasta 1961, se ha venido gradualmente corrigiendo sobre todo a partir del movimiento por los derechos civiles liderado por Martin Luther King. Una mayoría del censo del Distrito de Columbia (550,521 según los últimos datos) está compuesta por afro- americanos con grandes problemas de pobreza, violencia y marginación. Estos agravios se han ido corrigiendo gradualmente con la creación de un ayuntamiento electo, cierta autonomía fiscal y la posibilidad de participar en las elecciones presidenciales. Con todo, la aspiración de Washington es convertirse en el Estado número 51 de la Unión, integrándose en igualdad de derechos dentro del sistema federal del gigante americano. El gran problema reside en que, al ser un bastión político del Partido Demócrata, los republicanos rechazan la posibilidad de garantizar por esta vía a sus opositores una mayor representación parlamentaria en el Congreso federal. (Pasa a página siguiente)