Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 12 2005 35 Las grandes capitales del mundo demandan estatutos que les den autonomía financiera Dimite el juez de paz de Pinto, que se niega a casar parejas homosexuales por razones morales Autorizadas tres macrofiestas en Alcobendas, dos en la capital y una en Colmenar Viejo para fin de año El Joy de puertas cerradas es el más exclusivo y elitista. De su pista de baile han surgido grandes romances y de su barra irrepetibles confesiones Joy, el punto de reunión de los artistas TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR CHEMA BARROSO cheando En vista de que la pelea iba a más, algunos de estos chicos fueron a buscar a los porteros para pedir ayuda. No les dio tiempo: mientras la víctima agarraba a uno de los extranjeros, le acuchillaron. Era un machete con una hoja muy grande insistían. El arrestado, en busca y captura Sin embargo, según otras versiones, el origen de la pelea fueron los comentarios que lanzó alguien ajeno al grupo, de nacionalidad extranjera, a una de la chicas de la fiesta de cumpleaños. El altercado fue tal, que hasta el lugar de los hechos acudieron numerosa patrullas. Había más de 60 policías: la mitad dentro; el resto, en la calle. La Policía halló el arma en la discoteca. Ahí mismo fue detenido Anas W. de 22 años, natural de Marruecos, un viejo conocido de la Policía: cuenta con 15 antecedentes. Robos con violencia lesiones, atentados contra la autori- dad, vulneración de la Ley de Extranjería, utilización de identidades falsas, y una orden de busca y captura, junto a otras ya caducadas, figuran en su haber. Fue trasladado a un centro sanitario para ser atendido de los cortes y contusiones que sufría. Sus compinches, nada más percatarse de la gravedad de la cuchillada, se dieron a la fuga, no sin antes arrojar el arma blanca al suelo. Varios clientes del local afirmaron que el público retuvo al único detenido hasta el momento. En la calle, los gritos racistas salpicaron la madrugada, incrementado la tensión. ¡Escoria! ¡Fuera! ¡Ha sido un moro! decían. Siempre ha habido una especial debilidad de los artistas por tomar sus copas en Joy. A fin de cuentas el local fue en su día el teatro Eslava cuyo origen se remonta a 1870 cuando lo mandó construir Bonifacio Eslava. En los años treinta estuvo muy vinculado a Celia Gámez quien además de actuar fue su empresaria y años después con el actor Luis Escobar quien lo amplió una vez que se hizo propietario del inmueble. Por eso artistas como Nati Mistral o Concha Velasco siempre se han sentido como en casa cuando acudían a la sala a tomar una copa. Fue en 1981 cuando Pedro Trapote convirtió el teatro en discoteca manteniendo la estructura original incluso después del incendio que la sala sufrió hace siete años. Desde entonces por Joy han desfilado todos: artistas, aristócratas, modelos, políticos, toreros, periodistas, deportistas... Sin duda alguna el glamour de las noches de Madrid le debe mucho a Joy. Las grandes fiestas privadas que se han vivido entre esas cuatro paredes son fiel reflejo del ambiente social al que únicamente tienen acceso los vip del momento. Desfiles de alta costura, presentaciones de fra- Acababa de estrenar un BMW Los allegados de Roberto, recordaban, consternados, lo bien que le iban las cosas. Trabajaba en una inmobiliaria y se acaba de comprar un BMW Era el penúltimo de cuatro hermanos. Por la sala han desfilado artistas, aristócratas, modelos, políticos, deportistas... Desde 1981, mantiene su estructura original como teatro gancias internacionales, fiestas de estrenos cinematográficos, entregas de premios, bailes de Navidad... El Joy de puertas cerradas es el más exclusivo y elitista. De su pista de baile han surgido grandes romances y de su barra irrepetibles confesiones. Por esas fiestas ha desfilado el todo Madrid: desde Julio Iglesias a Richard Gere, desde Chelsea Clinton a Pedro Almodóvar. La mezcla siempre fue explosiva y de ahí el éxito de sus fiestas. De Joy surgieron amores confesables como el de Lolita y Guillermo Furiase o el de Kardam de Bulgaria y Miriam Ungría, y otros inconfesables cuyos nombres no se dan por prudencia. En Joy se cumple con creces la repetida frase de si las paredes hablaran... Por sus butacas se han visto los mejores vestidos de fiesta y las joyas más deslumbrantes que suele lucir Aline de Romanones o Cuqui Fierro, por poner dos ejemplos. Siempre protegidos por la discreción que es norma de la casa los artistas han encontrado en este local su punto de reunión perfecto para sus celebraciones. Desde las Infantas Doña Elena y Doña Cristina cuando eran solteras al internacional Julio Iglesias, quien más y quien menos ha echado un baile en la pista. Pero los tiempos han cambiado y los famosos ya no están tranquilos ni en locales privados. No hace mucho Eugenia Martínez de Irujo y su novio Gonzalo Miró fueron captados por la cámara de un móvil mientras bailaban románticamente en la pista de Joy. La tecnología ha hecho de cualquier ciudadano un paparazzi y de eso también se resienten estos templos de ocio.