Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 12 2005 Internacional 33 LAS COSTAS DEL TSUNAMI, UN AÑO DESPUÉS La dispersión de la ayuda internacional provocó efectos negativos tras el maremoto Las donaciones llegaron a una cifra récord, pero no fueron totalmente eficaces por falta de coordinación b El mejor canal para este tipo de contribuciones es la ONU, afirma este organismo, a pesar de lo cual fue mucho más el dinero que se canalizó bilateralmente ABC GINEBRA. Cuando se cumple un año del maremoto ocurrido en el Océano Índico ya es posible evaluar los efectos contraproducentes que tuvo el envío disperso y sin coordinación de la ayuda internacional, obviando la vía multilateral de Naciones Unidas. Lo que debemos comprender es la necesidad de que los donantes bilaterales (privados o públicos) y multilaterales coordinen esfuerzos, pues la ayuda bilateral no es eficiente cuando se trata de responder a un desastre dijo a Efe Sálvano Briceño, responsable de la Estrategia para la Reducción de Desastres (ERD) de la ONU, al cumplirse el primer aniversario de la catástrofe. Para el experto venezolano, el mejor canal para este tipo de contribuciones es la ONU, a pesar de lo cual fue mucho más el dinero que se canalizó bilateralmente y de manera dispersa en ayuda de las víctimas del maremoto, que según datos oficiales costó la vida a 226.408 personas, la gran mayoría en Indonesia. Dar mayor importancia al canal multilateral no significa que se entregue directamente el dinero a Naciones Unidas, pero sí que se coordine con la ONU para que pueda indicar cuáles son las prioridades recalcó Briceño. Acto en memoria de las víctimas del tsunami, ayer en la localidad costera de Velankanni (India) AP Annan y Clinton recuerdan la tragedia ABC BANDA ACEH. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, y el enviado especial de Naciones Unidas tras el tsunami, el ex presidente norteamericano Bill Clinton, recordaron ayer a las víctimas del maremoto de hace un año. La catástrofe fue tan brutal, tan rápida y tan amplia que aún nos parece inconcebible manifestó Annan- -a través de un mensaje grabado en vídeo- -durante la ceremonia que tuvo lugar en Banda Aceh, Indonesia, el lugar más afectado. El ex presidente Clinton, por su parte, dijo en otro mensaje que la reconstrucción ya ha dado algunos frutos. Sin embargo, aún hay que hacer mucho Todo el mundo, con Naciones Unidas, organizaciones financieras y la sociedad civil, está ayudando a construir escuelas, infraestructuras sanitarias y carreteras. Pero aún hay que hacer mucho más manifestó Clinton. 8.500 millones de dólares Se calcula que el monto de la ayuda para los países afectados alcanzó los 8.500 millones de dólares (unos 7.000 millones de euros) de los 11.000 millones prometidos por la comunidad internacional, una cifra récord si se compara con la respuesta a otros desastres graves, como el terremoto que en octubre pasado causó 88.000 muertos en Pakistán y para el que la ONU tiene dificultades de financiación. Coincidiendo con el primer aniversario del maremoto, un libro titulado Tsunami: La verdad humanitaria del periodista suizo Richard Werly, cuestiona duramente la precipitación de la ayuda que llegó a las zonas devastadas y sus efectos perversos Werly, quien recorrió los litorales destruidos por el tsunami y estableció contacto con víctimas, donantes y organizaciones de ayuda, relata haber sido testigo, repetidas veces, de cómo cargamentos de ayuda debían regresar por donde habían llegado por falta de lugares de almacenamiento o de la infraestructura mínima para efectuar un desembarco. Aunque reconoce que una operación de emergencia es, por definición, Una joven sueca se bañaba ayer en el Mar de Andamán, entre velas votivas REUTERS En el libro Tsunami: La verdad humanitaria se critica la precipitación en distribuir las ayudas siempre improvisada, critica que en Indonesia mientras ciertas comunidades estaban inundadas de ayuda, otras eran gravemente dejadas de lado una situación en la que también ha incidido el informe anual de la Fede- ración de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, una de las entidades humanitarias más reconocidas. Según la investigación del periodista suizo, la abundancia de dinero procedente de donaciones privadas provocó que organizaciones generalmente marginales se encaramaran en el primer plano de la ayuda, con el riesgo de congestionar aún más las ya limitadas vías para transportar la asistencia humanitaria Las consultas realizadas por la ONU en Sri Lanka corroboran esas críticas.