Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional CONSECUENCIAS DE LA GUERRA DE IRAK MARTES 27 12 2005 ABC El Imperio Otomano (1914) CHIPRE TURQUÍA Tratado Sykes- Picot (1916) CHIPRE TURQUÍA IRAK Mar Mediterráneo LÍBANO SIRIA IRÁN Mar Mediterráneo IRAK LÍBANO SIRIA IRÁN ALTOS DEL GOLÁN CISJORDANIA GAZA ISRAEL EGIPTO ARABIA SAUDÍ KUWAIT Zona neutral ALTOS DEL GOLÁN JORDANIA CISJORDANIA GAZA ISRAEL JORDANIA EGIPTO ARABIA SAUDÍ KUWAIT Zona neutral Imperio Otomano Territorio independiente (tribus árabes) Zona de influencia rusa Persia Posesiones británicas Posesiones francesas Mandatos británicos El revisionismo en las fronteras de Oriente Próximo alimenta el yihad islámico Al Qaida esgrime contra Jordania un supuesto acuerdo para un Reino Hachemí Unido b Difundido por la red de Osama El Reino Hachemí Unido de Al Qaida TURQUÍA CHIPRE Mar Mediterráneo LÍBANO SIRIA IRÁN ALTOS DEL GOLÁN CISJORDANIA GAZA JORDANIA IRAK ISRAEL EGIPTO ARABIA SAUDÍ KUWAIT Zona neutral bin Laden a través de internet, el presunto mapa englobaría la actual Jordania con la región iraquí de mayoría suní, incluido Bagdad S. BASCO MADRID. Los atentados de la rama iraquí de Al Qaida contra tres hoteles de Ammán el pasado 9 de noviembre, que causaron 57 muertos, no fueron fruto de una fijación gratuita de Abu Musab al- Zarqaui- -el terrorista jordano que dirige la franquicia de Osama bin Laden en Irak- -contra su país, sino que respondían a una estrategia de largo alcance por parte de Al Qaida. Ya el pasado año, la Inteligencia y las fuerzas de Seguridad jordanas abortaron un gran atentado contra la sede de la Inteligencia en Ammán. Veinte toneladas de explosivos y productos químicos, distribuidas en varios vehículos comprados en el mercado negro y adaptados en un taller de Irbil, hubieran provocado una matanza de incalculables proporciones de haberse llevado a cabo el plan de los terroristas. Jordania está en el punto de mira de la multinacional islámica del terror no sólo por su alianza estratégica con los Estados Unidos, sino además, y principalmente, por haber sido señalada por Al Qaida como pieza fundamental del revisionismo de fronteras en Oriente Próximo que los hombres de Bin Laden atribuyen a la Casa Blanca. Los Bush, padre e hijo, dieron pie a esta estrategia radical con sus veladas promesas, hechas para justificar el lanzamiento de las dos guerras de Irak, de solucionar el problema palestino y al mismo tiempo redefinir el mapa de las democracias en Oriente Próximo. Ninguno de los dos presidentes estadounidenses fue consciente del alcance que tendrían estas alusiones en los medios radicales islámicos. Hace casi dos años, Al Qaida introdujo en la Red, a través de sus habituales páginas de internet, un mapa que refle- Reino Hachemí Unido Área independiente kurda Área independiente chií jaba un supuesto acuerdo secreto alcanzado por Estados Unidos y Jordania para fundar un Reino Hachemí Unido que englobaría la actual Jordania y la parte suní de Irak, país que quedaría además desmembrado en otras dos regiones independientes, una chií, al sur, y la otra kurda, al norte. Este hipotético acuerdo contemplaría también la anexión de Cisjordania, la Franja de Gaza y la totalidad de Jerusalén por Israel, y el compromiso del nuevo Reino Hachemí de absorber a los casi seis millones de palestinos que se verían desplazados. Difusión por internet Estos dos ingredientes, la partición de Irak y la erradicación definitiva de la posibilidad de un Estado palestino, han bastado, una vez que centenares de páginas web del mundo árabe- -no necesariamente radicales- -se han hecho eco de este presunto plan secreto y su mapa resultante, para atizar el fuego creciente del yihad la guerra santa contra Occidente, y contra Jordania como instrumento de los planes imperialistas de Washington. George W. Bush no se refería a una remodelación de fronteras- -lo ha negado en varias ocasiones, así como ha abjurado de la partición de Irak- sino al rediseño del mapa político es decir, de los regímenes en el poder en la región. Pero como Oriente Próximo, históricamente, nunca se ha sentido a gusto en sus propias fronteras, y los terroristas islámicos siguen aspirando a una vuelta al Califato universal, la sola idea de que la Casa Blanca estaría redibujando el mapa de la región es gasolina de alto octanaje para la llama del radicalismo. El mapa apócrifo del Reino Hachemí Unido abunda en la línea que, desde los prolegómenos de la Primera Gue-