Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 12 2005 Opinión 5 MEDITACIONES LA BURRA COJA A consigna es clara: vender la idea de que, tras un retroceso meramente coyuntural y fruto del ruido mediático, el PSOE se recupera en las encuestas. Te lo cuentan, a las primeras de cambio, sin necesidad de preguntarlo: Por si te interesa, hemos recobrado buena parte de lo perdido; lo peor ha pasado y el PP no ha logrado su objetivo largan de corrido. Entonces, te preocupas por los datos y la letra pequeña de los sondeos, para hacerte idea de cómo ha conseguido el socialismo enderezar el rumbo, con la que está cayendo. Bueno, más que datos, tenemos sensaciones, date una vuelta por la calle; la clave está en el aire que se respira te responden. En esas están: olfateando la manera de venderte trabajos demoscópicos sin ficha técnica. Y a Marco Aurelio- -que a estas alturas, congestionado, ya no huele nada- -le da en la nariz que la burra es coja MARCO AURELIO L LEER Y PENSAR EL SASTRE DE SADAM HUSEIN LA EDUCACIÓN SENTIMENTAL. DE JULIÁN MARÍAS Alianza Editorial Madrid, 2005 284 páginas 17 euros Aprender a sentir Se vienen reeditando algunos libros de Julián Marías. En éste, aborda un aspecto fundamental de la vida humana, pues de él depende casi todo lo demás. Ocioso es decir que no estamos ante una sesión de autoayuda sino ante una reflexión en busca de la sabiduría sentimental. Del amor depende, en mayor grado que de nada, la felicidad personal. No puede ser feliz quien no ama. Pero el amor, como todo sentimiento, es susceptible de aprendizaje. No es el ámbito de lo sentimental algo arbitrario y caótico. Reina en él orden y razón Hay una lógica del corazón Mucho es lo descubierto en este ámbito a lo largo del siglo XX, pero el descuido y la tentación de sucumbir al primitivismo pueden llevar a desperdiciar esos resultados. Entonces se cae en la tosquedad en el cultivo de las relaciones humanas. Cuando tanto se habla de calidad de vida suele omitirse u olvidarse con frecuencia lo más importante. Lo emotivo arroja luz sobre la comprensión de la vida personal y de la historia. Es mucho lo que se puede perder si se olvida este aprendizaje sentimental. IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA FALTA del recuento final en Irak comienzan las especulaciones sobre alianzas postelectorales, un indicio que no es negativo ni tan siquiera a pesar de los chalaneos tribales. Salen con ventaja los partidos religiosos chiitas y los partidos kurdos. La negociación definitiva para formar gobierno no será ajena a las tensiones secesionistas y a los regateos de la minoría sunnita. En estos casos, la fragmentación política es un dato de la vida, indudablemente preferible a la muerte en las calles. Los atentados quizás no permitan divisar la significación que tiene la participación sunnita después de haber boicoteado antes el referéndum constitucional. Como ayer apuntaba un editorial de The New York Times muy pocos han votado como iraquíes: la mayoría votan como chiítas, kurdos o sunnitas. En el zoco postelectoral queda como incógnita el peso de los líderes del secularismo chiiVALENTÍ ta. Una garantía de estabilidad míniPUIG ma procede del entendimiento entre chiitas y kurdos. El presidente Talabani propone un gobierno de unidad nacional. Previsiblemente, la sensación de crisis irá más allá del final del recuento. Mientras tanto, el país ve a Saddam Hussein en el banquillo. Saddam siente rechazo por la corbata. Ese traje de quinientos dólares se lo ha hecho Recep Segur, un sastre turco de origen kurdo, en Estambul. Le han entrevistado los reporteros de Le Figaro El escaparate mediático del canal Al- Jezira le atrae nuevos clientes y muchas felicitaciones. Antes tuvo sastrería en Bagdad y allá vestía a Tarek Aziz. Saddam y su familia le compraban unos cincuenta trajes cada mes. Desde la intervención americana, ha multiplicado por cinco sus ventas en Irak. En la novela de Le Carré, el sastre de Panamá no lo tenía tan claro. Lo que sabe un sastre de sangre kurda: Me gusta Saddam Hussein como cliente. Lo veo como un mercado. Y es inmenso Lo que es trivial a la hora de tomar A medidas de talla y cintura luego es trágico para la vida de los pueblos. Entre otros, Saddam Hussein ha contribuido especialmente a la aparición del personaje del año: el suicida- bomba. Ya los subvencionaba para que matasen en Israel, pagando a las familias después del atentado. Ahora el suicida- bomba es la principal arma operativa de la coalición terrorista que atenta contra objetivos iraquíes y que está formada por los últimos fieles a Saddam, piezas de Al- Qaeda y yihadistas de toda especie, como los que eran financiados por la red recientemente capturada en España. Con un tosco chaleco de dinamita y la filmación previa de un vídeo para la eternidad del edén, el suicida- bomba es el personaje del año, mientras Saddam Hussein reza cada vez que la acusación le echa en cara una u otra masacre. La perspectiva política en Norteamérica refleja los pros y contras en la valoración de lo que pasa en Irak. De entrada, ha sido una sorpresa que George W. Bush remontase el bajón en las encuestas pero ya resuena el fragor político de la renovación parcial de las cámaras del Capitolio en noviembre y los preludios de hostilidad de cara a las presidenciales del año 2008. Habiendo votado casi un 70 por ciento del censo iraquí, es espeluznante que pueda contar tanto la acción de los suicidas- bomba que matan indiscriminadamente para reservarse un lugar en el paraíso. La constitución de unas fuerzas armadas iraquíes es el mejor antídoto, retrasado incomprensiblemente, para el terrorismo en todo Irak. En el transcurso de unas negociaciones post electorales que pueden ser de larga duración, la auto- inmolación fanática ejecuta el rol del lavado de cerebros frente a la democracia rudimentaria. El misil humano se antepone a la suma de papeletas. El hábito de la normalidad democrática es frágil para postularse ante el caos. Todo exceso de confrontación civil le regala media docena de trajes nuevos a Saddam Hussein. vpuig abc. es