Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26 12 2005 Sociedad 45 Una niña colombiana de cinco años podrá evitar la ceguera gracias a una operación en España María Camila López será intervenida en el Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona b El consulado de España en Bogo- tá negó al principio el visado a la menor colombiana, pero finalmente expidió un permiso para ella y para su padre JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. En la literatura española y universal hay centenares de cuentos de Navidad, algunos tan populares como la canción de Navidad de Charles Dickens. Nuestro cuento, el cuento que hoy narramos a nuestros lectores, está basado en una historia real, entrañable, que puede y debe tener un final feliz para su protagonista. Se trata de una niña colombiana de cinco años y tres meses, llamada María Camila López Quintero, que sufre de retinopatía del prematuro en ambos ojos, y que vive en Pereira (Colombia) La pequeña será operada en España, concretamente en Barcelona, después de las navidades, para que no se quede totalmente ciega. Camila, que nació a los seis meses de gestación, sufre esta enfermedad que precisa de intervención quirúrgica antes de los siete años para que no derive en ceguera. La historia de Camila nos sumerge en esa atmósfera colombiana que tantas veces nos ha descrito Gabriel García Márquez en sus novelas. La pequeña, desde su nacimiento, viene sufriendo continuos desprendimientos de retina, lo que le impide desarrollar una vida normal. Después de dos años de trámites, papeles, dinero y todo tipo de justificaciones sobre la enfermedad de María Camila López Quintero, el Consulado de España en Bogotá, que al lprincipio había denegado el visado, le ha otorgado por fin el permiso a la niña, y también a su padre, Julián Andrés López, para que pueda ser operada de retinopatía del prematuro en el Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona (IMO) ya que en su país de origen no existen los equipos ni la tecnología necesarios. El equipo médico que atenderá a Camila está dirigido por el doctor Corcóstegui. una gran movilización ciudadana en ambos países, llegando incluso a intervenir el ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, lo que obligó a los funcionarios consulares a revisar este caso y otorgarle finalmente el visado a María Camila. Así, la niña y su padre viajarán a España el día 14 de enero para que ella reciba el tratamiento necesario. La retinopatía del prematuro (ROP) también conocida como fibroplasia retrolental, afecta a algunos niños que nacen prematuros y con el paso del tiempo les produce ceguera. En Colombia no existe la tecnología necesaria para su tratamiento, según el Instituto para Niños Ciegos y Sordos de Cali Unidad Médica Visual y Auditiva. Un informe de los médicos colombianos indica que María Camila López Quintero, la pequeña de cinco años, presenta retina adherida, trastornos pigmentarios y ectopia macular en el ojo derecho. En el ojo izquierdo se le practicó ritrectomía, logrando reaplicar el polo posterior. Su abuelo reside en Málaga El abuelo de Camila, Luis Emilio López, de 50 años, un colombiano que fijó su residencia en Málaga hace cuatro años tras pasar por Estados Unidos, afirmó a ABC que se trata del mejor regalo de Navidad para él y su familia. Agradeció el apoyo de los periodistas y de toda la gente buena de España y Colombia que se unió espontáneamente alrededor de esta causa humanitaria, dándole a la niña la posibilidad de salvar su vista y con ello tener un futuro más esperanzador. Emilio López, que lleva diez años de peregrinaje como emigrante, criticó al consulado español en Colombia por no dejar a su hijo Julián Andrés, un estudiante de ingeniería de 22 años, y a su nieta, María Camila López Quintero, viajar a España. La negativa fue porque habían pedido el visado como turistas. El abuelo de la pequeña aseguró que el único propósito de su hijo es operar a Camila en el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) de Barcelona para que no se quede ciega, y que algunos funcionarios entendieron mal la finalidad del viaje. López señaló que Camila ha pedido a los Reyes Magos una muñeca enorme, para maquillarla. Y recordó que su nieta y su hijo vendrán a España el 14 de enero, el día de su cumpleaños. Será mi mejor regalo de los últimos años dice. Comenta que el programa de televisión que más le gusta a Camila es el de Julián Andrés López, junto a su hija María Camila JOSÉ A. BERROCAL La enfermedad de la pequeña deriva en la pérdida de la vista si no se operan los ojos antes de cumplir siete años La presión y la movilización popular en España y Colombia contribuyeron al feliz desenlace los Simpson. Se ríe mucho con Homer, Lisa, Bart y el resto de esa familia tan original indica Emilio, quien explicó que la pequeña no lee mucho ni juega porque tiene sucesivos desprendimientos de retina, que le acarrean inseguridad. El mejor amigo que tiene es su primo Juan David, de seis años, y su peor enemigo otro primo al que apoda Monomalo quizá el más travieso de la familia. El abuelo de Camila afirma que pen- Cinco años de lucha El calvario de Camila comienza hace cinco años, pero es partir del pasado día 19 de diciembre cuando los medios de comunicación españoles y colombianos se interesan por el caso de esta niña, a la que el Consulado español le había negado el visado sin darle ningún tipo de explicación. El despliegue mediático ante esta situación provocó só en denunciar al consulado español en Colombia, pero algunos abogados españoles le aconsejaron que no lo hiciera porque el juicio iba a eternizarse y la pequeña sufriría las consecuencias del procedimiento jurídico. Es una niña preciosa, que tiene mucha sensibilidad y es muy inteligente, como la mayoría de los prematuros asegura su abuelo. Emilio López reconoce que su situación en España ha mejorado bastante desde que llegó hace cuatro años, aunque al principio sufrió mucho porque no tenía papeles y sin proponérselo formaba parte de ese grupo de personas marginales que hay en nuestro país en torno a la economía sumergida. Ahora tengo mi documentación en regla y disfruto de los mismos derechos, que el resto de los españoles dice. Finalmente, Emilio conmenta que su hijo, Julián Andrés, está radiante de felicidad y muy esperanzado con la operación, ya que se abre una puerta a un futuro mejor para su pequeña. Todos estamos convencidos de que este cuento de Navidad tendrá un final feliz augura.