Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26 12 2005 Nacional MENSAJE DE NAVIDAD XXX ANIVERSARIO DE LA PROCLAMACIÓN DE DON JUAN CARLOS 13 na voluntad. La gran política que necesitamos ha de hacerse conjuntamente 1993 Nodejemos que legítimos intereses particulares se antepongan a los intereses generales; que el normal funcionamiento de las instituciones se vea alterado por desacuerdos superables; o que nuestra vida democrática pierda transparencia y vigor. Para evitarlo tenemos en nuestras manos un instrumento de tolerancia y libertad: nuestra Constitución 1994 El carácter plural de España pone de manifiesto en ocasiones diferencias que tienden a generar tensiones en nuestra vida colectiva. Como tantas veces antes he hecho, quisiera hoy reiterar lo que resulta evidente: que son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan en la diversidad solidaria y justa ha sido el gran hallazgo de este último cuarto de siglo, que ha hecho a España más compleja pero, por eso mismo, más auténtica, más vital y más creativa La firme determinación de asentar los valores democráticos, unida a la actitud constructiva, al respeto mutuo y a la voluntad de concordia de la sociedad española y de sus representantes, nos ha permitido resolver muchos problemas que han afectado en el pasado a nuestra convivencia (El terrorismo) pervive, pero no sobrevivirá, os lo aseguro. Veremos su fin y para ello sigue siendo imprescindible el compromiso y la unidad de todas las fuerzas democráticas y la firmeza de todos en la defensa sin fisuras de nuestro Estado de Derecho y de los valores en los que se asienta 1995 Para cerrar cuanto antes esta llaga de nuestra convivencia (el terrorismo) convoco a todos a la unidad frente a la sinrazón. Sólo desde la unidad en el respeto a las reglas de la democracia y la primacía del Estado de Derecho podremos avanzar en la erradicación de esta lacra 2001 Con limitaciones, pero también con indiscutible voluntad de superarlas, hemos conseguido entre todos hacer de España una sociedad cada vez más libre, más igualitaria y justa, más equilibrada, tolerante y generosa. 2002 Quiero reiteraros que la Corona seguirá trabajando con todo su empeño para aunar y aglutinar esfuerzos en beneficio de todos los españoles 2003 Para afrontar con éxito nuestro porvenir, tenemos que preservar unidos los valores, reglas, principios y el espíritu integrador de nuestra Constitución, que deben regir nuestra vida pública y el funcionamiento de nuestras instituciones Disponemos de todos los instrumentos necesarios para seguir progresando en libertad y unidos en un marco solidario. Debemos trabajar con tenacidad y codo con codo al servicio del interés general y de todo aquello que nos une y engrandece. Una responsabilidad que nos compete a todos, desde los más jóvenes hasta los de más edad 2004 La Corona no escatimará esfuerzos. Siempre alentará y preservará la unión solidaria de las diversas tierras de España; trabajará con tenacidad para armonizar intereses, moderar y arbitrar el funcionamiento de las instituciones y fomentar el interés general por encima de ambiciones particulares. Al ser España nuestra patria común, todos debemos contribuir con ilusión, desde el entendimiento y la concordia, a asegurar su futuro ABC debe esforzarse por lograr lo mejor para sus ciudadanos, con la conciencia de que tal esfuerzo, para ser fructífero, ha de suponer una contribución constructiva e integradora con la mirada puesta en el interés general 1986 Hemos de caminar unidos por encima de discrepancias, de intereses particulares y de las acciones que tratan de imponernos el temor Lo ocurrido (la guerra civil) está ya escrito en la historia y alejado de nuestro presente, pero su recuerdo debe servir para que cada uno de nosotros, viejos o jóvenes, protagonistas, testigos o simplemente conocedores de aquellos hechos, reflexionemos en la intimidad de nuestras conciencias y obtengamos conclusiones del recuerdo, borrando cicatrices, eliminando de nuestro ánimo todo vestigio de enfrentamiento o violencia y afirmando el espíritu de paz y armonía que ha de inspirarnos 1987 Nunca más el enfrentamiento de españoles con españoles. Nunca más el vacío entre hermanos, entre generaciones, entre pueblos, comunidades y sectores de nuestra nación 1988 Estoy seguro de que no es una utopía pensar que muchos problemas nacionales pueden ser superados en un clima de concordia Concordia indispensable para que cada uno sepa ceder un poco de sus derechos o de sus pretensiones y se pueda obtener el equilibrio, el pacto y el acuerdo sión nuestros muros internos, nuestros rencores, nuestras reservas, nuestros recuerdos ingratos o nuestras frustaciones. Y que nos unamos en los propósitos de progreso y de diálogo, poniendo por encima de todo nuestro pensamiento en España y en su indisoluble unidad, que la Constitución proclama 1996 Resulta particularmente alentadora la decisión, cada vez más firme, que se percibe en la inmensa mayoría de la sociedad y en los responsables políticos de no ceder a las amenazas (del terrorismo) de reforzar la unidad de los demócratas en su rechazo y de propiciar aquellos elementos que faciliten su erradicación profunda de nuestra vida nacional 1997 La movilización de la ciudadanía (frente al terrorismo) y la unidad de las fuerzas democráticas abre una luz de esperanza, que pido a Dios todos sepamos ver Hemos realizado la tarea histórica de resolver por la vía de la concordia problemas que venían arrastrándose desde hacía generaciones, y logrado así otra España, dueña de su historia, protagonista de su cultura, que encuentra en su diversidad el cemento de su unión 1998 Hagamos el mayor esfuerzo para entender de manera generosa que España, nuestra patria común, es de todos y para todos y que, aunque pueda ser percibida de distinta forma por unos y otros españoles, todos somos responsables de su futuro y estamos comprometidos con él. Nuestra Constitución, que nos ampara a todos, es un instrumento de libertad, seguridad y convivencia para el futuro Los españoles hemos sabido recorrer con determinación el camino largo, y a veces difícil, de la conciliación 1999 Los españoles hemos sabido fortalecer nuestra voluntad colectiva y nuestra unidad frente al largo desafío que la violencia terrorista ha lanzado contra el marco de convivencia democrático y plural que nos hemos dado Esa voluntad colectiva y esa unidad son las que han hecho posible el reconocimiento unánime de la sociedad hacia todas las víctimas del terrorismo y sus familias 2000 Entender la unidad nacional 1990 La libertad, el pluralismo y la solidaridad, elementos constitutivos de la democracia, reclaman de todos una aportación constante Los obstáculos hay que superarlos, los desafíos hay que afrontarlos y el éxito en el empeño dependerá, sin duda, del esfuerzo solidario de todos 1991 Por encima de diferencias de criterio en lo accesorio, hemos de tender al acuerdo en lo fundamental, al apoyo total y unánime a los intereses nacionales fácilmente identificables Si revisamos nuestro pasado reciente, podemos comprobar cómo los principales logros provienen del diálogo, del consenso y del pacto en el que cada uno ha de renunciar a un algo limitado para conseguir un todo general 1992 Hagamosunbloque, instituciones y ciudadanos, para enfrentarnos a los problemas. Todos. Dándonos la mano. Uniendo trabajo, inteligencia y bue- 1989 Quisiera desear que también cada uno de nosotros, en lo más íntimo de nuestro ser, derrumbemos con deci- No dejemos que legítimos intereses particulares se antepongan a los intereses generales